martes, 22 de agosto de 2017

Clivajes y Unique Salling Proposition en el #votojoven




Rubén Weinsteiner

Uno de los que más clara la tenía en Madison Avenue en términos de clivar, blanco-negro, a o b. Fue Rosser Reeves quien luego de convertirse en uno de los número uno de la publicidad comercial, realizó la primera campaña televisiva de marketing político en EE.UU. para Dwight Eisenhower –IKE-, y que le permitió a Ike, ganar una elección que a priori la tenía perdida.


Reeves creía en potenciar los clivajes que rigen los sistemas de preferencias de los segmentos jóvenes.


El 55% del sistema de preferencias del sujeto de elección joven , se juega en la parte más primitiva de nuestro cerebro, lo que llamamos reptiliano. La zona cerebral que se encarga de los instintos básicos de la supervivencia: guarida, comida, salud, deseo sexual, reproducción, seguridad, venganza, codificaciones amigo-enemigo, respuestas pelea-huye, el futuro, la muerte etc.


El Reptiliano es lo que le aseguraba a nuestros antepasados la supervivencia. Es que nos decía cuando podíamos quedarnos y cuando teníamos que huir, cuando podíamos relajarnos, y cuando teníamos que luchar, donde y cuando podíamos conseguir comida, guarida y pareja, como cuidar y defender a los hijos, y cuando debíamos abandonar un lugar para buscar otro. Se trataba y se sigue tratando de decisiones binarias, on-off, blanco-negro, hacer o no hacer.

La protección, la venganza, la seguridad, el poder, la supervivencia y los hijos, son ejes centrales en el metadiscurso reptiliano.

Gran parte del comportamiento humano se origina en esta zona, profundamente enterradas en el cerebro, son las mismas que en un tiempo dirigieron los actos vitales de nuestros antepasados.


El reptiliano busca, guarida, alimentación y educación y salud para la cría. El reptiliano se conmueve cuando el candidato lo toca, come y baila. Tocar, comer y bailar, tiene que ver con rituales tan primitivos como el reptiliano, son rituales atávicos, a través de los cuales el reptiliano decodifica, cercanía, “amigo” y no “enemigo”, y predispone al 45% restante compuesto por el cortex y el límbico, para recibir con buena predisposición los mensajes específicos.


Este cerebro primitivo de reptil se remonta a millones de años y aún dirige parte de nuestros mecanismos para cortejar, casarse, buscar hogar y seleccionar dirigentes.



En los segmentos jóvenes el reptiliano lleva a su máxima expresión el esquema binario. Por eso el joven ama o no ama, mucho más allá de la limitada y ‘civilizada’ empatía que pueden sentir los mayores.

Las definiciones reptilianas tienden a desplegarse entre dos opciones, entre la cuales, no elegimos siempre las más racional, sino la que prefiere nuestro cerebro reptil. Y no siempre es la obvia.

El cerebro reptil es un enorme yo. Sin él nos habríamos extinguido. El reptil no tiene compasión ni empatía. Sólo entiende los grandes contrastes: blanco o negro. No tiene tiempo de más. El reptil joven reduce opciones a lo binario para sobrevivir, aunque la realidad es más compleja y comprenderla a fondo requeriría una lógica difusa. Se trata de un sistema que posterga las abstracciones, va a lo tangible, y es profundamente emocional y visual.

Los clivajes se constituyen para interpelar directamente al reptiliano.

Una de las dimensiones más importantes para la construcción de una marca política poderosa en el voto joven, es la arquitectura de un discurso de poder sólido, en función de un clivaje eficaz.

El clivaje en comunicación política, es la división traducida en competencia que construye las singularidades y particularidades de una marca política, permitiendo plantearle a los sujetos de elección, una competencia con las demás marcas políticas.


Este esquema es claramente el que necesita para operar el reptiliano. El debate en términos reptilianos se organiza a través del esquema binario


Desde los históricos derecha-izquierda, conservadurismo-liberalismo en Estados Unidos o peronismo-antiperonismo, en la Argentina; o la UCR desarrollando un clivaje en torno a institucionalidad-clientelismo, Carrió acerca de transparencia-corrupción, Macri; ineficiencia-gerentismo eficiente, el kirchnerismo inclusión-exclusión (todos/as-pocos),: otros probaron consenso-enfrentamiento, mano dura-garantismo, modernidad primer mundística-atraso (lo viejo), privado-estatal, liberación o dependencia, etc.


Detrás de la alternativa, se propone un posicionamiento claramente reptiliano, que no admite un análisis puramente racional para definir de que lado se está.

Rosser Reeves fue el creador de los USP (Unique Salling Proposition) , un tipo de mensaje donde debía quedarle claro al receptor que había 2 opciones, pero que solo una era la buena.

Las USP se desarrollan a través de la diferenciación y la segmentación. El mensaje debe marcas las diferencias en relación públicos determinados.

La clave de las USP consiste en definir UN diferencial. Pero sólo uno, aquel difeencial que se constituya en la plataforma del posicionamiento marcario. Colgate es deja los dientes más blancos, y no sigue argumentando que además tiene el mayor poder de eliminación del sarro.
EL DIFERENCIAL ES UNO, y no porque no esté bueno tener más atributos, sino porque contaminan el posicionamiento, sobrecomunicando y metiendo ruido en el diferencial inicial.

Reeves lo hacía sin el menor cuidados de herir susceptibilidades, era directo en el ataque y en la defensa.

Cuando las barras de chocolate Mars empezaron a ceder terreno en el mercado ante el incremento de ventas de Hershey, los primeros recurrieron a Reeves por auxilio. Reeves encontró rápido una clara ventaja de Mars sobre Hershey, e instaló un mensaje directo a las madres, “Mars se derrite en la boca, no en la mano”.

Reeves hizo de Bic el bolígrafo más popular y más vendido. Se dio cuenta que el problema de los bolígrafos baratos, era que no duraban mucho. El diferencial era que Bic si duraba. Con una campaña que resaltaba la duración, instaló “Bic escribe la primera vez y todas las veces”.

En la guerra de los dentífricos, Colgate vs Crest, inventó un escudo protector invisible, al que llamó “Gardol” que según la publicidad, sólo Colgate tenía, y que se constituía según la publicidad como escudo de blindado de los dientes. Algo parecido hizo en la guerra de los antiácidos donde reinaba Tums, y gracias a la campaña de Reeves, Rolaids se quedó con la mayor parte del mercado.

Son muchos los casos que podríamos traer de clivajes de 2 marcas, donde Reeves empleó la técnica de la USP. En la industria del tabaco, los jugos de frutas, los autos, hasta que llegó a la política.



Organizar el debate y definir un clivaje

Plantear el eje divisorio, el clivaje, es organizar el debate, y el que organiza el debate acumula poder. Los comentaristas, los que opinan y reaccionan sobre lo que hace el que organiza el debate y el clivaje, resignan poder. Gana el que instala, dirige y por lo tanto controla el debate.



A lo largo de la historia, la construcción de los clivajes políticos viraron de la clivación por variables duras como religión, etnia o territorio a establecer clivajes por variables blandas.



I like Ike

La campaña presidencial estadounidense de 1952 pasó a la historia por ser la primera campaña electoral moderna. Aunque en el ámbito estatal ya se había producido alguna inmersión de las modernas técnicas importadas del marketing, fue el republicano Eisenhower quien dio entrada de estas innovaciones en las campañas nacionales. Principalmente con la planificación de la campaña y el desembarco de la televisión y los spots políticos.

Ike venía de ser un general victorioso en la segunda guerra mundial, y le había ido bien en su gestión en la Universidad de Columbia, pero muchos, según las encuestas lo consideraban “cuadrado” y poco inteligente, mientras que su rival demócrata, el profesor Adlai Stevenson era considerado brillante, casi un genio en las mismas encuestas.

Reeves se encontró frente al primer problema, sustituir el anclaje de Ike, y bajar del pedestal a Stevenson.



El más conocido de los spots electorales que Reeves realizó para la campaña de Eisenhover fue “I like Ike”.Sin embargo, no fue el único hito por el que se recuerda esta campaña. A este anunció lo acompañó una serie de anuncios titulados “Eisenhower answers America” (“Eisenhower responde a América”) y también el célebre “Checkers speech” con el que Nixon (por aquel entonces candidato a la vicepresidencia por el Partido Republicano) se exculpó de las acusaciones de corrupción que recaían sobre él. Una campaña de avanzada en lo que a comunicación política se refiere.


Sin duda, lo que distinguió a esta campaña es el uso de la televisión y la aplicación de las técnicas del marketing. Hasta ese momento los candidatos presidenciales habían rechazo estas herramientas por la degradación que de la política, pensaban, se hacía. Adlai Stevenson, el candidato del Partido Demócrata, apostó por anuncios largos, de unos treinta minutos, en lo que pronunciaba larguísimos discursos. Por su parte, Eisenhower, el candidato republicano, acudió a Madison Avenue a buscar a Rosser Reeves, quién le propuso una serie de spots, “Eisenhower answers America”, basados en un formato sencillo e innovador de escaso metraje en el que el candidato republicano escuchaba y contestaba una pregunta de un ciudadano.



Ike compró el formato y Reeves encargó a Gallup que sondeara al pueblo estadounidense para averiguar cuáles eran las principales preocupaciones de los ciudadanos. Éstas serían las respuestas que el candidato debía ofrecer. La corrupción, el costo de la vida y la Guerra de Corea fueron los principales temas a los que los ciudadanos exigían respuestas. Con este material Reeves empezó a trabajar en su estrategia global.

Storyboard original

En primer lugar elaboró el storyboard de los spots. Un esquema sencillo en el que contextualizaban una situación cotidiana con unos ciudadanos (gente de la calle elegida cuidadosamente) que realizaba una pregunta a la Ike ofrecía una respuesta sencilla y directa. Muy próxima a lo que la gente de la calle demandaba. Un spot breve, del que se grabaron unos cuarenta, en la línea del moderno “I lile Ike” y muy alejado de los largos formatos que hasta entonces se habían empleados.

Para facilitar que el mensaje llegase adecuadamente a los ciudadanos y que fuese retenido, la estrategia debía cumplir con una serie de objetivos. En primer lugar preveía un bombardeo constante. Es por ello por lo que este formato, el del spot publicitario, era la fórmula perfecta. Por un lado permitía enviar mensajes de manera breve muchos mensajes, en poco menos de medio minuto, y optimizaba los recursos económicos. La compra de espacios en televisión resultaba sumamente costosa, por lo que estos formatos breves reducían la inversión que debía realizarse. Además, lógicamente, la potencia del ingenio comunicativo de Reeves necesitaba de un correcto emplazamiento en la parrilla televisiva. Por este motivo la campaña compró espacios en las pausas de publicidad de los programas más vistos de aquel momento.

En ningún momento se concibió como una estrategia aislada. Los spots debían estar en sintonía con los discursos, entrevistas, propuestas… que Eisenhower realizaba a lo largo de la campaña. El contenido debía relacionarse con todo lo dicho para optimizar su capacidad persuasiva. Con tal propósito Reeves aportó ideas para sus discursos integrándolas en los anuncios, y por otro lado, incluyendo frases e ideas que utilizaba en sus respuestas a América en los discursos que pronunciaba después de la emisión de los spots. Así se facilitaba la memorización de las principales ideas. Algo que, a juicio de los expertos contratados, influiría muy positivamente en el comportamiento electoral de los ciudadanos.



Eisenhower obtuvo una victoria rotunda en las elecciones. Muchos piensan que ante la inconsistencia del candidato demócrata hubiese ganado igualmente sin necesidad de recurrir a estas nuevas técnicas de comunicación. Sin embargo lo que es seguro es que esta campaña supone un punto de inflexión. Había nacido un nuevo modo de hacer política en el que lo visual se convertía en el eje de la acción. A partir de ese momento toda actividad política debe visualizarse. Debe mostrarse a los ciudadanos. La política cambió en sus formas.



Otredades y clivajes

Lo que trajo como innovación publicitaria y luego en materia de comunicación política es el formato de clivaje que observamos en el #votojoven

Desde el marco investigativo llegamos a la conclusión que hay ejes que no han servido para construir poder y votos, como seguridad y corrupción y otros que si, como economía y formas. Seguridad y corrupción han sido altamente eficaces para construir malestar, pero no para construir votos.


La otredad en el clivaje es el arquetipo que personifica los rasgos personales que nuestro espacio niega de si mismo. Si nosotros tenemos sensibilidad social, por lo tanto no insensibles, ese rasgo negativo, que indudablemente tiene en algún lugar nuestro espacio, lo depositamos en la otredad. De esa manera se va construyendo un negativo fotográfico del propio espacio, una imagen que almacena todas aquellas cosas que no nos gustan y que rechazamos.



La otredad en el clivaje es el "malo perfecto", porque su atractivo reside en que complementa al "bueno". Luke y Vader, Sherlock Holmes y Moriarty, Jekyll y Hide, Yago y Otelo, incluso Batman enfrentándose a un guason desordenado y caótico, representante de todo aquello que Batman no puede ser.


En 1944 en la Escuela de Frankfurt, Adorno y Horkheimer ya habían advertido el rol de la publicidad referido a este tipo de clivajes. Publicitás la marca no para que sea conocida, sino para generar en la mente de la gente una sensación de inseguridad al momento de toparse con la otra marca, y eso hace que dude en comprarla. Aunque esa marca de producto o servicio sea mejor que el que tiene mucha promoción. La lógica según Adorno y Horkheimer no es "COMPRAME A MI" sino "NO COMPRES LO QUE NO SOY YO".


El clivaje permite presentar lo que uno es, reforzado por lo que uno no es, en un esquema binario, si-no, blanco-negro, un planteo fácil de asumir, del tipo “de que lado estás” a los electores jóvenes. Y ese de que lado estás es muy movilizador, tanto para la decisión acerca de que lado uno se pone, para el compromiso de identificación y porque en los segmentos jóvenes, en definitiva, la lucha contra poderes grandes con final abierto, es uno de los más poderosos constituyentes del sistema de preferencias.

Rubén Weinsteiner

Trump visita la frontera para poner en agenda el tema del muro

El presidente llega a una base de la policía de fronteras en Yuma, en el desierto de Arizona, donde existe una valla


Donald Trump se hará este martes su foto en la frontera como presidente de Estados Unidos. Al menos, cerca de la frontera. El primer viaje del presidente al Oeste del país tiene como primera parada un cuartel de la policía de fronteras en Yuma, Arizona, a pocos kilómetros de la línea con México. Es una nueva oportunidad para presionar sobre la efectividad del muro que está intentando que le financie el Congreso. Después, el presidente tiene previsto darse un baño de masas en Phoenix, una ciudad que lo recibe en tensión.

Donald Trump sube al Air Force One para volar a Arizona, el martes.

Trump aterrizó en Yuma poco antes de las dos de la tarde locales. Durante la visita a un puesto fronterizo, tenía previsto ver cómo funciona un drone Predator de vigilancia y hablará con miembros de la policía de fronteras y el Ejército. Yuma, en el desierto que separa Arizona de California, tiene varios alicientes para esta visita. Primero, es el único condado habitado de la frontera que votó por Trump, aunque con un margen muy estrecho. Segundo, ha sido citado como un ejemplo de que el muro fronterizo funciona.

Un desierto inhóspito separa el primer punto civilizado de Arizona, la autopista 8, de las afueras de San Luís del Río Colorado, en Sonora, de donde salen los coyotes con los migrantes que intentan cruzar por allí. En medio, hay tres vallas y unos 30 kilómetros de camino. Es el lugar más peligroso para cruzar los más de 3.000 kilómetros de frontera. La valla metálica de Yuma, visible desde la autopista y es una de las imágenes más poderosas de la división entre los dos países. La agenda de la visita no deja claro si Trump aprovechará para hacerse esa foto.

La Casa Blanca descarta un perdón a Joe Arpaio hoy


Sobre toda la jornada de Donald Trump en Arizona planea el fantasma del exsheriff Joe Arpaio. Condenado por desacato por negarse a cumplir una sentencia de un juez federal, el sheriff de las tácticas racistas contra los inmigrantes en Arizona se muestra dispuesto a aceptar un perdón del presidente, y el presidente ha dicho que se lo está pensando. Sin embargo, al tiempo que el avión del presidente aterrizaba en Yuma, la portavoz de la Casa Blanca dijo a los periodistas que no hay ningún plan de anunciar nada al respecto en el mitin de hoy en Phoenix.

Trump y Arpaio son viejos aliados. El sheriff del condado de Maricopa (Phoenix), de 85 años, perdió las elecciones después de 23 años en el cargo el pasado noviembre. Arpaio fue durante la última época, por voluntad propia, la cara del racismo contra los inmigrantes en Estados Unidos. Fue condenado por prácticas inconstitucionales en su persecución de los indocumentados. AL no cumplir la sentencia, fue condenado de nuevo por desacato el pasado mes de julio. En octubre se conocerá la sentencia, que podría ascender hasta a seis meses de cárcel.

El sector de Yuma se tiene por los responsables de la vigilancia de fronteras como un ejemplo de la efectividad del muro fronterizo. En un artículo publicado este martes en USA Today, la secretaria interina de Seguridad, Elaine Duke, asegura que Yuma estaba “acosada por el caos por un flujo sin fin de inmigrantes y drogas por la frontera”. Gracias a la construcción de un muro a partir de 2006 y la ampliación del número de agentes, argumenta Duke, las detenciones están hoy en una décima parte de las 800 anuales que tenían los agentes de este sector en 2005. Duke afirma que “las lecciones de Yuma son claras y obvias y se deben aplicar al resto de nuestra frontera”. Los expertos afirman que las vallas ya existen allí donde son necesarias.

Trump intenta que el Congreso le financie un muro fronterizo cuyo coste se estima en 22.000 millones de dólares y cuya construcción debería haber empezado ya según sus planes. Por el momento, ha conseguido que la Cámara de Representantes apruebe 1.600 millones para iniciarlo. La visita de este martes se entiende como una oportunidad para presentar su argumento sobre el terreno.

Pero el plato fuerte de la visita del presidente a Arizona será por la noche en el Centro de Convenciones de Phoenix, la capital del Estado, donde tiene previsto un acto puramente de campaña. Fue en este mismo lugar cuando el 1 de septiembre del año pasado, Trump dio el mitin más duro sobre inmigración de toda su campaña presidencial, apenas unas horas después de haber sido recibido por Enrique Peña Nieto en el palacio presidencial de Ciudad de México. Aquí fue donde dijo que México pagaría por el muro “aunque todavía no lo saben”.

Trump llega a una ciudad en tensión por tener que acoger su primer evento con público después de haberse echado encima a parte del país por sus comentarios sobre la violencia en Charlottesville hace 10 días, cuando mostró una inaudita equidistancia entre una manifestación de neonazis (uno de ellos mató a una persona) y los contramanifestantes. El alcalde de Phoenix, el demócrata Greg Stanton, pidió públicamente al presidente que retrasara la visita hasta que las cosas estén más calmadas. Hay al menos media docena de manifestaciones planeadas contra Trump en Phoenix este martes.

El presidente llega también al Estado donde están siendo más evidentes sus tensiones con el partido republicano. De los dos senadores republicanos de Arizona, uno, John McCain, fue el que hundió con su voto la propuesta para eliminar el sistema sanitario de Barack Obama. El otro, Jeff Flake, acaba de publicar un libro donde critica duramente a Trump y dice que su partido ha hecho un pacto con el diablo que no merece la pena. El gobernador, el republicano Doug Ducey, no acudirá al mitin, con la excusa de que tiene que coordinar la seguridad en Phoenix.

Por el pago de intereses de deuda, en julio el déficit fiscal creció 18,6%

 El Ministerio de Hacienda destacó que el déficit primario del mes cayó 9,3%. En lo que va del año el déficit creció 40,1%.


El Ministerio de Hacienda informó este martes que el resultado primario del Sector Público Nacional no Financiero (SPNF) en julio fue un déficit de $22.090 millones, 9,3% menor que el déficit de igual mes del año pasado. Al sumarle los $10.631 millones erogados en concepto de pago de intereses de deuda, el déficit total o "déficit financiero" fue de $ 32.720,9 millones, 18,6% más que en julio de 2016.



Los intereses de deuda crecieron en julio 230,4% respecto de igual mes del año pasado y fueron el concepto que más creció en la comparación interanual. En los primeros siete meses del año, los pagos de intereses avanzaron 77,6%, respecto de igual período del año pasado, por lo que cada vez es mayor la brecha entre el creciente déficit financiero -que contempla el pago de intereses de deuda- y el menor déficit primario, que es la diferencia entre los gastos y los ingresos corrientes.



Con el resultado fiscal de julio, en lo que va del año, el déficit fiscal primario ascendió a $166.375,2 millones, lo que implica un incremento de 21,3% comparado con los primeros siete meses de 2016, ya que los ingresos crecieron a razón del 31,4% interanual mientras que los gastos primarios lo hicieron al 30%. Si además se contempla el peso de los $121.892 millones pagados en concepto de intereses de deuda, el déficit total ascendió a $288.267 millones, un 40,1% más que entre enero y julio de 2016.



Así, aunque no son pocos los economistas que advierten por el creciente déficit total, desde la cartera que preside Nicolás Dujivne aseguraron que "Este resultado muestra que el Gobierno está bien encaminado para cumplir la meta de resultado fiscal por tercer trimestre consecutivo ya que el déficit acumulado en los primeros siete meses del año se ubicó en 1,7% del PBI, mientras que la meta acumulativa para el tercer trimestre es 3,2% del PBI".



En julio, los ingresos del Tesoro crecieron 28,3% interanual, 5,4 puntos porcentuales más que los gastos, que crecieron 22,9%. "El crecimiento del nivel de ingresos estuvo impulsado por una mayor actividad económica, manifestada principalmente en un incremento en términos reales en la recaudación en Aportes y Contribuciones a la Seguridad Social, en el Impuesto a las Ganancias y en el Impuesto al Valor Agregado", detalló el comunicado oficial.







En los primeros siete meses del año, los pagos de intereses avanzaron 77,6%, respecto de igual período del año pasado, por lo que cada vez es mayor la brecha entre el creciente déficit financiero y el menor déficit primario.

En efecto, los ingresos tributarios fueron de $ 173.885 millones y representaron la amplia mayoría del total de los ingresos que ascendió a $ 185.137 millones.







Por el lado del gasto, los datos de julio muestran una importante desaceleración del nivel de gastos, que se incrementaron 22,9% interanual, frente a un crecimiento del 31,5% durante el primer semestre del año.







"Esta desaceleración del gasto obedece principalmente a una reducción de 29,3% interanual en el gasto en subsidios económicos. En este rubro se destaca la caída de 49% interanual en los subsidios destinados al sector energético", explicó el comunicado de Hacienda.







"El gobierno continuó durante julio priorizando el gasto de capital y las prestaciones sociales que crecieron 66,0% y 45,9% interanual, respectivamente. Dentro de las prestaciones sociales el aumento de las jubilaciones y pensiones contributivas fue de 47,5% respecto al mismo mes de 2016. En lo que hace al gasto de capital, se registraron importantes aumentos en transporte, vivienda y urbanismo, y agua potable y alcantarillado", agregaron desde el equipo de Dujovne.







Con al gasto de capital, las mayores erogaciones se destinaron a Transporte, a Vivienda y Urbanismo, y a Agua Potable y Alcantarillado. En el primer caso, obedecen a las obras de construcción y mejoramiento de rutas y caminos a cargo de la Dirección Nacional de Vialidad. En Vivienda y Urbanismo sobresalen las transferencias a las provincias del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda para el programa vivienda y desarrollo urbanístico; y en Agua Potable y Alcantarillado las mayores partidas se destinaron a las obras de expansión, renovación y desarrollo de la infraestructura para los servicios de agua potable y desagües cloacales realizadas Aysa.

Estados Unidos paralizará las exportaciones argentinas de biodiésel

El gobierno de Donald Trump le impondrá aranceles del 70% al biocombustible de Argentina. Allí se destina el 90% de las exportaciones.



Estados Unidos le impondrá aranceles de hasta el 70% al biodiésel argentino, dado que el gobierno de Donald Trump considera que el combustible local está subsidiado. El país es destino del 90% de las exportaciones, por lo que paralizará a la industria.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos consideró que las exportaciones de biodiésel de Argentina están subsidiadas y aplicará altos aranceles compensatorios a su importación. Los impuestos irían desde un 50,29% a un 64,17%. En 2016, las importaciones de biodiésel de Argentina fueron de U$S 1.200 millones.

En un duro comunicado, el presidente de la cámara de exportadores de biodiésel cuestionó la medida y dijo que causará la "paralización inmediata" de los envíos a Estados Unidos, adonde va más del 90% de las ventas.




"La decisión del gobierno norteamericano es sorprendente e injustificada; muestra un alto grado de discrecionalidad y una política proteccionista que no se encuentra acorde a lo establecido por la Organización Mundial de Comercio. En la Argentina no existen subsidios para beneficiar las exportaciones de biodiésel", dijo Luis Zubizarreta, presidente de CARBIO.

China insta a EE.UU. a "corregir su error" tras sancionar a empresas chinas vinculadas con Pyonyang


Pekín insiste en que EE.UU. debe levantar las sanciones impuestas contra varias compañías chinas en relación a Corea del Norte, informa Reuters.


Después de que Washington sancionara este martes de forma unilateral a empresas e individuos chinos vinculados con Corea del Norte, China ha instado a Estados Unidos a "corregir inmediatamente su error", según lo anunció el portavoz de la embajada china en EE.UU., informa Reuters.

De esta forma Pekín urge a Washington a "no afectar a la cooperación bilateral acerca de cuestiones relevantes", ha agregado.

Horas antes, EE.UU. anunció la ampliación de las sanciones que buscan aislar a Pyonyang, lo que afectó a varias empresas de China, Rusia, Namibia y Singapur. Las restricciones también van dirigidas contra seis personas en particular, entre ellas un ciudadano chino.

Además de la imposición de sanciones, Washington sigue ejerciendo presión sobre el comercio del país asiático. La semana pasada el presidente estadounidense, Donald Trump, autorizó una investigación sobre China por supuestos casos de robo de propiedad intelectual. La investigación se llevará a cabo en conformidad con una ley que permite a EE.UU. establecer unilateralmente barreras a la exportación de bienes al país. "Esto es solo el comienzo", declaró el mandatario.

Por su parte, el diario 'China Daily' lamentó que, en lugar de promover los intereses de EE.UU., "la politización del comercio solo agravará los problemas económicos del país [norteamericano] y envenenará las relaciones entre Pekín y Washington".

The long tail o la microsegmentación 3.0 en el #votojoven



Por Rubén Weinsteiner
 
 
La larga cola (The Long Tail), es una expresión entre otras cosas utilizada, para describir determinados tipos de distribución más allá de los segmentos grandes, donde los microsegmentos se convierten en críticos y esenciales. Desde la microsegmentación electoral 3.0, hasta para describir negocios como Amazon o Netflix. Se la utiliza en economía, matemáticas, epistemología, sociología, y viene de las distribuciones estadísticas (Zipf, Ley de potencias, distribuciones de Pareto y en general las distribuciones de Lévy) .
La web social, cambió las leyes de distribución de la información y las reglas del mercado. La reducción de costos de comunicación, distribución, impacto, almacenamiento y recepción de feedback, permiten que ya no sea necesario focalizar los negocios en pocos productos, pocas propuestas y pocos y grandes segmentos. Este nuevo escenario reduce el poder de fuego de los medios de comunicación tradicionales.
Ahora existen básicamente dos mercados:
1. El mercado tradicional de los grandes segmentos, centrado en el alto rendimiento de pocas propuestas.
2. Los microsegmentos, basado en la suma o acumulación de todos los pequeños microsegmentos interpelados de manera diferenciada, que sumados  pueden igualar o superar al primero.
Ambos mercados son los que se encuentran representados en el gráfico de The Long Tail, son la cabeza y la cola del gráfico, respectivamente.
El mercado tradicional  presentaba limitaciones geográficas y físicas: en ese mercado, en el pasado, las marcas comerciales así como las marcas políticas necesitaban concentrar una audiencia numerosa y generar una gran demanda en un ámbito geográfico manejable y rentable para su negocio.





La Biblioteca de Babel
Borges imaginó la biblioteca de Babel, una biblioteca imposible que tenía todos los libros del mundo y en disponibilidad inmediata. Borges la describía como un edificio inconmensurable. Imaginemos todos los libros del mundo juntos. Esa biblioteca resultaba absolutamente inviable desde un punto de vista comercial-operativo,  ya que no se pueden ocupar recursos físicos para almacenar y económicos para comprar, libros que se venderán una vez cada 50 años o nunca. Sin embargo esa biblioteca existe, es Amazon, todos los libros y con disponibilidad inmediata. El modelo de negocio de la Web social, hace que la información se convierta en el insumo estratégico mas importante en la construcción de costos. No hace falta tener todos los libros en un solo lugar, y ni siquiera tenerlos adquiridos, lo que hace falta es conectar con mucha gente y estar atento a las demandas para satisfacerlas.
La larga cola funciona también en la colonización de subjetividades y construcción de votos. Cuando el costo de oportunidad de llegada es alto, sólo las segmentos más numerosos concentrados y tradicionales son interpelados con las propuestas de campaña. Pero como funciona la larga cola, las demandas, anhelos, gustos, intereses, temores e insatisfacciones de los grupos más chicos, también se pueden abordar en forma eficaz y contundente.
La larga cola presenta oportunidades para introducir en la campaña enfoques y propuestas de nicho. Éstas fomentan la diversificación de las propuestas y perspectivas planteadas, y para construir discursos en consonancia con las demandas de muchas y diversas personas  que son los que conforman la cola larga. De esta manera, la larga cola abre un gran espacio para la diversidad.

Escala y larga cola
Antes Michael Jackson o Madonna vendían decenas de millones de discos, hoy nadie vende esas cantidades, porque la nueva comunicación, permite que grupos chicos adquieran visibilidad, posicionamiento y puedan constituir fans en los lugares mas diversos y remotos. Los costos de distribución de la información se modificaron radicalmente. Si bien nadie vende tanto como antes, muchas bandas venden poco, su música es bajada pagando o no, viralizada en You Tube y en definitiva conocida y consumida, por muchas personas.
En ningún macrosegmento se observa tan  claramente la dinámica de la microsegmentación como hacia el interior del #votojoven. Porque los jóvenes, son más flexibles, adoptan nuevos intereses, cambian, se enamoran más fácilmente, se sienten parte de nuevos colectivos rápido, se juntan, se agregan, se separan, se vuelven a agregar, se comprometen mucho más rápido que los mayores.
El nuevo escenario impone microsegmentar al interior del voto joven por variables blandas (focos de pertenencia, pertinencia e interés tribal), no tanto por variables duras (edad, años de escolaridad, lugar de residencia, religión), es decir, por lo que los jóvenes hacen más que por lo que los jóvenes  son.
Esto sucede básicamente porque se han homogeneizado los diferentes segmentos definidos por variables duras. Si en el año 1960 filmábamos a una platea en un cancha de fútbol, y luego la comparábamos con un video de la popular, íbamos a encontrar personas diferentes, vestidas de forma diferente, que hablaban diferente. El mismo ejercicio hoy nos mostraría que la gente en la platea y en la popular son muy parecidos, se visten igual, y hablan de la misma manera.
La cultura que viene propone una microsegmentación por variables blandas que agrupan segmentos en forma transversal, donde se cruzan los microsegmentos y agrupan a personas diferentes a través de diversos aglutinadores , y los ponen en escenarios  diferentes a los protagonizados por la generación de sus padres.
Los microsegmentos constituidos por variables blandas se ordenan como el resultado de una articulación de demandas específicas y no tradicionales. Las personas demandan cosas y los que demandan las mismas cosas se agrupan en un determinado segmento, pero se sienten parte, de diferentes grupos, con diferentes demandas, por eso el abordaje microsegmentado es tan poderoso, porque nos permite interpelar personas a las cuales no llegaríamos con un abordaje tradicional. Por ejemplo si una persona de ninguna manera votaría al candidato F, y esta persona tiene un hermano esperando un transplante, y el candidato F propone un plan de transplantes que le plantea una luz de esperanza, quizás F puede llegar de otra manera a esa persona. Ahí queda expuesta la multidimensionalidad del sujeto político que se siente parte, por demandas específicas, de diferentes microsegmentos.
Los segmentos grandes demandan cosas de una marca política determinada, y esa marca política no puede absorber todas las demandas de los segmentos grandes, y los segmentos grandes requieren que se satisfagan todas sus demandas, por lo tanto  esas marca políticas no puede constituirse en una contrapartida coherente de esos macrosegmentos. La demanda requiere la totalización y como no la encuentra en una sola marca se parte en microsegmentos , pidiéndole las mismas cosas a diferentes oferentes.

Los pujas por los microsegmentos son las que definen elecciones.
 
En Febrero de 1983, Lúder lideraba las encuestas 52 a 49, fue cuando el equipo de campaña de Alfonsín se propuso microsegmentar y atacar un grupo muy específico de mujeres-madres que votaban por primera vez,- no habían votado en 1973- sub 29, hijas o esposas de peronistas y que habitaran el conurbano bonaerense. La movida apuntaba a torcer el voto natural por herencia, folklore o inercia de un segmento al que se atacó con dos comerciales: uno que planteaba que se terminaría el servicio militar, y que lo único obligatorio sería el secundario y el otro tocando la cuerda de la igualdad de oportunidades para todos los chicos. La jugada consistía en rebelar a un microsegmento acotado y relativamente pequeño. La historia es conocida Alfonsín obtuvo la presidencia, Armendáriz ganó en la provincia de Buenos Aires , y el análisis de la elección señala que las mujeres de ese segmento votaron masivamente a la UCR.
Alan García en 2006, medía tercero lejos detrás de Ollanta Humala y Lourdes Nano, sabía que si le ganaba a Nano, segunda, por 1 voto entraba en segunda vuelta y ganaba. Necesitaba colonizar un microsegmento de menos de 1% y lo obtuvo. En la segunda vuelta derrotó a Humala y consiguió la presidencia.
En la primera mitad del 2011, el Kirchnerismo planteó su estrategia de segmentación sobre variables duras;  los jóvenes, los trabajadores, los jubilados, el campo, organizaciones sociales, etc. En la segunda mitad de 2011, el gobierno  ya había aprendido  dos lecciones; el 24 de Junio la lección santafecina y el 10 de julio la porteña, donde los números de Del Sel y Macri pusieron en crisis los paradigmas de segmentación por variables duras. A partir del segundo semestre y de cara a las elecciones de Agosto y Octubre, la estrategia  del Kirchnerismo viró hacia sistemas de microsegmentación por variables blandas. Ya no lo que la gente es, sin lo que la gente hace, el investigador que volvió, el chico que lanza la jabalina, el industrial que reabrió su fábrica, las bandas de rock, una ama de casa, el actor, el albañil, la maestra rural, el kiosquero, los chicos que volvieron a la escuela, historias individuales que tenían puntos de intersección con historias de personas diferentes a las citadas. Ese” todos” que se construye por segmentos duros, dejó lugar al “cada uno” construido desde la microsegmentación blanda. Este cambió reflejó el reconocimiento de un escenario más sofisticado, con una complejización del nivel de demandas de las personas, donde todos estamos mucho más mezclados y donde se impone un pensamiento más complejo.
Cuando se trata de abordajes quirúrgicos, hay que apuntar a objetivos muy puntuales y definidos, concentrarse en ellos para tener precisión y poder de fuego.
 
Grandes números y pequeños datos
Obama obtuvo en el macrosegmento joven el 66% en 2008 y el 60% en 2012, con esa ventaja corrigió todas las desventajas que acumulaba en los demás macrosegmentos.
La campaña de Obama, fue una típica campaña de microsegmentación apoyada en la cola larga, muy especialmente en el voto joven. Se focalizó en grandes números y pequeños datos obtenidos de las redes sociales, con los cuales se construyeron modelos complejos, con una enorme cantidad de variables e indicadores operacionalizables, sistematizando propuestas y preguntas,  induciendo reacciones y respuestas, para diseñar los microsegmentos.
Estos datos sirvieron para potenciar y maximizar la eficacia de cada llamado telefónico, cada timbre tocado y cada cuadra caminada por los candidatos. Teniendo en cuenta las especificidades de cada lugar, cada barrio, marcos y eventos que congregaban a la personas.
La macro clasificación de los perfiles en microsegmentos, determinó  los diferentes niveles de  permeabilidad de cada microsegmento  a los diferentes  estímulos narrativos y discursivos de la campaña.
 Microsegmentar es la tarea: arte y precisión
Cuando microsegmentamos estamos no solo reconociendo microsegmentos, sino diseñándolos, dándoles entidad y eligiéndolos para construir mediante la suma de microsegmentos, el número objetivo de votos a alcanzar. Estos microsegmentos se cruzan y transversalizan.
Esta tarea impone revelar una importante dosis de creatividad, para identificar variables blandas articuladas a favor de demandas no tradicionales. Es un trabajo antropológico quirúrgico, de precisión y orfebrería, de desagregación de colectivos chicos y de  enfoque en factores aglutinantes diversos.
Una matriz de microsegmentación, contempla una serie de conjuntos que se suman, restan e intersectan, según las variables blandas que operacionalizemos. Variables blandas que ordenan microsegmentos, como por ejemplo discapacidades específicas: sordos, ciegos, autistas, cuadripléjicos. Desórdenes mentales. Personas que están esperando transplantes, adictos en recuperación u orientaciones sexuales, nos plantean el desafío de un abordaje específico desde el marco epistémico, discurso, propuestas de políticas activas que planteen perspectivas emocionales potentes para problemas específicos, jerga, sensibilidades, simbología y ritualidad, códigos, humor, límites, referentes y emisores de confianza, etc.
Las personas son multidimensionales, les puede gustar determinada música, determinados autores literarios, deportes, trabajo, ser heteros, ser gays. Pueden tener un pariente adicto, o dificultades para concebir un hijo, pertenecer a determinada religión o hacer yoga, practicar un deporte en particular, tener  aficiones o hobbys, ser fan de una banda, ser inquilinos, dueños de PYMES, pertenecer a una fuerza de seguridad, a pueblos originarios, sufrir miedos, obsesiones, desórdenes de salud mental, o gente cercana en esa condición, necesidades insatisfechas, sueños.
Puede haber alguien fanático de los redondos, millonario o indigente, cristiano o judío. Puede un gran empresario rico ser tan hincha de Boca como un desocupado de Ingeniero Budge. Es decir, una persona puede ser parte de uno, dos o diez microsegmentos y puede ser abordado en términos de consonancia emocional de mensaje, de múltiples maneras.
Construir mensajes específicos microsegmentados y potentes
Cuando microsegmentamos más que pensar en lo que decimos debemos enfocarnos en a quien se lo decimos.
Las  tres  dimensiones instrumentales básicas y fundamentales  para desarrollar  un plan estratégico de interpelación de los microsegmentos en el voto joven son:
a) Ubicuidad: actuar donde están las personas objetivo, donde interactúan los integrantes del microsegmentos.
b) Consonancia: impactar en cada segmento de forma diferenciada y quirúrgica con los temas relevantes como constituyentes latentes del microsegmentos.
c) Acumulación: Repetición, reproductibilidad y presencia
En cuanto al discurso político microsegmentado en el voto joven los fundamentals de la narrativa política son:
a) La política como acción instrumental, que pone en la mira un problema específico del microsegmento, y establece propuestas racionales de fines y medios para su solución.
b) La política como expresión simbólica, de la vida en común, como mecanismo de reconocimiento de pertenencia a un microsegmento y de pertinencia hacia los problemas.
c) La política como formalizadora de las vínculos sociales hacia adentro del microsegmento y de este hacia afuera.
En el voto joven, los microsegmentos, los colectivos, las tribus y las agregaciones se despliegan en forma transversal por deseo, por sobre la necesidad. La marca política como intermediaria, legitima esos deseos y promete hacerse cargo de los mismos.
Las demandas de funcionalidad y expresión se constituyen a partir de la  necesidad, las demandas de la emoción se ordenan desde el deseo. El #votojoven se resuelve por emoción y deseo, mas que por utilidad y necesidad.

Rubén Weinsteiner

#BigData y #votojoven




Rubén Weinsteiner



En 2009 estalló una nueva gripe que combinaba las cepas de la gripe aviar y la gripe porcina. La Ciencia la llamó H1N1 y se expandió rápidamente.

Los ministerios de salud de todos los países del mundo, preveían una epidemia complicada, que se iba a propagar velozmente.

Algunos la comparaban la gripe de 1918, la gripe españolaque afectó a 500 millones de personas y que causó decenas de millones de muertes.



La paranoia cundía en todos lados, la gente no iba al cine, muchos comenzaron a usar barbijos, los padres estaban aterrorizados por sus hijos. No había ninguna vacuna disponible.



La estrategia de los ministerios de salud de los diferentes países era lentificar la propagación. A eso aspiraban de máxima. Pero para ralentizarla necesitaban saber donde estaban los focos.



En EE.UU. los Centros de Control y Prevención de enfermedades, pedían que los médicos alertaran ante cada caso nuevo de la nueva gripe.

Entre que la persona se sentía mal, pasaban unos días, recién ahí iba a una guardia médica, y el mecanismo burocrático de detectar los síntomas, confirmar la gripe, preparar los informes y procesar la información, (la CDC clasificaba una vez por semana) hacía que entre la aparición de cada caso y la confirmación pasaran 2 semanas.

Con una epidemia así dos semanas es muchísimo.

Los gobiernos estaban desbordados, se desató una histeria mundial.

La solución apareció desde Google. Desde la compañía le explicaron al gobierno de EE.UU. que Google podía identificar rápido y en tiempo real, los focos de la gripe, no sólo en EE.UU. sino en todo el mundo.

Google recibe casi 4000 millones de búsquedas diarias, las archiva todas, y puede identificar desde donde viene cada búsqueda y clasificarlas por tema.



Google puso como parámetros los síntomas de la enfermedad y podía establecer desde donde y cuantas personas buscaban en Google, cosas que estuvieran relacionadas con los síntomas de la gripe H1N1.



Google tomó como parámetro las búsquedas durante otras epidemias gripales parecidas. Había muchas búsquedas que eran hipocondría pura. Pero al cruzar búsquedas dentro de los grandes números de la Big Data, empezaron a identificar los focos de propagación. Para eso utilizaron 450 millones de modelos matemáticos para identificar los focos más consistentes, y de esa manera identificaron 45 palabras de búsqueda que tenía una correlación directa con los focos que iba confirmando la CDC.

Google no sólo que detectaba los focos, sino que lo hacía en tiempo real.

Big data es dedo en el pulso en tiempo real, es tener todos los datos, no una muestra, es poder operar con todos esos datos, y es poder plantar, pescar y buscar respuestas.

La Big Data representa un cambio disruptivo en lo que hace a cuantificar y comprender comportamientos. Una inmensa cantidad de cosas que hasta acá no podían medirse, almacenarse, analizarse, compartirse y utilizarse.


Hasta acá nos manejábamos con el muestreo, ahora tenemos todos los datos y los podemos manejar.

Con la Big Data podemos predecir con precisión a través de la correlación de una enorme cantidad de datos.

Las redes sociales nos dicen que hacen, que les gusta, adonde van, a quien quieren y a quien no, millones de jóvenes. No hace falta encuestarlos, la Big Data está ahí. Es oro para los que estudiamos los sistemas de preferencias de los jóvenes.


Todo esto en tiempo real, midiendo humores, tendencias, demandas, insatisfacciones, rechazos, con el dedo el pulso segundo a segundo.

Que decir, donde, como, cuando, a través de que medios.

Con la Big Data obtenida en la Web social se puede microsegmentar y afinar el discurso, microsegmentar las piezas publicitarias, explorar deseos, miedos, demandas, ya no desde la extrapolación de una muestra, sino de la totalidad de los datos.

Rubén Weinsteiner

Podemos insta a revisar las relaciones entre España y Arabia Saudí y Qatar


Pablo Iglesias, en primer plano y entre Xavier Domènech e Irene Montero, el pasado julio en el Congreso.

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha pedido una revisión de las relaciones empresariales con Arabia Saudí y Qatar por ser dos países desde los que se alimenta el yihadismo, y ha criticado las relaciones de la monarquía española con la saudí, que "perjudican la imagen internacional de España y ofenden a buena parte de la ciudadanía".

Iglesias ha publicado en varias redes sociales un comentario sobre la lucha contra el terrorismo y el consenso político que se reivindica, en el que asegura que ambas cosas "requieren que el PP y sus aliados asuman qué es Arabia Saudí". A su juicio, el compromiso de estos partidos con ciertos sectores empresariales "pesan demasiado y les hacen desatender la responsabilidad de Estado".

El líder de Podemos subraya que la respuesta penal al terrorismo es ineficaz y se necesitan otras vías de lucha. Insiste en que la monarquía absoluta saudí tiene un papel clave en el "desarrollo de los mantras de los que se nutren las redes terroristas" y reclama que se revise la relación con ese país, algo que constituye ya, dice, "un clamor social" en España. También reclama control férreo del movimiento del dinero y de los paraísos fiscales, cruciales en la financiación del terrorismo.

"Deben reconocer que los intereses empresariales españoles en Arabia Saudí y Qatar no pueden condicionar nuestra política de Estado y deben asumir que las relaciones de la monarquía española con la monarquía saudí perjudican la imagen internacional de España y ofenden a buena parte de la ciudadanía", dice Iglesias.
Uso político del terrorismo

Iglesias asegura también que ha sido su partido, Podemos, el que ha "hecho entender" al Gobierno que el consenso frente al terrorismo es más importante que la unanimidad sobre ciertas medidas y que es la razón de que ayer se pudieran sentar nuevas fuerzas políticas, como observadoras, en la reunión del Pacto Antiterrorista en Madrid.

En su opinión, los partidos que se negaron a firmar el pacto antiterrorista no comparten que "el eje de la lucha contra el terror sea endurecer la legislación penal" y "renunciar" a las libertades, que es la única vía emprendida a su juicio por el PP.

Además, acusa a los dirigentes populares y de Ciudadanos de usar la política antiterrorista para atacar a sus rivales políticos, a los que les asegura que Podemos seguirá con una "política de responsabilidad de Estado" y de llevar iniciativas al pacto contra el yihadismo: "Hasta el momento somos la fuerza política que más propuestas ha presentado en las reuniones".

Indio Solari: "Estoy como la mayoria de la gente"

Trump abre la puerta a un acuerdo político con los talibanes en Afganistán



No precisa si ordenará un aumento de tropas




"Cambios drásticos" en la estrategia de EEUU para Afganistán. El presidente Donald Trump anunció en la madrugada del lunes al martes su intención de continuar con la guerra sin dar detalles sobre un posible aumento de tropas, y se mostró abierto a la posibilidad de un acuerdo político con los talibanes que resuelva la guerra más larga de la historia de Estados Unidos. Mientras, su secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmó apoyar conversaciones entre el grupo insurgente y el Gobierno afgano "sin condiciones previas".

Desde la base militar de Fort Myer (Virginia) —un enclave simbólico por su proximidad al famoso cementerio de Arlington—, Trump rechazó "hablar de números de tropas ni sobre nuestros planes de actividades militares", después de que medios estadounidenses adelantasen que anunciaría un refuerzo de entre 3.800 y 3.900 soldados, cifra que el Pentágono considera insuficiente para neutralizar a los talibanes. Los insurgentes han ganado terreno desde 2015 y ahora controlan el 40% del país, según un informe del inspector especial para Afganistán (Sigar) difundido este mes. Estos soldados se sumarían a los 8.400 que están desplegados actualmente, un año y medio después del final de las operaciones de combate de la OTAN.

"Las condiciones sobre el terreno, no los plazos arbitrarios, guiarán nuestra estrategia a partir de ahora. He dicho muchas veces lo contraproducente que es anunciar con antelación las fechas en las que esperamos comenzar o acabar nuestras operaciones militares", añadió Trump, en una crítica a su predecesor, Barack Obama, quien en mayo de 2014 anunció una reducción drástica del contingente y fijó la retirada definitiva para finales de 2016. "Los enemigos de Estados Unidos nunca sabrán nuestros planes (...). No diré cuándo vamos a atacar, pero atacaremos", añadió.
Cuatro razones por las que el atentado de Afganistán debe importarte


"En 2011, Estados Unidos se retiró a toda prisa y equivocadamente de Irak, y nuestros costosos avances cayeron de nuevo en las manos de los enemigos terroristas", lo que "dio un refugio seguro al Estado Islámico para expandirse", argumentó. Semanas después de declarar que no entendía por qué tropas de EEUU llevan tanto tiempo desplegadas en un país tan remoto, el presidente aseguró que una retirada de Afganistán "crearía un vacío" que aprovecharían "el Estado Islámico y Al Qaeda (...) como ocurrió antes del 11 de septiembre".

El mandatario intentó librarse de la decisión sobre Afganistán al conceder en junio al jefe del Pentágono, James Mattis, la autoridad de aumentar en hasta 3.900 soldados las tropas en el país, aunque Mattis se negó a enviar más tropas si Trump no autorizaba una estrategia clara. Al presidente no le convence la idea de aumentar la dotación y, según medios estadounidenses, es más partidario de utilizar contratistas privados de seguridad que asuman parte de la carga que ahora recae sobre las fuerzas estadounidenses. El artífice de esa propuesta, el empresario Erik Prince, apuesta por enviar a 5.500 contratistas para que trabajen con las fuerzas afganas y entrenen los batallones que combaten a los insurgentes.
El presidente estadounidense Donald Trump, en la base militar de Fort Myer, en Arlington, Virginia. (EFE)

Después de anunciar que reforzará la estrategia militar, el presidente advirtió al Gobierno afgano de que su apoyo "no es un cheque en blanco", y que espera ver "reformas" y resultados "reales". "Nuestra paciencia no es ilimitada, y mantendremos los ojos abiertos", subrayó el mandatario, quien añadió que Pakistán tiene "mucho que perder" si sigue "albergando" a "organizaciones terroristas" y a los talibanes dentro de sus fronteras. "Hemos pagado a Pakistán miles de millones de dólares mientras albergan a los mismos terroristas que estamos combatiendo. Esto tiene que cambiar y cambiará de inmediato", amenazó. Aunque el presidente puso énfasis en el "cambio" de estrategia hacia Pakistán, no precisó la manera en la que este se concretará.

"En último término, depende del pueblo de Afganistán tomar las riendas de su futuro, gobernar su sociedad y lograr una paz duradera. Somos un socio y un amigo, pero no dictaremos al pueblo afgano cómo vivir o cómo gobernar su compleja sociedad", afirmó Trump. "No vamos a volver a construir naciones. Vamos a matar terroristas", zanjó.

¿Qué demonios le pasa a la izquierda?




Ramón González Férriz



Mark Lilla, un pensador de quien ya les he hablado, ha publicado esta semana un libro sobre la izquierda estadounidense en la era Trump. El título se podría traducir como 'El progresista del pasado y el del futuro', y aborda muchas de las disfuncionalidades de la izquierda de nuestro tiempo. Es un libro centrado en la izquierda estadounidense, pero todo lo que dice sirve, matizado, para la europea y la española.

Según Lilla, la izquierda estadounidense ha tomado tantas malas decisiones en las últimas décadas que tiene difícil recuperar el voto de las mayorías. Para empezar, se ha olvidado de ideas como “el bien común”, "la ciudadanía” o “el nosotros” para refugiarse en la “identidad” de algunos grupos y de las minorías. Se trata de una izquierda que ya no pretende representar mayoritariamente a los trabajadores, sino a profesores y a periodistas obsesionados con su propia identidad —mujeres, hombres, blancos, negros, asiáticos, homosexuales, heterosexuales, del sur, del nordeste, de clase media, de clase baja, etcétera— y que ha olvidado los fines de la política para el conjunto de la sociedad.
Desconfíe de los intelectuales (aunque seguramente ya lo hace)


Para Lilla, esta izquierda, sobre todo los jóvenes universitarios que conformarán la élite progresista dentro de unos años, ya no es capaz de elaborar argumentos políticos complejos sobre el progreso del país o una idea determinada de sociedad, sino que siempre piensa la política en términos identidad, y especialmente de una herida, ofendida por las demás identidades. Por explicarlo con sus palabras: si antes los estudiantes solían iniciar la exposición de sus ideas diciendo “Yo pienso A, y estos son mis argumentos”, ahora dicen “En tanto que mujer (u hombre, o blanco, o negro, u homosexual, etcétera), me siento ofendido por lo que has dicho”.
'The Once and Future Liberal. After identity politics', de Mark Lilla

¿Cómo se ha llegado hasta aquí? Para Lilla, todo procede de la deriva que la izquierda adoptó en los años sesenta. Entonces, dice, la izquierda se obsesionó con la frase “lo personal es político”. Tradicionalmente, dice el argumento, se pensaba que por un lado estaban los asuntos públicos —como los salarios, la igualdad ante la justicia o la eficiencia de las administraciones—, que era de lo que había que discutir políticamente. Y, por otro lado, estaban los asuntos privados -—la sexualidad, la familia, los gustos—, que estaban fuera de esa contienda. La nueva izquierda de entonces, sin embargo, estableció que absolutamente todo era político, puesto que ninguna esfera de la vida estaba exenta de las relaciones de poder que se producen entre humanos. Eso hizo que, de los sesenta en adelante, la izquierda se galvanizara con asuntos como el feminismo, los conflictos raciales, las preferencias sexuales o lo políticamente correcto.

Pero con esa frase, según la cual “lo personal es político”, dice Lilla, la gente, simplemente, empezó a confundir las dos cosas y a pensar que la participación política no era más que el hecho de “expresar quién eres”, hacer que los demás acepten la definición que tú haces de ti mismo y convertir todo el juego político en la necesidad de que esa identidad sea respetada. El socialismo tradicional tenía poco interés en reconocer la individualidad y se preocupaba sobre todo por lo social, por una idea del bien común. La nueva izquierda representó exactamente lo contrario y eso ha llevado a la izquierda actual, fragmentada e incapaz de conseguir mayorías amplias surgidas de todos los grupos sociales, a un debate inagotable sobre matices identitarios que a la sociedad en general no suele interesarle demasiado.

Para Lilla, esta izquierda ya no es capaz de elaborar argumentos políticos complejos sino que piensa la política en términos identidad

Es una tesis interesante, pero probablemente indemostrable. Cuando Lilla empezó a publicar artículos sobre este tema tras la elección de Trump (uno de ellos lo publicó en castellano la revista 'Letras Libres' y puede leerse aquí), fue rápidamente acusado de machista y de racista por feministas y miembros de minorías de izquierdas, lo cual en cierto sentido le daba la razón. Pero también hay algunos puntos débiles en sus muy bien hilvanados argumentos: para empezar, si la izquierda ha dejado atrás su identificación puramente obrerista es probable que sea porque cada vez hay menos obreros a los que pedir el voto. Además, Lilla comete un error muy habitual en la discusión política: reclama una nueva unidad alrededor de ciertas ideas compartidas, pero esas ideas, por supuesto, son las suyas, no las de los demás, que suele desdeñar. Y, por último, creo que tiende a sobreinterpretar la victoria de Trump, que en última instancia no tuvo una composición de votantes muy distinta que la de cualquier otro candidato republicano previo.
Así funciona la nueva lucha de clases (explicada por tres expertos)


En todo caso, antes decía que este diagnóstico puede ser útil para entender las izquierdas europea y española, pero no estoy seguro de en qué grado. Las sociedades europeas son mucho más homogéneas en términos raciales, pero el proceso de desindustrialización y de desaparición de empleos fabriles ha sido parecido. Los movimientos feministas y defensores de las minorías sexuales han adoptado buena parte del lenguaje y las tácticas de sus equivalentes estadounidenses. Y, como ha sucedido allí, expresiones de la izquierda que hasta hace no mucho parecían confinadas en la universidad vuelven a estar presentes en el debate público, como las ideas de la llamada escuela de Frankfurt sobre la virtud burguesa y el sexo, la mezcla de retóricas marxistas y psicoanalíticas, una especie de resistencia general a la vida en sociedades modernas y una tendencia a ver en el neoliberalismo la explicación a cualquier cosa que no funcione.

Esta crítica muy compleja a todo lo que en la democracia liberal se considera “sentido común” —lo sea o no— está de vuelta en el debate público. Y más allá de mis simpatías por este viejo/nuevo lenguaje de la izquierda, estoy de acuerdo con Lilla en que esta lo tiene muy difícil para conquistar mayorías por el mero hecho de que su marco es demasiado complejo y contraintuitivo. Fue interesante ver cómo Podemos, consciente de esta dificultad, intentó en varias ocasiones hacer campaña renunciando a este lenguaje, pero es también interesante ver cómo vuelve a él constantemente porque, a fin de cuentas, es su cosmovisión. Y es muy difícil renunciar plenamente a ella, aunque te condene a no ganar.

Quizá la esencia de la izquierda después de la caída del mundo soviético resida en estar en crisis y no acabar nunca de encontrarse a sí misma

Como se ha dicho muchas veces, quizá la esencia de la izquierda después de la caída del mundo soviético resida en estar permanentemente en crisis y no acabar nunca de encontrarse a sí misma. A pesar de ello, ha tenido triunfos notables en las últimas décadas reinventándose de una manera u otra —de Clinton a Blair, de Zapatero a Obama—. Pero quizá sí sea cierto que ahora mismo, también en la izquierda española, se está produciendo un problema endémico dentro de los bloques ideológicos: una competición interna para ver quién es más puro, quién rechaza más al adversario, quién se opone con más fiereza al “sentido común”. Cuando la política es dominada por esta tendencia —que, ciertamente, la derecha sabe advertir mejor y rechazarla—, los partidos se convierten en seminarios y sus medios de expresión en hojas parroquiales, que muchas veces son virulentas. Todo el mundo exige más bondad a los demás, pero en público justifica sus propias carencias mostrando su sensación de que está siendo ofendido y acosado (a veces con razón, en otras no). Cuando la política de izquierdas se limita a eso, la derecha gana. Lo entendió muy bien Steve Bannon, el exestratega en jefe de Donald Trump, antes de ser despedido, cuando le dijo a un periodista que le parecía muy bien que la izquierda se obsesionara con discutir sobre el racismo y sus raíces históricas, porque entonces la derecha hablaría de cómo acabar con lo que se percibía como la desleal competencia china en materia comercial y cómo subir los sueldos de los trabajadores, y en ese contexto su idea de derecha ganaría siempre. Es una idea dolorosa. No sé si cierta. Pero quizá debamos prestar atención a los argumentos de Lilla.

Los 11 millones de Colombi









Los 11 millones de Colombi y del Ministro de salud de la provincia de Corrientes, Cardozo

En los últimos días se hizo viral un audio difundido a través de WhatsApp, que circula entre los teléfonos de altos dirigentes de la UCR; en el que una mujer relata las penurias del actual ministro de salud y líder de la agrupación radical Ateneo del Parque, Ricardo Cardozo; a quien el gobernador Ricardo Colombi le habría reclamado 11 millones de pesos desaparecidos de la campaña para la elección municipal del 4 de junio, en el que Eduardo Tassano fue electo intendente de la Ciudad de Corrientes. “El Gobernador le dijo delante de todos, le amenazó delante de los dirigentes más allegados: hay un faltante Cardozo de 11 millones, que me tenés que devolver. Sí o sí me tenés que devolver, porque esa plata es de compromisos que tengo. Sí o sí acá tienen que aparecer los 11 millones. Es un quilombo el Ministerio que no tenés una idea. Todo el mundo anda preocupado”, relata el audio.
El incómodo testimonio se hizo masivo en los últimos días cuando un alto dirigente del Comité Capital de la UCR se equivocó -queda la duda si fue de manera accidental o intencional- al reenviar el archivo de audio a través de la aplicación WhatsApp.
En el audio una funcionaria de la cartera sanitaria -a quien vamos a identificar con las iniciales “S”- le cuenta a un destinatario llamado “Alberto”, la probable renuncia del titular de la cartera sanitaria local.

A continuación se transcribe el revelador testimonio que circula entre los teléfonos de los dirigentes radicales de la Capital Provincial:
S: Qué haces Alberto. Cómo andas amigo?
S: Che, sabías que se va Cardozo!
S: Que lo van, medio que lo rajan.
S: El Gobernador le dijo que presente su renuncia.
S: Él está diciendo que es por cuestiones de salud, pero el “gordo” le dijo que presente su renuncia. Que se vaya. Vos sabias eso? Yo me entere ayer en el Ministerio!
S: Es un quilombo el que tiene Cardozo, porque se quiso quedar con 11 millones pesos que el gobernador le dio para la campaña, para los gastos. Y en una reunión (el Gobernador) le dijo: “hay un faltante Cardozo de 11 millones, que me tenés que devolver. Acá hay un faltante. Sí o sí me tenés que devolver, porque esa plata es de compromisos que tengo. Sí o sí acá tienen que aparecer los 11 millones que faltan”, le dijo.
S: Viste que Cardozo se infartó y dice que anda enfermo. Anda enfermo porque el Gobernador le está presionando por los 11 millones. Delante de todos le metió una presión, le amenazó delante de todos los dirigentes radicales, los más allegados obviamente. En esa reunión le dijo a Cardozo: “devolveme o devolveme, porque va a haber consecuencias si no me devolvés los 11 millones”.
S: Y bueno, dice que Cardozo comenzó a devolverle la guita, en las bolsas le mandaba desde el Ministerio al Gobernador. La plata la sacaba del Ministerio de Salud, obviamente.
S: Y todo eso le generó al tipo (Cardozo) una preocupación porque no llegaba con la guita, porque el “gordo” le puso un plazo. Lo amenazó. Le dijo que esa plata es de un compromiso. Y le dijo: “Sí o Sí me devolvés” y le dijo de todo delante de los otros. Y bueno, le fue devolviendo; pero más vale, el tipo anda con dolor de pecho, hipertenso, re preocupado, cagado en las patas.

S: A todo nos nos hicieron creer que Cardozo andaba con sobrepeso, que jugando al fútbol tuvo un infarto. Nada que ver boludo, era por la plata ajena que se la quiso quedar y el gobernador le reclamó. La cuestión es que ahora el “gordo” le dijo hace algunos días “que pida su renuncia”; quiere que se vaya le dijo.

S: Ayer me contaron en el Ministerio. Alberto, es un quilombo el Ministerio que no tenés una idea. Todo el mundo anda preocupado. El que aparentemente se va a quedar es Pérez. Algunos no quieren que quede Pérez, porque es un pendejo que no sabe nada. Eso decían los viejos. Pero el gobernador parece que confía en Pérez, porque viste que a Pérez el gobernador lo puso en el cargo.

S: Aparentemente va a quedar; porque cuando Cardozo se enfermó, cuando pidió licencia, Pérez ya lo suplantó. Así que, aparentemente, lo rajan a Cardozo porque se quiso quedar con los 11 millones del gordo. El gordo lo agarro y le encajó una apretada delante de todos. Lo mandó al frente y le pidió que le devuelva la guita.

La CGT copó Plaza de Mayo y todavía no define el paro nacional

Schmid, el único orador, dijo que en septiembre se reunirán para definirlo. Daer no subió al palco.




La CGT concretó este martes la movilización a Plaza de Mayo contra la política económica del Gobierno y amenazó con un paro nacional, a pesar de las diferencias internas que se reflejaron en un palco donde hubo ausencias destacadas como las de Héctor Daer.


Miles de trabajadores de la CGT coparon la Plaza, avenida de Mayo y las dos diagonales con ayuda de una importante movilización de la izquierda y en menor medida de las organizaciones sociales como Barrio de Pie y la Ctep de Juan Grabois.

El acto culminó con el discurso del integrante del triunvirato Juan Carlos Schmid, único orador, que anunció la convocatoria para el próximo 25 de septiembre a una reunión del Comité Central Confederal de la CGT para "iniciar un plan de lucha que incluya un paro general" y ""todas las medidas que sean necesarias para el interés de todos los trabajadores".

Durante un discurso con fuertes cuestionamientos a la política económica del gobierno, Schmid respondió a las acusaciones de la Casa Rosada sobre un tinte electoral de la protesta. "No venimos a levantar ninguna candidatura ni detrás de ninguna conspiración", afirmó el jefe del gremio de dragado y balizamiento.

"Venimos a presentar nuestra agenda social", aseguró Schmid, que detalló los puntos de ese reclamo: aumento de emergencia de los jubilados, que terminen las intervenciones en los sindicatos, rechazo a cualquier reforma laboral o previsional, defensa del modelo sindical y los convenios colectivos de trabajo, control de precios y emergencia alimentaria."Uno de cada tres argentinos no llega a fin de mes", disparó Schmid.

Al comienzo de su discurso, Schmid se refirió a la desaparición de Santiago Maldonado y criticó fuertemente a Patricia Bullrich. "Venimos a reclamar la aparición con vida del compañero Santiago Maldonado. La señora ministra, tan ejecutiva en desalojar obreros de las fábricas, tiene que actuar con la misma celeridad para aclarar la desaparición, no queremos otro Julio López", gritó.Tras amenazar con el paro, Schmid quedó en una situación de fortaleza respecto del resto de los triunviros, que habían sido chiflados en los últimos actos de la CGT.

Pese a que no subió al palco, Daer movilizó a parte de su gremio de Sanidad en la intersección de Reconquista y Rivadavia, cuidándose de no entrar con las banderas a la plaza. Lo mismo sucedió con otro de los dirigentes cercanos a Florencio Randazzo, Antonio Caló, que sólo movilizó una seccional de la UOM; mientras que el Masa de Omar Viviani no movilizó. En tanto que el tercer triunviro, el barrionuevista Carlos Acuña, llevó su columna por avenida de Mayo.

UPCN participó activamente de la marcha, pese a que Andrés Rodríguez había adelantado que no estaba pensado convocar a un paro nacional. Quien más gente movilizó fue el moyanismo, que llevó a todas sus vertientes, con Camioneros a la cabeza.

Burson-Marsteller: el marketing políticode la dictadura



En el período 1976-1983, la dictadura militar montó un vasto aparato publicitario para no sólo adoctrinar a los ciudadanos y legitimar su accionar, sino también para acallar y desmentir a los organismos de derechos humanos, y denuncias desde el extranjero, catalogados por los militares como la "campaña antiargentina".

 En las décadas de 1970 y 1980, Burson-Marsteller organizó la campaña de la dictadura militar argentina (1976-1983) destinada a impedir las denuncias internacionales por violaciones a los derechos humanos, siendo la autora del conocido slógan  «los argentinos somos derechos y humanos».

En el libro The Shock Doctrine, Naomi Klein dice que:
Victor Emmanuel, el ejecutivo de Burson-Marsteller que estaba a cargo de vender al mundo el nuevo régimen favorable a las empresas de la junta de Argentina, le contó a un investigador que la violencia era necesaria para abrir la economía "proteccionista, estatista" de Argentina. "Nadie, pero nadie, invierte en un país envuelto en una guerra civil", dijo, admitiendo también que no fueron solo guerrilleros quienes murieron. "Mucha personas inocentes probablemente fueron asesinados," le contó a la autora Marguerite Feitlowitz, pero, "dada la situación, se requería una inmensa fuerza".

Por el servicio y las gestiones cobrarían alrededor de medio millón de dólares. Y trabajarían en coordinación con el organismo estatal creado para la organización del evento, el Ente Autárquico Mundial 78 (EAM 78), a cargo del capitán de navío Carlos Lacoste.
En su libro "La vergüenza de todos", el periodista Pablo Llonto explica la estrategia encarada por Burson: "La agencia había concentrado sus actividades de propaganda en dos tácticas: la utilización de los íconos argentinos que mejor impacto tenían en el extranjero y el soborno escondido de periodistas a los que se los invitaría a escribir sobre ’un país distinto’ (...) Para el segundo paso, Burson elaboró listas de periodistas americanos y europeos a los que se podía embarcar en primera clase, alojarlos en los más elegantes hoteles y rodearlos de acompañantes que los convencerían de la paz argentina."

El plan puesto en marcha incluía "utilizar" la imagen de personajes populares de la farándula, el espectáculo y el deporte nacional, como por ejemplo, el automovilista Juan Manuel Fangio, el boxeador Carlos Monzón, el tenista Guillermo Vilas, los actores Carlos Balá y Juan José Camero, o el relator de fútbol José María Muñoz, para mencionar algunos.
Fangio viajaba al exterior a hablar de la "verdadera argentina". Monzón daba exhibiciones de boxeo en los campamentos del ejército para los soldados que capturaban guerrilleros. Muñoz sería "la voz" del mundial, instando al pueblo argentino a mostrarse ordenado y prolijo en las canchas, no tirando papelitos, ya que nos estaban viendo en el exterior. Balá decía constantemente en los televisores de cada argentino: "vamos muchachos, con buena letra, y va a ser mundial". 
Rubén Weinsteiner

#marcapolítica y segmento #Punk en el #votojoven



Por Rubén Weinsteiner


“Una vez más, estos movimientos son interesantes en la medida en que, más allá de lo que representan y una vez el momento de efervescencia paroxístico ha pasado, los valores puestos en obra contaminan el conjunto del cuerpo social. Contaminación que es más o menos discreta, con frecuencia se vive en menor medida, o que permanece cubierta en las zonas oscuras del cuerpo social, hasta que ésta sea despertada por otra irrupción”.

Michael Maffesoli

Rubén Weinsteiner @marcapolitica

El segmento Punk se constituye alrededor de una de las tribus urbanas más antiguas a nivel mundial. Es un segmento altamente ideologizado, y con un marco filosófico rico que sustenta esa ideología.

Sus integrantes ya sea desde su núcleo duro, o desde círculos concéntricos de pertenencia y pertinencia más blanda, se identifican, y sustentan esa identificación con solidez intelectual, con ideas anarquistas, nihilistas y anticapitalistas.

Como otros segmentos construidos alrededor de tribus urbanas, el movimiento Punk, surgió en torno a una corriente musical.

Los pilares de los Punks son tres:

1) Música

2) Ideología

3) Apariencia

Nacen en Inglaterra, en la segunda mitad de los 70, como una contestación social de los jóvenes, al sistema político y a las concepciones socioculturales de la época.

La post crisis de la suba del petróleo del 73, que determinó un sacudón fuerte en el modelo político, económico y social a nivel mundial, generó en Inglaterra una fuerte suba de los precios, y una caída pronunciada de la actividad económica.

El desempleo golpeó fuertemente a los sectores medios y bajos, y el estado benefactor comenzó a retirarse. Desempleo, inflación, caída fuerte del consumo, suba de las tarifas, por la suba del petróleo, y falta de contención social, produjeron una situación de grave deterioro del tejido social.

Los hijos de los nuevos desocupados, sintieron que el sistema los había expulsado, y que le obturaba toda esperanza de un futuro promisorio.

Esos jóvenes, desde sus consignas y su apariencia, se enfrentaron al sistema y fueron bautizados como Punks, término que podemos traducir como vagos o despreciables, adoptando una estética que intentaba corporizar aquel desclase que había producido el sistema. Se vistieron como vagabundos, con sacos viejos, rotos, pelos desordenados, con crestas y teñidos, remeras con agujeros etc.

La primera consigna de los Punks fue: “no hay futuro”, consigna que condensaba la falta de expectativas positivas y de ilusiones, un profundo escepticismo y descreimiento de las normas y pautas sociales.

Los Punks no pretendían como lo hippies de los 60 cambiar el sistema, sino que estaban convencidos que el mismo debía ser destruido, que sus propias contradicciones internas iban a determinar su fin. Había que enfrentar el sistema, ayudar a su colpaso, para fundar un sistema nuevo.


Las primeras bandas icónicas Punk, fueron The Sex Pistols y The Clash, mientras que en EE.UU. con un sello menos contestario y más frenético se consolidaban The Ramones, de New York, cultores del Punk Rock.

El primer factor reactivo fue la apariencia. Los Punks decidieron vestirse, maquillarse y usar el pelo, de una manera que escandalizara y resultara molesto, repulsivo, chocante para los adultos británicos.

A lo largo de los 40 años de existencia, hubieron mutaciones y diversificaciones en términos de lo musical. En todos los casos se mantuvo constante el gran despliegue de energía, pilar constitutivo del Punk, basado en una de las premisas Punk “hacelo vos mismo”. Porque para la filosofía Punk, cualquiera que tenga ganas de ejecutar un instrumento, toque bien o no tanto, debe tocar y expresarse.

Hay ahí conceptos de autoestima, seguridad y autosuficiencia, que se aplican a todos los ámbitos de la vida cotidiana de los Punks, y son base para el despliegue de la contestación social y cultural.

Luego del surgimiento en Inglaterra, el movimiento Punk se expandió en europa, EE.UU. y latinoamérica. Si bien al principio aparecían como raros personajes marginales, hoy a 40 años, sin perder la rebeldía ni la postura crítica y contestataria, los Punks conviven y desarrollan trabajos de los más diversos en muchísimas sociedades.



En Latinoamérica, los primeros punks no fueron hijos de desempleados de las clases medias, medias bajas y bajas, los primeros Punks latinoamericanos fueron hijos de las clases altas, que no sufrían problemas económicos, pero se sentían disconformes y oprimidos en una Latinoamérica llena de dictaduras militares. Esos jóvenes en tiempos pre Internet, eran los únicos que podían viajar a Europa y EE.UU. y ver a los primeros Punks, y así importar la tendencia.

A lo largo de los años fueron modificando su estética, y sus formas musicales. Han surgido vertientes del Punk, que dejaron de lado la crítica y la contestación social, como por ejemplo los Straight Edge, una subtribu que se atribuye haber creado el estilo Hardcore-Punk, y pregona un estilo de vida alejado de las “prácticas autodestructivas” y más vinculado a la solidaridad y a la dimensión colectiva, como estrategia de cambio de la sociedad, más que la protesta social.

En Argentina una de las primera y emblemáticas bandas Punk fue “Los Violadores”, uno de sus primero temas, “viejos patéticos” decía:

“Hay que volar con lo establecido

A la salida de las dictaduras en latinoamérica, los Punks crecieron y se expandieron. En Argentina l desplegarse horizontalmente, se sumaron jóvenes de los conurbanos, jóvenes de bajos recursos. Que a diferencia de los primeros Punks, no tenía dinero para viajar, ni para comprar discos ni revistas importadas.

Hacia fines de los ochenta en Argentina, los Punks, ampliaron su base popular, y las bandas ya tenían una impronta más suburbana, popular y hasta barrial, que los Punks originarios.

Los adolescentes comenzaron a comprometerse e identificarse con lo Punk. Aparecen Ataque 77 y Flema, y discográficas independientes que acompañan esta movida más cercana a The Ramones que a las bandas británicas.

La estética Ramones, de jeans chupines, remeras gastadas zapatillas de básquet altas y flequillo, cerraba más con la idiosincracia del conurbano bonaerense que estética británica.

La contestación tomó otros formatos, líneas discursivas más simples, más cercanas al escenario propio, expresadas por la adversión profunda a la policía, el tomar cerveza y al universo joven del conurbano y los barrios medios y medios bajos de las ciudades.

“Me levanto a la mañana

me voy a trabajar

jornada agotadora

caos laboral

el sol calienta los cerebros

y encima hay que aguantar

que vengan los ratis a molestar

allá vienen los ratis”

“Aguantar” – Defensa y Justicia



Proletario y popular
En los noventa menemistas, con el derrumbe económico y social, en Argentina, pero también en el resto de Latinoamérica, donde en muchos países se aplicaron políticas ortodoxas neoclásicas, siguieron creciendo los Punks como contención y escape para muchos jóvenes, que como los fundadores en Inglaterra, se sentían expulsados del sistema.

En los noventa, la dimensión individual era el clima de época, y frente a esto se rebelaban estos nuevos Punks, menos ilustrados que los de los 80, menos dogmaticos, más populares, barriales y de origen proletario.

Las bandas que hicieron comercial la música Punk, llevaron esta cultura a los medios masivos, que intentaron de esta manera sumarlos al sistema. Tal es el caso de Ataque 77 con los programas de Pergolini.

De esta manera lo Punk se hizo visible, comercial y masivo, mutando parte de su esencia y adaptándose al nuevo escenario.

Los Punks aún con las diferentes líneas internas, son animales políticos, muy ideologizados, son militantes full time, sus ideas se estructuran alrededor de la anarquía, la libertad contrapuesta al estado opresor y rechazan el transar con el sistema, más allá del trabajo para vivir.

Algunos Punks, en Buenos Aires, militan en organizaciones como la Biblioteca Popular José Ingenieros y la Federación Libertaria, organizaciones anarquistas con más de 100 años de trayectoria, donde discuten, escriben y militan.

Una corriente interna de los Punks está compuesta por los Okupas, movimiento nacido en Europa junto a la música Punk, hijos de clase media y media alta, que ocupaban terrenos y casas para protestar por las dificultades de acceder a la vivienda para los jóvenes.

En Latinoamérica, en muchos países, incluida la Argentina, los Okupas viven en comunidad, se consideran anarquistas, se autogestionan, rechazan las jerarquías hacia adentro de sus organizaciones y hacia fuera.

Hoy los Punks se han integrado al sistema, laboralmente, empresarialmente y hasta socialmente.

Los punks plantean que para operar los cambios y apurar el colapso de lo viejo, hace falta cambiarlo desde adentro.

Ya no s diferencias desde la apariencia, no se ven muchas crestas ni la simbología y ritualidad original

Prevaleció si lo ideológico, sobre todo al llegar a determinada edad, los Punks se van quedando con el con el ideario



Ecologismo y animalismo
El ecologismo ha sido uno de los intereses de un sector del movimiento punk. Muchas bandas han venido citando en sus canciones los problemas de la contaminación, la explotación desmedida de los recursos por la sociedad industrial y el mercado de consumo, el cambio climático y el calentamiento global, etc. Este tema ha llegado incluso a formar un pilar fundamental de algunas de sus corrientes, ya desde los tiempos de la banda pionera Crass. El crustcore y el straight edge son vertientes del punk en que abundan las letras sobre ecologismo político.



Muchos de los colectivos o ambientes punk se declaran colectivos pro-ecologismo y pro-derechos de los animales. Suele haber grupos dedicados a la organización de charlas y la edición y distribución de literatura ecologista y política, ecologismo en los hábitos de consumo, agricultura, vegetarianismo y alimentación vegetariana, veganismo, etc.

El discurso animalista también hizo que el punk se aproximase a filosofías de carácter espiritual como el hinduismo, el budismo, o la secta Hare Krishna.

Anti-religión
El punk se presenta como una cultura mayoritariamente atea (también antiteísta o irreligiosa). Un sector del movimiento punk hace énfasis en este aspecto criticando constantemente a las costumbres de religiosidad social del cristianismo al uso, por considerarlas hipócritas, y a las instituciones y discursos religiosos en general, por considerarlos un disfraz del control social y el mantenimiento de posiciones de poder. El ateísmo más racionalista dentro del punk opta por un discurso que parte de la negación de la idea de "Dios" y de toda clase de misticismo.

Pero también hay declaraciones directas de afinidad con ideas religiosas vinculadas a algunas bandas musicales o seguidores del punk. Una de las primeras inclusiones de afinidades religiosas en el punk puede considerarse Bad Brains, uno de los grupos pioneros de hardcore, afines al rastafarismo. También son conocidas afinidades con religiones orientales como el hinduismo y el budismo.

También hay un fuerte sector agnóstico desligado de la discusión religiosa.


Ideología y concepción política

En el pensamiento punk, “la ley”, “la autoridad” es corrupta e intolerable. La policía, la religión, los gobiernos y cualquier otra institución pueden reprimir al ser humano, considerándolos peligrosos para la sociedad. La autoridad conduce siempre a la corrupción y al abuso. Las ideas sobre este tema provienen, en parte, de la ideología del anarquismo. La brutalidad policial y la discriminación institucionalizada que sienten ellos alimentan esta posición.

El Punk se erige como una fuerza instituyente que contraria a lo instituido en razón de que cumple con las características que Castells le atribuye a los discursos alternativos.

Al igual que los discursos alternativos, el Punk propende por cambios de mentalidad mediante la construcción de significados compartidos que desafíen las relaciones de poder tradicionales y/o existentes. Al respecto, John Sinclair, poeta y manager de la banda MC5, expresaría: “Nuestra oportunidad era la revolución cultural por cualquier medio, incluyendo al rock, las drogas y el sexo en las calles... esa era la prioridad”.

La cita destaca, la intención de cambio y animo revolucionario a los que se debe el Punk. La novedad que trae consigo y que es coherente con el esfuerzo de este acápite, es que deja de manifiesto como el Punk se desliga de la violencia y privilegia como arma de cambio determinadas manifestaciones artísticas y actitudes, las cuales se proyectan como revolucionarias en consecuencia con la antinomia de valores que expresan y promueven. Imbuida por esta lógica, Mary Harron, cofundadora de la revista a la cual el Punk le debe su nombre y directora de cine, señalaría: “Cuando más grave se vuelve el panorama político, cuanto más reprime y excluye, más valiosa se vuelve la imaginación para hacerle frente”.

Consecuente con el propósito de cambiar mentalidades, el Punk en sus diversas expresiones pretende “abrirle la cabeza a la gente a otras posibilidades mediante manifestaciones radicales que amplíen los límites de lo permitido”, para lo cual “moviliza sentimientos de vida y actitudes frente al mundo que se han relacionado y son parte de la continuidad vital de expresiones contestatarias, artísticas y políticas que han surgido para abogar por la libertad del ser humano”.

Por este camino, el Punk se ha convertido “en un medio regenerador de la conciencia humana, en un manera de interpelar al mundo, de autorepresentarse y salir del anonimato social. En un mecanismo para rechazar la impotencia social y ser escuchados cuando siempre se ha sido callado”, superando de este modo la simple composición de estilos y confiriéndose un lugar preponderante en la generación, transformación o desarrollo de modos de existencia, marcos de referencia, saberes singulares e incluso nuevas artes.

Asimismo, como fuente de construcción de significados compartidos que riñen con lo instituido formalmente, discursivamente el Punk “como ningún otro estilo, entra por los ojos y crea un mascara tan visible como insólita: cuerpo-imagen serán reivindicados como espacios propios, individuales, en los que se puede ser consecuente con el libre albedrió: Hazlo tú mismo (tu ropa, tu música, tu grabación, tu revista), sé como quieras (no como otros deseen que seas). La norma es la ruptura con la norma: si algo no pega, póntelo; si algo suena mal, tócalo. Simples, feos, sucios y groseros, invierten el orden de las cosas y los valores”. El “Punk en sus propios discursos, a través de las letras de las canciones, refleja las fallas sociales que la lógica colectiva procesa y oculta, descentrando e invirtiendo el sentido de las cosas, porque el movimiento Punk, así como su realidad, quiere verse como el inverso de la razón colectiva.

El Punk hace de la propia vida un discurso alternativo en capacidad de poner en entre dicho las relaciones de poder tradicionales y/o existente: Ser Punk, según verbatim recogidos, es colocarse tras el espejo y deformar lo que este refleja, devolver en forma de mascara orgullosa todo el desprecio y la marginación que “algunos señores” e instituciones poderosos proyectan sobre su vida. Ser Punk es recrear la realidad mutando la propia personalidad, sin olvidar por ello las condiciones sociales que la determinan, al contrario, voceando hasta la caricatura la conciencia de clase, de género y de territorio.

El Punk busca la libertad, por lo que su lucha se concreta en la crítica social y en la no contribución con el sistema, en hacer de la vida un acto de permanente enfrentamiento.

El Punk nació como un proyecto de emancipación individual con perspectivas hacia el cambio social, reviviendo el sentimiento de lucha moderna al asumir la política como un medio para producir la transformación social. Para ella, El Punk responde local y globalmente instrumentalizando al sujeto como un agente político, quien se moviliza en el nexo social apropiándose de la política, volviéndola una práctica ontológica.

El Punk vuelve mecanismo de participación y expresión política el lenguaje, la música, la estética, el arte, el cuerpo, bombardeando así a la sociedad de mensajes y denuncias directas. De esta manera la concepción del cuerpo tradicional se disgrega para convertirse en un espacio social.

El Punk asume lo político como un espacio de constitución de los sujetos y hace de la vida una acción directa contra las estructuras de dominación social: El sujeto en el Punk es ante todo un instrumento de lucha


Interpelación y discurso de las marca políticas

El segmento Punk, si bien no quiere ser parte del sistema político, está abierto a las promesas de las marcas políticas, en tanto instrumentos parciales de las transformaciones buscadas.

Desde ya no buscan que las marcas políticas se hagan pasar por uno del palo, eso sería letal para el vínculo, sino que desde la autenticidad y aún con diferencias no ocultas, sino visibles, se les proponga vías de cambio que sean tributarias de la mirada transformadora Punk, que esbozamos más arriba.

La lucha contra poderes grandes con final abierto, los convoca, la visibilización de otras imposturas los tranquiliza, les da un denominador común, una plataforma desde donde construir pequeños consensos, que es en realidad lo que necesitan y buscan en el sistema político.

El sistema de preferencias Punk es tribal, es inelástico y no es transversal, difícilmente encontremos Punks en todas las expresiones políticas.

El discurso de la marca política para el segmento Punk, debe asegurar tolerancia a las rugosidad anárquicas del colectivo, debe revelar complicidad y pertinencia pero nunca pertenencia.

La dimensión colectiva en la construcción del discurso para el segmento Punk, teniendo en cuenta la preponderancia de lo individual en la mirada anarco, debe centrarse más en lo que retroalimenta al individuo, que en expresiones colectivas de tipo nacional.

La versión Unplugged de una marca política es requisito excluyente para que la comunicación con el segmento Punk sea esencialmente persuasiva y técnicamente informativa, y no al revés, y debemos tener presente que es más importante lo que dicen otros Punks, por afirmación o por negación, que lo que dicen los padres, los profesores, la religión, los medios o los políticos.

Rubén Weinsteiner @marcapolítica