Que te conozcan, que te tengan en la cabeza, que te voten

Rubén Weinsteiner


Instalación en el #votojoven = Ubicuidad + Consonancia + Acumulación de una #marcapolítica en el #votojoven


El campo de batalla de la comunicación política es la cabeza de los sujetos de elección, Apple no vale por la cantidad de telefónos y mac air que tiene en los depósitos, sino por el lugar que ocupa en la cabeza de la gente.
Una marca es una disparadora de significados a la cabeza de la gente. Esos significados se construyen como parte de una estrategia de posicionamiento, en base a una diferencia y en relación a segmentos determinados de públicos.


La marca requiere de instalación tanto para su construcción como para su gestión y resignificación, ya que las marcas sufren entropía y requieren homeostasis.


Por Rubén Weinsteiner

Existen tres dimensiones básicas y fundamentales para desarrollar un plan estratégico de instalación:


a) Ubicuidad

b) Consonancia

c) Acumulación

Ubicuidad: actuar donde están las personas objetivo, ir adonde van, construyendo la sensación de omnipresencia, de estar en todas partes. Hablarle a las personas allí donde estén en La web social, en la TV, en la vía pública, gráfica, radio, en un estadio, en un teatro, etc.

Consonancia: impactar en cada segmento de forma diferenciada y quirúrgica, comprometiendo intereses, emociones, necesidades y deseos específicos de cada segmento. El mensaje debe interpelar a cada uno en forma personalizada, esto desde los paradigmas 4.0 se vuelve más potente, teniendo en cuenta que no es tan importante lo que decimos, como lo que lo el otro entiende.

Los conceptos de exposición, percepción y retención son selectivos, las personas buscan y tienen en cuenta ideas e información que concuerdan con sus inclinaciones, básicamente para activar predisposiciones latentes. Y muchas veces se produce una ceguera a aquellos conceptos que no concuerdan con sus marcos referenciales.


Acumulación: La repetición, reproductibilidad y la presencia permanente de un mismo mensaje durante un período prolongado, fijan y solidifican la base de sustentación cenéstesica del mensaje.

La Web 4.0 permite en términos de ubicuidad estar en tiempo real allí donde está la persona, a través de su telefóno, tablet, computadora. Ya no escuchamos frases como “cuando llego a casa, me meto en Internet y lo veo” , hoy habitamos Internet, estamos todo el tiempo conectados,

Las posibilidades de segmentar y comunicar en forma microsegmentada en la Web 4.0 nos permite construir mensajes específicos y potentes. Esta segmentación se vuelve potente cuando se pasa de segmentar por variables duras (edad, lugar de nacimiento, años de estudio) a segmentar por variables blandas, lo actitudinal, lo que la gente hace, definido por marcos de pertenencia y pertinencia.

Un abordaje de 360 grados rodea a la persona, y permite acumular por hermetismo y repetición.

Estar ahí, tocar e insistir resulta imprescindible para colonizar subjetividades, y construir realidades, definidas como percepciones que se puedan generar y sostener.


Rubén Weinsteiner

En el #VotoJoven no es lo mismo popularidad que influencia





Por Rubén Weinsteiner

En los segmentos jóvenes se verifica quizás más que en ningún otro segmento, que la popularidad no es lo mismo que la influencia. Si bien es importante ser popular y tener visibilidad para lograr influencia, se puede ser muy popular y tener cero influencia.
Es importante preguntarnos, para fijar nuestro objetivo de construcción de marca política si: ¿queremos ser populares o queremos influenciar?

El sujeto joven intenta diferenciarse, de sus padres, de sus educadores y formadores, de aquellos que ejercen el control y la norma, de sus jefes, de sus pares, y también de los modelos impuestos desde los medios, de arriba hacia abajo, buscando modelos de identificación que poseen legitimación de abajo hacia arriba. Son esos modelos-marcas los que ejercen mayores grados influencia en los segmentos jóvenes.



La atención en los segmentos mayores, sobre determinado tema y las valoraciones construidas, se enmarcan en dos campos específicos de influencia.

1) La formación de conciencia pública y estructuración del sistema de valoraciones y preferencias políticas

2) Temas para la interacción social, las charlas con amigos, familiares, conocidos, en el trabajo, en el taxi, con los vecinos, con los padres de los compañeros de los hijos, etc.

En los segmentos jóvenes, el punto uno está presente y se verifica como cierto en cuanto a la visibilidad de los temas, no así en cuanto a los juicios de valor sobre estos temas. Y esto tiene que ver con que los jóvenes, aunque consuman medios, desconfían y descreen de estos, los ven artificiales e impostados y con una legitimidad construida de arriba hacia abajo.


¿Que es y como medimos la influencia en el #votojoven?


Ante todo digamos que medir influencia como algunas relaciones en Facebook “es complicado” y no es medible por el número de personas que te siguen, sino por lo que puedas ejercer en ellos.


Sin embargo podemos empezar por algunas preguntas para definir el concepto de influencia en los diferentes microsegmentos jóvenes


a) ¿Que es influencia y que hace de alguien una persona influyente?
b) ¿Quién es influyente y porqué?
c) ¿Cómo puedo reconocer la influencia o la capacidad de influenciar?
d) ¿Cómo puedo medir el efecto de la influencia en los segmentos- objetivo?


Influencia es la capacidad de producir cambios en las personas, ya sea en su forma de percibir, pensar, significar o la de generar que las personas lleven a cabo una acción específica.


¿Cómo se construye la influencia?:


1) Alcance, potencia de emisión, hasta donde y a quienes llegamos
a) Popularidad, visibilidad
b) Proximidad territorial y conceptual
c) Seguidores, militantes, votantes


2) Relevancia
a) Autoridad
b) Confianza
c) Afinidad


3) Resonancia, Ruido

a) Frecuencia
b) Período
c) Amplitud


Estos tres componentes construyen la influencia que deberá estar direccionada en la acción desplegada en el territorio, hacia microsegmentos específicos.


La verificación se mide a través del impacto producido. Este efecto se traduce en resultados de encuestas, resultados electorales y niveles de apoyo y legitimidad para personas o medidas.


Como se construye un Plan Operativo de Influencia (POI):


1) Definir los objetivos ( lo que queremos que nuestra influencia produzca)
2) Segmentos a abordar
3) Diseñar un mapa de influencias en el territorio a operar (Quienes, como, cuanto y a quienes influencian los otros jugadores)
4) Diferenciación de los otros jugadores
5) Construcción de valor para influenciar a influenciadores y a sus influenciados
6) Auditar y medir impacto


El desafío central consiste en tener presente y en claro la diferencia entre Influencia y popularidad y saber que la capacidad de influenciar sufre desgaste, entropía, y hace falta recargar esa máquina de influenciar, con significados nuevos para ser disparados y formas nuevas para sorprender y sostener el poder de impacto.

Las demandas de los segmentos jóvenes a la hora de votar que se tienen que ver con los funcional y se constituyen a partir de la necesidad, alguien popular puede ser interpelado acerca de los problemas que hay que resolver, por su posición visible. Las demandas de la emoción se ordenan desde el deseo, y es allí en el territorio del deseo donde se construye la influencia, porque el #votojoven se resuelve por emoción y deseo, mas que por utilidad y necesidad.


RUBÉN WENSTEINER

Angela Merkel 2005


Why do people belong to a party? Negative views of the opposing party are a major factor


For both Republicans and Democrats, the top reason to belong to a party is a belief that its policies will benefit the country. But sizable majorities in both parties cite the other party’s harmful policies as a major factor, according to a new national survey.

And for independents who lean toward a party, negative motivations are mentioned most often – by far – as a major reason for their partisan leaning.

About three-quarters of Republicans (76%) and 72% of Democrats say a major reason for belonging to their party is that its policies are good for the country, according to the survey of 4,656 U.S. adults conducted Jan. 29-Feb. 13. Republicans (71%) are more likely than Democrats (63%) to cite the harm from the opposing party’s policies as a major reason to affiliate with their party.

Fewer cite other considerations as major reasons why they identify with their party. About half of Democrats (51%) and 45% of Republicans cite having a lot in common with other members of their party as a major reason.

Roughly a third of Democrats (36%) say a major reason for their affiliation is loyalty – that is, they have been a Democrat for as long as they can remember. Just a quarter of Republicans say the same.



And just about four-in-ten Republicans and Democrats alike (37%) say a major reason they identify with their own party is that they have little in common with members of the other party.

The major reasons for identifying or leaning toward the parties have shifted only modestly since May 2016. (See “Partisanship and Political Animosity.”)
Why do people ‘lean’ toward a party?

For independents who lean toward a party, the belief that the other party’s policies are harmful is the most frequently cited reason for their partisan leaning. Nearly six-in-ten Republican-leaning independents (58%) and Democratic leaners (57%) say a major reason for leaning to the Republican and Democratic parties, respectively, is a feeling that the other party’s policies are harmful for the country.

Smaller shares (42% of Republican leaners, 34% of Democratic leaners) cite the positive impact of the policies of the party to which they lean.

Republican and Democratic leaners also were asked to consider the reasons they do not identify with the party they lean toward. Currently, Republican leaners are more likely than Democratic leaners to say they are frustrated with their party’s leadership (44% vs. 38%).

Still, the share of Republican leaners who cite frustration with GOP leaders as a major reason for not identifying as a Republican has ticked down since 2016 (from 52% to 44%). By contrast, more Democratic-leaning independents cite frustrations with Democratic leaders as a major reason they do not identify as Democrats than did so two years ago, when the party held the White House (38% now, 28% then).

Los 10 municipios que más votos construyen a nivel nacional

En la Argentina existen 2.171 municipios con un promedio de 17.173 habitantes por municipio. La provincia que más municipios tiene es Córdoba con 428, seguida por Santa Fe con 363, Entre Ríos con 265 y la Provincia de Buenos Aires con 134.


Los diez municipios con mayor cantidad de población y padrón electoral

1. La Matanza (provincia de Buenos Aires):1.772.130 : PJ 2. Ciudad de Córdoba (provincia de Córdoba): 1.330.023 :UCR ( a partir de 2011) 3. Rosario (provincia de Santa Fe) (estimación 2009) : 1.118.664: PS 4. La Plata (provincia de Buenos Aires): 649.613 : Concertación Platense 5. General Pueyrredón (provincia de Buenos Aires): 614.350: Acción Marplatense 6. Lomas de Zamora (provincia de Buenos Aires): 613.192 : PJ 7. Quilmes (provincia de Buenos Aires): 580.829 :PJ 8. Almirante Brown (provincia de Buenos Aires): 555.731: PJ 9. San Miguel de Tucumán (provincia de Tucumán); 549.163 : PJ 10. Salta (provincia de Salta): 535.303 : PJ


En estos 10 grandes municipios se concentra el 20% del padrón nacional.

Trump le dijo al presidente de Portugal que si Cristiano Ronaldo se presenta le gana la presidencia



Donald Trump recibió en la Casa Blanca al presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y los comentarios futboleros sobre CR7 no faltaron en la reunión. "¿Cristiano se presentará alguna vez a elecciones contra usted? No ganaría", comentó el mandatario estadounidense entre risas. El portugués le devolvió la chicana : "Presidente debo decirle que Portugal no es como Estados Unidos".

NY Observer Op-Ed Claims Burson-Marsteller Hired By Muslim Brotherhood After Rejecting Israel




– Everything PR Reveals Quote Came From Norway Burson CEO –

An op-ed by Ronn Torossian in The NY Observer asserts – with proof – that the WPP-Public Relations unit, Burson-Marsteller has been hired by The Ennahdha Party, which is the Tunisian Muslim Brotherhood – while Burson refused an engagement from The State of Israel.

Torossian’s op-ed documents how Burson-Marsteller “refused to work with the democratic nation of Israel to help the tiny Jewish state improve its image. In turning down a potential $3.5 million engagement, Sigurd Grytten, Burson-Marsteller’s Managing Director said, “We will not deliver tender to such a project… we are running a commercial venture. If we accept this project, this will create a great amount of negative reactions … Israel is a particularly controversial project.”

Government filings “reveal that the PR agency has been hired to improve the foreign image of Tunisia’s Ennahda Party, the Muslim Brotherhood of Tunisia. They will “arrange meetings between Ennahdha representatives and stakeholders” and provide Ennahda “support on media and stakeholder outreach in advance of upcoming elections.” His op-ed – which may be read in full here claims that “this Washington, D.C. PR firm will not work with Israel – but will represent Tunisia’s Muslim Brotherhood Party.”

Burson-Marsteller’s response appears on their home page, claiming: “This firm has no policy about whether or not to represent Israel.” They continue “Further, the employee he refers to no longer works at Burson-Marsteller and has not worked at the firm since 2012. He was never a member of the firm’s global leadership. His sole role was to head our office in Norway. That employee, in fact, was responding to a hypothetical question from a journalist in 2011 about representing Israel in Norway. He answered hypothetically on his own without consulting anyone in the leadership of the firm, and his answer does not reflect the policy of this firm.”

While Burson attempts to paint Grytten as the Anti-Semite, the attachment shows that Sigurt Grytten was CEO of Burson-Marsteller Norway. Further, a quote from Jeremy Galbraith, CEO of Burson-Marsteller EMEA thanking him for his service notes, “I would also like to thank Sigurd for everything he has done for Burson-Marsteller and hope we will have the chance to work together again in the future.”

That release remains available at: http://www.burson-marsteller.com/press-release/morten-pettersen-becomes-ceo-of-burson-marsteller-norway/#sthash.snBaZg5F.dpuf


No record of condemnation or refuting the refusal of Israel can be found. Further, Burson-Marsteller would not confirm to The Observer that they would represent Israel. The PR firm’s CEO, Don Baer, is a former Clinton White House Staffer and regarded as close to Hillary Clinton. Social media has seen thousands of comments in anger against Burson-Marsteller.

#VotoJoven: clivajes, luchas contra enemigos poderosos y reconocimiento de la tribu




Por Rubén Weinsteiner


La identificación, apoyada en el clivaje autenticidad-impostura, clivajes, , lo autentico y lo artificial.



Los otros son la impostura, los que dicen una cosa pero son otra. Contra eso, se plantea un modelo normativo de autenticidad, sencillez y transparencia. No ser “careta”, no ser “trucho”, ser o en realidad parecer verdadero y transparente.


El marco de referencia está afuera de la familia, pero dentro del círculo tribal, y esa figura referencial se consolida por un cualidad específica. Por ejemplo, el líder de la banda que más le gusta, pero además valida su autoridad con un discurso que se retrolegitima a través de los valores de la tribu, y los proyecta hacia afuera.


La institucionalización de soluciones para problemas no legitimados.

La política como herramienta de reconocimiento, legitimación y solución de problemas de los cuales los adultos “no se hacen cargo” dejando a los jóvenes en un limbo.

Por ejemplo hoy, el déficit habitacional. La casa como primer ordenador social, no es algo a lo que los jóvenes puedan acceder mediante el ahorro. Solo quien tiene padres con dinero puede comprarse una vivienda. ¿Cómo se supone que un joven puede comprarse una vivienda? Instalado socialmente el mandato de formar parejas y familias, sin casa no hay familia, por un lado se plantea un modelo y por el otro se cierran los caminos para construir ese modelo.

Este tipo de situaciones , constituyen aquellos problemas, en los cuales los jóvenes, sienten que los adultos revelan una desidia banal.


Otro ejemplo: ¿donde se orina en el espacio público en Buenos Aires, si baños públicos no hay?.


En la calle baños no existen, en los bares solo admiten clientes, lo cual obliga a mucha gente pedir un café para ir a un baño. ¿Donde se supone que orine una persona necesitada de hacerlo, estando en la calle?



El planteo de estas preguntas, la interpelación a los más viejos, y la búsqueda de respuestas conforman la demanda de institucionalización que conlleva una legitimación implícita y demandada de valores, sentimientos, necesidades, deseos y aspiraciones.




El clivaje prohibido-permitido.


La tensión entre lo prohibido y lo permitido, como el consumo de marihuana o el aborto. O en otras épocas, desde el divorcio, hasta circular por el espacio público en pantalones cortos, plantea un trade off que cliva y divide la cancha entre los caretas y los propios, porque el joven pone en emergencia conductas “asociales” , que muchos viven y practican subterráneamente.



Es más importante lo que dicen otros jóvenes, dentro o fuera de la tribu, por afirmación o por negación, que lo que dicen los padres.


De esta manera gestionan el conflicto entre lo que está bien para los padres y lo que está bien para los pares, y así de esa manera, responder a dos expectativas diferenciadas.



El súper yo y la constitución del yo plasmados en la contradicción de las construcción de las decisiones, tiende a profundizar el conflicto. Esta contradicción genera tensiones interesantes en la conducta, y en los mecanismos decisorios.


Si los jóvenes cumplen con lo que está bien para los padres, incumplen con lo que está bien para los pares y viceversa. “No tomes, no entables relación con gente peligrosa, estudiá mucho” consejos sobre la vida sexual, las relaciones, el trabajo y finalmente la política.

El reconocimiento de la cultura que viene, más que como una contracultura.

Los jóvenes barometrizan el cambio, lo que hoy está no aceptado o mal visto y mañana será normal. Por eso demandan él cambio y lo anclan en el límite de lo socialmente aceptado.

La demanda implícita es que sea aceptado lo inaceptable dentro de las condiciones objetivas, pero que como dice la marcha de la bronca de Pedro y Pablo, “haré de cualquier modo” .

Planteo de luchas contra enemigos poderosos, con final abierto.




El enfrentamiento contra poderes hasta el momento “intocables” e “invulnerables”, le otorga vitalidad y dinamismo, al vínculo, entre una fuerza y los jóvenes


Ese final abierto, esa asimetría desfavorable, indignan, emocionan, convocan y construyen la bronca originaria y movilizadora y la alegría de la acción y compromiso colectivos.

Nuevos formatos de participación política.


Twitter, Facebook y las herramientas 4.0, donde los jóvenes juegan de local, como nativos digitales, frente a migrantes digitales como sus padres, maestros y profesores, para desplegar nuevas formas de adhesión, militancia y compromiso. La posibilidad de generar acciones, microsegmentar publicar, interactuar, militar, comunicar y llegar en forma simétrica a cualquier persona, segmento, audiencia u estamento.


Rubén Weinsteiner

Las fórmulas para convertir gigantescas cantidades de datos en información con valor económico se convierten en el gran activo de las multinacionales


La era del algoritmo ha llegado y tus datos son un tesoro

Sala de monitorización digital de Indra en San Fernando de Henares (Madrid)


¿Qué tienen en común las menciones en las redes sociales al turismo de Mozambique, la recogida de residuos en la localidad riojana de Haro o la eficiencia energética de los edificios registrados en el catastro? En principio, nada. Pero una visita a la sala de monitorización de eventos de Indra basta para encontrar el nexo entre elementos tan dispares.



Un 90% de los datos de toda la historia se han generado en estos cinco años

Aquí, en esta habitación repleta de pantallas con luces tintineantes, un grupo de ingenieros controla 24 horas al día siete días a la semana la información que reciben de una infinidad de procesadores. Se dedican a observar la evolución de estos indicadores, y envían sus conclusiones a los clientes que han contratado sus servicios, ya sean empresas o administraciones públicas. Es este un excelente lugar para comprender por qué los algoritmos se han convertido en el secreto del éxito de muchas grandes compañías: un secreto que les permite canalizar un flujo ingente de información para tomar decisiones fundamentales para su actividad.



Desde esta sala-observatorio que Indra tiene en la localidad madrileña de San Fernando de Henares, José Antonio Rubio explica que es aquí donde gigantescas cantidades de datos son convertidas en conocimiento susceptible de ser monetizar. “Los algoritmos no solo tienen la capacidad de explicar la realidad, sino también de anticipar comportamientos. Es una ventaja para evitar o minimizar riesgos o para aprovechar oportunidades”, asegura Rubio, director de Soluciones Digitales de Minsait, la unidad de negocio creada por Indra para encarar la transformación digital.

No es una novedad que las compañías obtengan datos de la analítica avanzada para estudiar características del producto que planean sacar al mercado; el precio al que lo quiere colocar o incluso decisiones internas tan sensibles como la política de retribuciones a sus empleados. Lo sorprendente es la dimensión. No es solo que recientemente se haya multiplicado hasta volúmenes difíciles de imaginar el número de datos en circulación —se calcula que la humanidad ha generado en los últimos cinco años un 90% de la información de toda la historia—. También han crecido vertiginosamente las posibilidades de interconectarlos. La palabra revolución corre de boca en boca entre académicos y gestores empresariales en contacto con el floreciente negocio de los algoritmos y el llamado big data.



“El reto ahora es transformar esos datos en valor”, dicen en el BBVA

“La primera revolución llegó hace unos años con el almacenamiento de inmensas cantidades de datos procedentes de las huellas electrónicas que todos dejamos. La segunda, en la que estamos inmersos, procede de la capacidad que tanto empresarios como usuarios o investigadores tienen para analizar estos datos. Esta segunda revolución procede de los algoritmos supercapaces y de lo que algunos llaman inteligencia artificial pero yo prefiero denominar superexpertos”, explica Estaban Moro, profesor de la Universidad Carlos III de Madrid y del MediaLab del MIT de Boston.
Segunda revolución
José Antonio Rubio, director de Soluciones Digitales en Minsait


A esta segunda revolución ha contribuido cada uno de los millones de personas que cada día entregan sus datos de forma gratuita y continua, ya sea subiendo una foto a Facebook, comprando con una tarjeta de crédito o pasando por los torniquetes del metro con una tarjeta magnética.

Al calor de gigantes como Facebook y Google, que basan su enorme poder en la combinación de datos y algoritmos, cada vez más empresas invierten cantidades crecientes de dinero en todo lo relacionado con big data. Es el caso del BBVA, cuya apuesta va dirigida tanto a proyectos invisibles para los clientes —como los motores que permiten procesar más información para analizar las necesidades de sus usuarios— como a otras iniciativas fácilmente identificables, como la que permite a los clientes del banco prever la situación de sus finanzas a final de mes.



La ciberseguridad es ya la mayor preocupación de los inversores

“Hace décadas que el sector financiero usa modelos matemáticos. En los años setenta, el cliente de un banco venía definido por muy pocos atributos, como el lugar de residencia, edad, profesión o ingresos. Pero ahora deja una huella digital muy profunda que nos ayuda a conocerlos para particularizar nuestra oferta de servicios y minimizar los riesgos. La novedad es la profundidad de los datos y la capacidad analítica”, asegura Juan Murillo, responsable de divulgación analítica del BBVA. “El gran reto ahora es ver cómo se transforman todos esos datos en valor, no solo para la empresa, sino para nuestros clientes y para la sociedad”, añade.

Las amplísimas posibilidades que ofrecen los algoritmos no están exentas de riesgos. Los peligros son muchos: van desde la ciberseguridad —para hacer frente a hackeo o robo de fórmulas— hasta la privacidad de los usuarios, pasando por los posibles sesgos de las máquinas.

Así, un reciente estudio de la Universidad Carlos III concluía que Facebook maneja para usos publicitarios datos sensibles del 25% de los ciudadanos europeos, que son etiquetados en la red social en función de asuntos tan privados como su ideología política, orientación sexual, religión, etnia o salud. La Agencia Española de Protección de Datos ya impuso en septiembre una multa de 1,2 millones de euros a la red social de Mark Zuckerberg por usar información sin permiso.

La ciberseguridad, por su parte, se ha convertido en la principal preocupación de los inversores de todo el mundo: un 41% declaraba estar “extremadamente preocupado” por este asunto, según el Global Investors Survey de 2018 publicado esta semana por PwC. “Un problema de los algoritmos es que carecen de contexto. Pueden hacer estupendamente bien una tarea, pero si los sacas de esa actividad fallan estrepitosamente. Una empresa que se fusione con otra tendrá que aprender a entrenar de nuevo los algoritmos de la fusionada. Y para eso tienen que saber cómo se crearon”, reflexiona Moro, el experto del MIT estadounidense.

De vuelta a la sala de monitorización de Indra, Rubio desgrana las distintas utilidades que ofrece a sus clientes. Por motivos de confidencialidad, no puede hablar de las decenas de empresas a las que suministra información. Por eso pone ejemplos un tanto exóticos como el del turismo en Mozambique o los residuos de Haro. Cuando termina, la pregunta gira en torno a la posibilidad de que los algoritmos se hayan convertido en el tesoro más preciado de las empresas. “Definitivamente, sí”, responde sin dudar.

¿Y los riesgos? ¿Van a tomar las máquinas el lugar de los humanos? “Esto es algo que preocupa. Todo lo que desconocemos genera desconfianza. Pero la tecnología nos habilita para limitar los riesgos y acercar las industrias digitales a las personas. El riesgo es inherente al ser humano, no a las tecnologías”, concluye Rubio.

El riesgo del sesgo en las máquinas


Al ser preguntada por la brecha salarial entre hombres y mujeres, Fuencisla Clemares, directora general de Google España, vino a decir que en su empresa no sabían lo que era eso. Allí, un algoritmo ciego a las cuestiones de género propone cuánto debe cobrar cada uno. La frialdad de las matemáticas puede lograr decisiones más objetivas y libres de prejuicios. Pero, ¿y si las máquinas tienen su propio sesgo? ¿Y si este es aún más invisible que el de los humanos?

Un reciente artículo del Financial Times contaba cómo en una empresa estadounidense de atención telefónica, la valoración del trabajo de los empleados había pasado de los humanos a las máquinas. Pero que estas puntuaban con una nota más baja a aquellos con un fuerte acento, ya que a veces no podían entender lo que decían. Ejemplos como este muestran el riesgo creciente de que los algoritmos se alcen como los nuevos jueces de un tribunal supremo e inapelable.

Esteban Moro, investigador de la Universidad Carlos III y del Massachusetts Institute of Technology (MIT) centra el debate en una palabra: la escala. “El problema no es que los algoritmos tengan sesgo, porque los humanos también los tenemos. El problema es que estas fórmulas matemáticas pueden afectar a cientos de millones de personas y tomar decisiones con efectos mucho mayores que las sentencias de un juez”, explica. Así, una persona que busca empleo puede librarse de la tiranía de los gustos o prejuicios del director de recursos de una u otra empresa. Pero a cambio se enfrenta a los criterios que comparten macroportales de ofertas de trabajo. El monstruo se hace más grande.

Juan Francisco Gago, director de Prácticas Digitales en Minsait, de Indra, admite que, en la medida en que los algoritmos acaban tomando decisiones, pueden suscitar problemas morales. Y para ello pone el ejemplo de un aparato de inteligencia artificial capaz de hacer detecciones de cáncer. “Quizás con más precisión que un oncólogo humano”, matiza. “Pero al final, la responsabilidad no puede estar en una máquina, sino en los individuos que la programan. Es necesario que se establezca un marco regulatorio para esos casos”, asegura el directivo de Indra.

El Reglamento General de Protección de Datos, que entrará en vigor en la UE el próximo mes de mayo, establece que los ciudadanos europeos no deben ser sometidos a decisiones “basadas únicamente en el proceso de datos automáticos”, con una mención expresa a las “prácticas de contratación digital sin intervención humana”.

El equipo del MIT donde trabaja Moro desarrolla un proyecto de ingeniería inversa donde se pretende analizar cómo trabajan los algoritmos de gigantes como Google y Facebook. La idea es hacer experimentos con personas que introducen diversas informaciones en las redes, para ver luego cómo estas empresas reaccionan. Se trata, en el fondo, de intentar domar a la bestia y ver si es posible conocer cómo funcionan fórmulas matemáticas que tienen un impacto en nuestras vidas. Un impacto que nadie duda irá a más en los próximos años.

¿Cuán democrático es el euro?

Michele Tantussi


DANI RODRIK

 La reciente decisión del presidente de Italia de vetar la designación del euroescéptico Paolo Savona como ministro de finanzas del gobierno propuesto por la coalición Movimiento Cinco Estrellas‑Liga, ¿protegió o debilitó la democracia del país? Más allá de las normas constitucionales italianas, la pregunta apunta al núcleo de la legitimidad democrática, y plantea cuestiones difíciles que es preciso encarar con precisión y honestidad para devolver la salud a nuestras democracias liberales.


El euro es un compromiso con un tratado del que no hay un modo claro de salir, dentro de las reglas de juego vigentes. El presidente Sergio Mattarella y sus defensores señalan que en la campaña electoral que llevó al poder a la coalición  no se debatió abandonar el euro, y que la designación de Savona implicaba riesgo de crisis financiera y caos económico. Los detractores de Mattarella sostienen que abusó de su autoridad y permitió a los mercados financieros vetar la designación de un ministro seleccionado por un gobierno popularmente electo.

Al adoptar el euro, Italia cedió la soberanía monetaria a un órgano de decisión independiente externo, el Banco Central Europeo. También adoptó compromisos específicos en relación con el manejo de su política fiscal, aunque estos no son tan restrictivos como los que enmarcan la política monetaria. Estas obligaciones ponen límites reales a las opciones de las autoridades italianas en materia de política macroeconómica. En particular, la ausencia de una moneda nacional implica que los italianos no pueden elegir metas de inflación propias o devaluar su moneda en relación con las divisas extranjeras. También tienen que mantener el déficit fiscal por debajo de ciertos límites.

Imponer restricciones externas a la formulación de políticas no es necesariamente incompatible con la democracia. A veces tiene sentido que el electorado se ate las manos si eso ayuda a conseguir resultados mejores. Es la base del principio de “delegación democrática”: a veces las democracias funcionan mejor cuando delegan algunos aspectos de la toma de decisiones a organismos independientes.

El caso de manual de la delegación democrática es cuando hay necesidad imperiosa de un compromiso creíble con un curso de acción en particular. Tal vez el ejemplo más claro sea la política monetaria. Muchos economistas sostienen que los bancos centrales pueden usar una política monetaria expansiva para estimular la actividad económica y el empleo, sólo si pueden producir inflación inesperada en el corto plazo. Pero como las expectativas se adaptan a la conducta del banco central, la política monetaria discrecional termina siendo vana: genera inflación pero no aumenta la producción o el empleo. De modo que es mucho mejor aislar la política monetaria de las presiones políticas, delegándola para ello a bancos centrales tecnocráticos e independientes encargados de un único objetivo: mantener la estabilidad de precios.

Superficialmente, el euro y el BCE pueden verse como la solución a este dilema inflacionario en el contexto europeo. Ambos protegen al electorado italiano de tendencias inflacionarias contraproducentes de sus políticos. Pero en el caso de Europa hay ciertas peculiaridades que siembran dudas sobre el argumento de la delegación democrática.


Básicamente, el BCE es una institución internacional responsable por la política monetaria de toda la eurozona, no sólo de Italia. Eso lo hará, en general, menos sensible a las circunstancias económicas italianas que un banco central puramente italiano pero igualmente independiente. Este problema se agrava por el hecho de que el BCE elige una meta de inflación propia, que desde 2003 ha definido como “inferior, pero cercana al 2% en el mediano plazo”.

Es difícil justificar la delegación de la meta de inflación en sí a tecnócratas no electos. Cuando un país de la eurozona se enfrenta a una caída de la demanda, esa meta determina cuánta deflación de salarios y precios deberá soportar para reajustarse (a menor meta, más deflación). Hay buenos argumentos económicos para sostener que después de la crisis del euro, el BCE tendría que haber subido la meta de inflación para ayudar a los países del sur de Europa a no perder competitividad. En este caso, es probable que la independencia política haya sido perjudicial.

Como explica Paul Tucker (ex subdirector del Banco de Inglaterra) en su magistral nuevo libro Unelected Power: The Quest for Legitimacy in Central Banking and the Administrative State [Poder no electo: la búsqueda de legitimidad en los bancos centrales y el Estado administrativo], los argumentos para la delegación democrática son complejos. Una cosa son los objetivos y otra el modo de implementarlos. En la medida en que aquellos impliquen consecuencias distributivas o tensiones entre aspiraciones contrapuestas (por ejemplo, empleo contra estabilidad de precios), deben determinarse a través de la deliberación política. A lo sumo, se justifica delegar el manejo de los medios para la búsqueda de objetivos políticamente determinados. Tucker sostiene con razón que pocos órganos independientes se basan en una aplicación cuidadosa de principios que pasarían la prueba de la legitimidad democrática.

Esta falencia es mucho peor en el caso de la delegación a organismos internacionales o tratados. Demasiadas veces, en vez de subsanar imperfecciones democráticas en el país firmante, los compromisos económicos internacionales privilegian intereses corporativos o financieros, y menoscaban la negociación social nacional. El déficit de legitimidad de la Unión Europea deriva de la sospecha popular de que sus esquemas institucionales se han alejado demasiado de lo primero hacia lo segundo. Y al citar la reacción de los mercados financieros como justificación para vetar a Savona, Mattarella reforzó estas sospechas.

Para que el euro (y de hecho, la UE) sigan siendo viables y a la vez democráticos, las autoridades deben prestar más atención a los demandantes requisitos de la delegación de decisiones a organismos no electos. Esto no implica resistir a toda costa la cesión de soberanía a organismos supranacionales, sino reconocer que las preferencias de economistas y otros tecnócratas por sí mismas rara vez confieren a las políticas legitimidad democrática suficiente. La delegación de soberanía sólo debería promoverse cuando realmente haga funcionar mejor a las democracias en el largo plazo, no cuando meramente favorece los intereses de élites globalistas.

Lousteau se debate entre competir contra Macri y contra Larreta

Macri quiere convencer a Lousteau para que vaya de senador
La Casa Rosada no quiere que compita en la primaria presidencial. El ex ministro no descarta ir por la Ciudad con lista corta.



Mauricio Macri invitó a Martín Lousteau a la gira que comienza este viernes por India y Vietnam, y espera que los aires asiáticos lo ayuden a convencer al ex ministro de Economía de que desista de sus planes de presentarse a la primaria presidencial de Cambiemos y, a cambio, encabece la nómina de senadores nacionales por la Ciudad de Buenos Aires.

La posible candidatura presidencial de Lousteau recibió esta semana una fuerte señal de respaldo de parte de Alfredo Cornejo, aunque la sola idea de enfrentar a Macri ya genera divisiones y peleas en el radicalismo, donde un sector importante no quiere irritar a la Casa Rosada.

Este medio también adelantó que Marcos Peña rechaza de plano la posibilidad de que Macri tenga un rival en las PASO, y este viernes desde el Gobierno hicieron trascender que no existe la posibilidad de que Lousteau vaya a la interna. No obstante, otra parte del PRO no lo ve tan mal y creen que aportaría volumen a Cambiemos y ayudaría a sumar desencantados.

La candidatura de Lousteau divide al radicalismo y tensiona a Marcos Peña

La negativa de la Rosada a habilitarle una interna disparó las especulaciones sobre el futuro electoral de Lousteau. Algunas fuentes dan por hecho que el economista arregló con Macri ir como senador nacional por la CABA, pero en su entorno lo negaron ante la consulta de LPO. Esta sería la idea que más seduce al Presidente, que buscará convencerlo para que acepte.

Otra opción que circula como probable es que Lousteau vuelva a presentarse como candidato a jefe de Gobierno porteño, algo que ya parecía descartado. En este caso, como sucedió en las últimas elecciones, tampoco le habilitarían la interna y se vería obligado a ir por afuera de Cambiemos.

Para no romper definitivamente con Macri, la idea en ese caso sería que Lousteau compita con una boleta corta sólo en las categorías jefe de gobierno, legisladores porteños y comuneros. Sería una especie de ruptura a medias y en su espacio creen que no sería una buena opción una boleta de tres cuerpos contra la de siete del resto de las fuerzas.

En el gobierno porteño descreen de esta posibilidad. "Lo que quiere hoy Lousteau es una interna con Macri", sostienen en el entorno de Horacio Rodríguez Larreta, donde también afirman que tampoco está cerrada la candidatura a senador.

El primer lugar de la nómina para la Cámara alta por la Ciudad será la principal prenda de negociación de Macri y Larreta, por lo que en el PRO dicen que la definición quedará para el final de las negociaciones. Por lo pronto, el senador Federico Pinedo ya sabe que no irá por la reelección y prepara las valijas para irse de embajador a Londres.

"Feriazo": incidentes y gases lacrimógenos entre policías y productores

Los productores habíar llevado un total de 8 mil kilos de vreduras para vernderlas a un precio de $10 por kilo. Las fuerzas de seguridad de la Ciudad le confiscaron la mercadería

Tensión entre policías y manifestantes. (Crónica/Pérez Re)
Tensión entre policías y manifestantes. (Crónica/Pérez Re)

Varias personas se acercaron para llevarse verduras. (Crónica/Pérez Re)
Varias personas se acercaron para llevarse verduras. (Crónica/Pérez Re)
Tiraron gases lacrimógenos. (Crónica/Pérez Re)
Varias personas se acercaron para llevarse verduras. (Crónica/Pérez Re)











Momentos de extrema tensión se vivieron en la Plaza Constitución, donde productores de la Unión de Trabajadores de la Tierra (UTT) se enfrentaron con efectivos policiales mientras se disponían a realizar una nueva edición del "feriazo", en la cual se iban a vender 8.000 kilos de verduras a un precio de 10 pesos por kilo.

Teniendo en cuenta que el gobierno porteño había prohibido que se llevaran a cabo los "feriazos" en cualquier plaza de la Ciudad de Buenos Aires, los incidentes que empañaron la jornada se veían venir. A primera hora, Juan Pablo De La Villa (UTT) le había comentado a Crónica que llegaron a este "feriazo" con la particularidad de la prohibición del gobierno de la ciudad de continuar con los mismos en espacios públicos. "Sin embargo, logramos que 80 mil vecinos reciban más de 200 mil kilos de verdura, y después de eso el gobierno dijo que las plazas quedan sucias y es un presupuesto muy alto que genera el 'feriazo'. Es inadmisible pese al hambre que hay en la sociedad y el acercamiento de la gente, el gobierno se fije si la plaza queda sucia o no", disparó.

Sin embargo, luego de las 10 del viernes, varios efectivos de la Policía de la Ciudad se acercaron al sector donde los productores estaban armando el gazebo con carteles y colocando los cajones de verduras para comenzar a vender, pero el ambiente comenzó a caldearse cuando uno de los jefes del operativo se acercó a uno de los productores, y le comentó sobre la ordenanza que prohibía la instalación del puesto.
La Policía se llevó la verdura. (Crónica/Fernando Pérez Re)

A todo esto, la venta comenzó y la gente se llevaba sus bolsas de mercadería (con espinaca, acelga, lechuga, rábano, puerro, berenjena, tomate, morrón, entre otras hortalizas) a 10 pesos el kilo o paquete. Sólo pudieron llevarse a cabo unas pocas ventas, ya que los incidentes comenzaron y todo se desmadró.

Primero fueron insultos e increpaciones por parte de la gente a los oficiales, y luego empezaron a volar verduras y objetos, y los agentes del orden comenzaron a disparar balas de goma y gas pimienta que impactó en varias personas que estaban en la zona, sean productores, transeúntes o periodistas.

La zona se colmó de agentes de infantería, patrulleros, motos y hasta una camioneta de Bomberos, y tras varios minutos de incidentes llegó la calma, ya que los productores retrocedieron varios metros y la infantería ganó el lugar donde estaba ubicado el gazebo. En tanto, una camioneta secuestró todos los cajones de mercadería que estaban instalados para la venta (ya que dos camionetas que tenían más kilos de verduras se fueron sin bajarlas) y fueron llevados por la policía tras los incidentes, que no arrojaron detenidos o heridos.

Finalmente, Clara que había logrado comprar algo en el "feriazo", comentó: "Esto es una vergüenza, no pueden prohibir al pueblo que compre verdura más barata".

Cuando los feriantes se disponían a poner los gacebos para distribuir la mercadería, pese a advertencias previas de que no tenían permiso para hacerlo, los efectivos reprimieron el accionar con gas lacrimógeno y balas de goma.

Además, miembros del Gobierno de la Ciudad confiscaron los cajones con mercadería. En modo de protesta, los manifestantes arrojaron cajones de verdura contra el cordón policial.

Acorralado, Pedro Sánchez adelantó las elecciones en España

Tras el fracaso de los presupuestos y cuestionado por negociar con los catalanes, el socialista se arriesga a una elección compleja.



A poco menos de nueve meses de llegar al poder y acorralado por la oposición, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, confirmó este viernes que adelanta las elecciones legislativas nacionales, donde asoma un panorama complicado para el socialismo.

En una conferencia de prensa en el Palacio de la Moncloa, Sánchez confirmó que anticipa las elecciones para el 28 de abril próximo, una posibilidad que había hecho trascender a comienzos de la semana en el último intento para destrabar la aprobación del presupuesto, algo que finalmente no sucedió

El socialista dijo que sede del Ejecutivo, explicó que "entre no hacer nada y gobernar con unos presupuestos que no son los nuestros" -en alusión a los prorrogados de 2018- y "dar la palabra a los españoles", elige la segunda opción, ya que lo que decidan los ciudadanos "siempre será un gran acierto".

Sánchez, cuyo Partido Socialista (PSOE) tiene una débil posición en el Congreso, reprochó la actitud de la oposición de derecha contra lo que consideró numerosas medidas sociales en el Parlamento. También criticó la excesiva polarización que ha generado la tensión independentista en Cataluña.

Los partidos secesionistas catalanes bloquearon los presupuestos de Sánchez debido a que éste rechazó la "autodeterminación" que le exigían. El socialista reiteró hoy su disposición al diálogo con los catalanes "dentro de la Constitución y de la ley".

El llamado a elecciones anticipadas es una consecuencia de la frágil mayoría que consiguió Sánchez en junio del año pasado, cuando en una arriesgada jugada logró ganar una moción de censura contra el anterior jefe del Gobierno, el conservador Mariano Rajoy. Para eso sumó los votos de los izquierdistas de Podemos, los nacionalistas vascos y los independentistas catalanes.

A partir de allí, Sánchez tuvo un exiguo apoyo parlamentario: las 84 bancas del socialismo y las 67 de Podemos, sobre un total de 350 escaños. En tanto, el Partido Popular tiene 134 diputados y Ciudadanos 32. El resto pertenecen a independentistas vascos y catalanes y partidos regionales. Al perder el apoyo de los catalanes, el socialista quedó sin margen para gobernar.

Sánchez también perdió una batalla interna en el socialismo. El presidente pretendía unificar las elecciones nacionales con las autonómicas y municipales del 26 de mayo, pero el poder territorial del PSOE lo resistió. "Es mejor no mezclar" los comicios, se limitó a afirmar el socialista.

Los primeros análisis dan un panorama oscuro para el socialismo. Sánchez lidera las encuestas pero está lejos de un número que lo acerque a poder conformar gobierno. Se descuenta que podría acordar con Podemos, pero la formación de Pablo Iglesias está en retroceso y enfrenta una seria crisis internas. En el mejor escenario que se avizora, el socialista necesitaría nuevamente de los nacionalistas e independentistas para gobernar, aunque las exigencias serán mayores.

En la vereda opuesta asoma el eje conservador del Partido Popular (que también está en retroceso en las encuestas) y Ciudadanos junto a los ultraderechistas de Vox, que sería una réplica del acuerdo para gobernar Andalucía. El surgimiento de Vox seguramente será uno de los puntos clave de las elecciones de abril.

La tercera opción es un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos como el que firmaron en 2016, aunque ahora el líder de la formación conservadora, Albert Rivera, asegura que no cerrará ningún acuerdo con Sánchez. "Me sorprende que me pongan a mí un cordón sanitario y no se lo pongan a la ultraderecha", lo chicaneó el socialista.

Las elecciones nacionales de abril serán las terceras en menos de cuatro años, tras las de diciembre de 2015 y las de junio de 2016, debido a que la aparición de nuevos partidos como Ciudadanos y Podemos ha generado una mayor fragmentación parlamentaria, que hace muy complicada la conformación de mayorías estables de gobierno.

Alphabet aumentó un142% sus ganancias en 2018

Los ingresos anuales de la matriz de Google se sitúan en los 119.634 millones de euros, por encima de las previsiones de los analistas



Alphabet, la matriz de Google, mantiene el vigor exhibido en los últimos ejercicios. La compañía ganó en 2018 26.900 millones de euros, un 142% más que los 11.000 millones de beneficio que obtuvo al cierre de 2017.

Los ingresos, por su parte, crecieron un 23,42% en el último año. Pasaron de los 96.930 millones de 2017 a los 119.634 millones a los que cierra este ejercicio. Los números están en línea con los esperados por los analistas. Los costes aumentaron a lo largo del último año un 30,44%, desde los 74.706 millones hasta los 96.626 millones con los que cerró 2018.

Los expertos preveían que la firma ingresase 34.043 millones en el cuarto trimestre –el de mayor consumo en EE UU, al coincidir con las navidades– frente a los 34.340 millones que finalmente registró. La cifra fue un 22% superior a la que obtuvo en el trimestre navideño del año pasado.

Pese a ello, los mercados no respondieron con el optimismo esperado. Las acciones clase A de Alphabet cayeron cerca de un 3% en la poscontratación de Wall Street tras presentarse los resultados. Las tipo C se dejaron en torno a un 2,5%.

En el cuarto trimestre, Alphabet logró un beneficio neto de 7.825 millones de euros, frente a las pérdidas de 2.641 millones de euros contabilizadas un año antes. La tecnológica registró entonces un impacto negativo de 8.657 millones por la entrada en vigor de la reforma fiscal en EEUU.

El área que remolcó a la compañía en este periodo fueron los ingresos por publicidad, que pasaron de los 23.800 millones a los 28.540 millones. un 83% del total. El margen operativo se quedó cerca de los 8.500 millones.

"En 2018 logramos un fuerte crecimiento de los ingresos, hasta un 23% más interanual y un 22% en el cuarto trimestre", destacó Ruth Porat, directora financiera de Alphabet y Google. "Con grandes oportunidades por delante, seguimos haciendo inversiones centradas en el talento y la infraestructura necesaria para ofrecer productos y experiencias excepcionales a nuestros usuarios, anunciantes y socios en todo el mundo", añadió.

Trump planea declarar la emergencia nacional para construir el muro con México

El presidente no vetará el pacto presupuestario aprobado en el Congreso para evitar un cierre de Gobierno pero recurrirá a los fondos para catástrofes naturales

Donald Trump planea firmar el pacto de financiación que legisladores demócratas y republicanos han cerrado y que no cumple con su gran exigencia -5.700 millones para empezar a construir el polémico muro en la frontera con México- pero acto seguido declarará una emergencia nacional, lo que le permitiría construirlo igualmente con fondos para combatir catástrofes naturales. Así lo anunció este jueves por la tarde el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell y lo confirmó la Casa Blanca. De esta forma, el presidente evita la gran factura política que le supondría otro cierre parcial del Gobierno -por falta de consenso sobre la financiación- y esquiva el revés de cara a sus bases: la claudicación respecto a la promesa estelar de esa barrera.

Donald Trump, este miércoles en Washington. En vídeo, Trump podría declarar la emergencia nacional para construir el muro con México.


Trump emprende un camino muy controvertido políticamente y plagado de dudas jurídicas. La declaración de emergencia nacional supone un uso poco ortodoxo del poder presidencial en este caso y puede provocar una batalla en los tribunales sobre su justificación. La líder demócrata en el Congreso, Nancy Pelosi, advirtió en rueda de prensa de que se tratataba de una emergencia "creada por él" y dejó la puerta abierta al litigio. Trump arguye que EE UU sufre una situación de crisis migratoria que no se sostiene con las cifras: aunque el número de familias que llegan a la frontera sin papeles y pidiendo asilo sí ha alcanzado un récord, el número de personas que cruzan ilegalmente se encuentra lejos de su máximo de hace dos décadas.

"¿Quiere hablar de emergencia nacional? Hablemos de hoy", dijo Pelosi, en referencia al primer aniversario de la matanza en un instituto de Parkland (Florida) y el debate sobre un mayor control de armas. La Constitución de EE UU establece que no se puede desviar dinero alguno desde el Tesoro sin una ley del Congreso, pero una ley de 1976 autoriza al presidente a arrogarse poderes especiales en casos de emergencia. Esa vía es lo que quiere activar Trump a partir de esta noche y obtener recursos que podrían proceder del Departamento de Defensa. El Senado dio luz verde al paquete presupuestario pactado entre republicanos y demócratas esta tarde con una amplia mayoría, 83 votos a 16, y la Cámara de Representantes hizo lo propio al final de del día, con 300 síes por 128 noes. Luego estaba prevista la firma del presidente y la posible declaración de emergencia.



Lo que el Congreso ha aprobado es un amplio acuerdo de financiación de la Administración hasta al menos septiembre, que ronda los 333.000 millones de dólares. Pero los recursos destinados a la seguridad fronteriza se convirtieron desde el principio en el corazón de la batalla, debido al pulso de Trump por el muro, promesa estelar de su campaña electoral. La pugna impidió el acuerdo sobre el presupuesto en diciembre y, debido a la paralización de los fondos, se desencadenó el cierre parcial del Gobierno más largo de la historia. El país más rico del mundo tuvo que funcionar a medio gas durante más de un mes, con cientos de miles de empleados públicos sin cobrar, porque sus legisladores no se ponían de acuerdo. El presidente cedió el pasado día 25 y se abrió una tregua que ha finalizado en un pacto entre los legisladores.

La consecución del acuerdo de los legisladores, sobre uno de los asuntos más peliagudos de la actualidad política, había abonado la esperanza de una mayor colaboración bipartita, pese a lo polarizado de la situación política. Ha habido otras señales recientemente: el martes el Senado aprobó con mayoría casi absoluta el mayor plan de protección de zonas naturales en una década, que supone crear más de 1,3 millones de acres (526.000 hectáreas) de suelo protegido, y en diciembre salió adelante la reforma de justicia más relevante en décadas también con abrumadora mayoría. El riesgo, sin embargo, se encuentra ahora en la Casa Blanca, que lo bendice para evitar el cierre pero busca una tercera vía muy discutible para lograr sus mismos propósitos.

El acuerdo del Congreso queda a años luz de lo que Trump exigía respecto a su tan traído y llevado muro con México. El coste global de construirlo es de unos 25.000 millones de dólares (unos 22.100 millones de euros) y lo que el presidente republicano reclamaba en este paquete legislativo era una partida de 5.700 millones para empezar. Al final, lo que ha quedado negro sobre blanco son 1.375 millones de dólares para 88 kilómetros de “vallas” y “barreras”, pero sin mención alguna a la muralla de hormigón que prometió.

La búsqueda de vencedores y vencidos en esta batalla puede convertirse en un asunto de léxico, si esos millones en vallado pueden considerarse una primera pieza de ese muro, pero estos ya figuraban en la oferta del pasado diciembre, que los republicanos y Trump rechazaron de plano.

El martes, recién conocidas las líneas maestras del acuerdo, Trump se mostró derrotado. “No puedo decir que esté contento”, dijo a la prensa en la Casa Blanca. Por la noche, sin embargo, recondujo la situación, pese a no confirmar si firmaría o vetaría el pacto. “Me acaba de exponer el concepto y los parámetros del acuerdo de seguridad fronteriza el muy trabajador senador Richard Shelby. Mirando todos los aspectos y sabiendo que a esto se le enganchará mucho dinero de otras fuentes, tendremos casi 23.000 millones de dólares para seguridad fronteriza. Independientemente del dinero para el muro, está siendo construido mientras hablamos”, escribió en Twitter. Pero con el paso de las horas, y las críticas del sectores más duros del trumpismo, parece convencido de recurrir a la emergencia nacional.

Más allá de los 1.375 millones en vallas, el plan prevé mejoras en la vigilancia en la frontera, más agentes para patrullar y ayuda para los indocumentados detenidos. Además, mantiene la policía de inmigración, que los más progresistas entre los demócratas quieren abolir, aunque contiene su presupuesto, en un intento de reducir el número de retenidos.

Google, Facebook y YouTube pagarán en Europa por el uso de contenidos

ACUERDO PRELIMINAR ABRE LAS PUERTAS PARA SU SANCIÓN EN EL PARLAMENTO Y EL CONSEJO DE LA UE

Las normas sobre derecho de autor que se aprobarían entre marzo y abril obligan a las plataformas a compensar a medios de comunicación y autores de los contenidos. También alcanzará a YouTube.



Festejo. El legislador alemán Axel Voss celebró en el Parlamento Europeo tras una votación a favor de los cambios sobre derechos de autor.

Bruselas - El Parlamento Europeo, el Consejo de la UE y la Comisión llegaron a un acuerdo esta semana que el copyright y los derechos de autor “se ajusten a la era digital en Europa y aporten beneficios tangibles a todos los sectores creativos, la prensa, los investigadores, los educadores, las instituciones de patrimonio cultural y los ciudadanos”, en palabras de la Comisión. El acuerdo debe ahora ser confirmado por el Parlamento Europeo y el Consejo de la UE en las próximas semanas.

Los dos principales artículos a discusión han sido el 11 y el 13.

El primero tiene como principio crear un “derecho vecino” al derecho de autor para los editores de prensa. Eso permitirá a los medios de comunicación percibir una remuneración por cada reutilización de su producción en línea en portales como Google News o redes sociales como Facebook.

El segundo artículo, el 13, prevé medidas para que plataformas como YouTube paguen adecuadamente a los creadores de contenidos.

Por lo pronto esta iniciativa ya sienta un precedente muy importante para la industria de los medios de comunicación y la música, entre otros sectores, que venían reclamando por el pago de derechos de autor mientras que los gigantes la criticaban.

Las nuevas reglas “permitirán a los creadores ser remunerados de manera justa por las grandes plataformas en línea que hoy están desviando el valor del sector creativo y no compensan a los creadores”, señaló Veronique Desbrosses, directora general de GESAC, asociación europea de autores y compositores. La legislación, propuesta por la Comisión Europea en 2016 y acordada con el Parlamento Europeo y los estados miembros el miércoles, está diseñada para ayudar a los artistas, músicos, editores y otros creadores a obtener un pago justo por el uso de su contenido en línea.

La iniciativa europea establece por primera vez “el principio de una remuneración adecuada y proporcionada para los autores y los artistas”, que “tendrán acceso a información transparente sobre cómo sus trabajos y actuaciones son explotados por editores y productores”.

En respuesta al acuerdo de derechos de autor, el portavoz de Google, Damien Roemer, dijo en un comunicado: “Estudiaremos el texto final de la directiva de derechos de autor de la UE y nos llevará algo de tiempo determinar los próximos pasos”.

El gigante de las búsquedas dijo hace poco que retiraría su servicio Google News de Europa en respuesta a la ley, especialmente si los editores no pueden renunciar a sus derechos. Indicó que tomaría la decisión de mala gana y solo después de analizar el texto final.

Por su parte Google ya desactivó el producto en España y en este contexto la Asociación de la Industria de la Computación y las Comunicaciones, que representa a Facebook y Google, informó en un comunicado que las reglas son una “oportunidad perdida para lograr una reforma de los derechos de autor de la UE equilibrada y preparada para el futuro”, y agregó que podría “dañar la innovación, las ampliaciones y restringir las libertades en línea en Europa”.

“Soy optimista (...) Pero en política nunca se sabe”, reconoció el ponente de la directiva por la Eurocámara, el democristiano Axel Voss, precisando que la votación por los eurodiputados podría tener lugar a finales de marzo o principios de abril.

Hasta el momento, el Parlamento Europeo nunca ha rechazado un acuerdo provisional cerrado entre las tres instituciones europeas, pero esta controvertida reforma ya ha registrado varios altibajos.

Si el texto sale finalmente adelante, los países europeos tendrán dos años para trasponerlo en sus legislaciones nacionales tras su publicación en el Diario Oficial de la UE. Su entrada en vigor efectiva será en 2021.

Los ecosistemas 4.0 y el #VotoJoven

Rubén Weinsteiner


Las marcas políticas siempre estuvieron estrechamente ligados a los paradigmas de la comunicación y los medios de la época. Los jingles y slogans estuvieron funcionando a full durante el tiempo de la radio. La gráfica priorizó las fotografías y logos. La TV lanzó los spots de 30 segundos.

Los medios masivos separaron la identidad de la marcas políticas de su ejecución, lo que en un momento de canales y mensajes estandarizados no importó mucho.

Pero las marcas políticas modernas no entregan los atributos de su identidad de marca a los medios. En lugar de eso, construyen su identidad en sus propios ecosistemas de comunicación 4.0. Son cadenas de identidad. Las marcas políticas modernas son menos de los medios, y más de los individuos que las votan.

Un ecosistema 4.0 hace a la comunicación de las marcas políticas del siglo XXI lo que la TV hizo en el siglo XX y la gráfica en el siglo XIX: transmite la identidad de marcas políticas en una forma tangible. Eso muestra el modo organizado de comunicación. En el siglo XIX, fue la identidad en cara a cara; en el XX, fue la identidad mediatizada. Ahora es la identidad del prosumidor sujeto de elección.

Una hoja de ruta

1.Desarrollo de la narrativa, donde los votantes puedan formar y protagonizar su narrativa interactuando con la marca política y recíprocamente.


2.Crear un loop de feedback. Este enfoque iterativo permite canalizar demandas, articular microsegmentos definidos por demandas y variables blandas y perfeccionar la oferta reptiliana, más  primitiva y la emocional ( 85% del sistema de preferencias)


3.Invertir en las comunidad de los sujetos de elección. Para diferenciarse en un mercado definido por cadenas, se necesita un lazo fuerte, personal y bien arraigado alrededor de sus puntos de pasión de su audiencia. La marca políticas especielamente entre los votantes jóvenes deben desplegar su discurso alrededor de aquellos que comparten la misma sensibilidad, estilo de vida, deseos, temores, factores generadores de confianza.


4.Definir el rol de nuestra marca política en la cultura. Un posicionamiento atado a un personaje fundador, a un origen, a una experiencias, a una promesa disruptiva de marca política etc.


Para ser relevante como marca política en la era de los ecosistemas 4.0, que disminuye el rol tradicional de conectar políticos con votantes , las marcas políticas necesitan empezar desplegar espacios para compartir experiencias, emociones, esperanzas, debilidades y fortalezas, a través de narrativas culturales que interpelen la subjetividad desde lo reptiliano y lo emocional más que desde lo racional.

En el pasado, el factor de ventaja competitiva se alcanzaba a través de escalas masivas, integración vertical y aumentos de los presupuestos de marketing político. Hoy, esa no es la forma en la que crecen las marcas políticas. Si el siglo XX fue la era del complejo marca-medios, el sigo XXI es la era de los ecosistemas 4.0 creativos.

Como votan, compran y valoran los millennials

Rubén Weinsteiner

Definir a las generaciones es fundamental: determinar cuáles son sus características principales, sus miedos, sus motores, sus desafíos; analizar sus comportamientos no sólo para comprenderlos, sino para ver como votan, venderles productos y servicios y posicionar marcas en su imaginario.


Qué los motiva, qué los apasiona, a que le tiene miedo, en que/quien confían, qué los atrae de un trabajo, de una pareja, de un candidato político, de un destino, del mundo moderno.

Y los millennials parecen ser hoy la generación que está en el centro de la escena. En el año 2020 los millenials representarán el 50% de la fuerza laboral. Pero en promedio duran en su puesto laboral unos dos años.

Las relaciones tampoco serían su fuerte, no duran, y no lo ven como un frracaso y no lo voven con dolor, un estudio de la Universidad de San Diego reveló que esta generación no tiene en la lista de sus prioridades el sexo. Otras investigaciones realizados en años anteriores afirman, además, que no pueden establecer relaciones duraderas, ya que se resignan muy rápido. Ni sexo, ni pareja estable.



Es una generación que no viajó solo antes de los 14 años, que fue sobre protegido, a quienes le dijeron que son "especiales" y hasta genios.

Según Simon Sinek, “a los millennials se los acusa de creerse merecedores, de ser narcisistas, egoístas, sin objetivos, vagos”. Sin embargo, Sinek asegura que estas características son producto de la manera en la que estos jóvenes fueron criados: “La mayoría de los millennials creció bajo estrategias de crianza que fallaron. Por ejemplo, les dijeron que eran especiales, les dijeron que podían conseguir todo lo que quisieran en la vida sólo con quererlo.


Este grupo de personas se gradúa, consigue un trabajo y en un instante se da cuenta de que no es especial”.

Pero una parte imprescindible para definir a esta generación se relaciona con las edades que ésta comprende. También llamada la Generación Y, hasta ahora no hubo una precisión exacta de las fechas de corte, los límites que incluyen a un individuo en este estrato generacional.

No existía consenso acerca del rango etario de los hijos de los Baby Boomers y los Gen-X que recaería en esta categoría. Sin embargo, el Pew Research Center (PRC) definió recientemente los años de nacimiento de los millennials.

Hasta ahora se pensaba que los miembros de esta generación tenían entre 21 y 34 años, pero el espectro parece haberse agrandado. EL PRC “ha estudiado a la generación de los millennials durante más de una década”, escribió en un artículo el presidente de la institución, Michael Dimock. “Pero, a medida que entramos en el 2018, nos queda claro que es hora de determinar un punto de corte entre los millennials y la próxima generación.




Con 37 años cumplidos este año, los millennials de más edad están en la adultez y llegaron a ella antes de que nacieran los adultos más jóvenes de hoy en día”.”Para mantener a la generación analíticamente significativa, y para comenzar a estudiar lo que puede ser distintivo del grupo que les sigue, el PRC utilizará 1996 como el último año de nacimiento para los millennials”, agregó.

De esta manera, “cualquier persona nacida entre 1981 y 1996 (en el año 2018, entre las edades de 22 y 37 años) será considerada un millennial, y cualquier individuo nacido a partir de 1997 será parte de una nueva generación”.

Dimock además señaló que a los que solemos llamar centennials, miembros de una generación cuyos individuos más grandes están cumpliendo 21 años y los más chicos se encuentran en su adolescencia, prefieren no asignarles un nombre aún, y llamarlos simplemente “post-millennials”, al menos por el momento.Sin embargo, el presidente de la entidad se apresuró a aclarar que los puntos de corte generacionales no son una ciencia exacta, y que deberían entenderse principalmente como herramientas que permitan en análisis y la investigación. Pero los límites no son arbitrarios, en absoluto. Todo tiene un sentido.”Las generaciones a menudo se consideran por su lapso, pero no hay una fórmula acordada sobre cuánto tiempo debería durar ese lapso.

A los 16 años (de 1981 a 1996), nuestra definición de los millennials será equivalente al lapso de edad de la generación anterior, la Generación X (nacida entre 1965 y 1980).


Según esta definición, ambos períodos son más cortos que el de los Baby Boomers (19 años), la única generación oficialmente designada por la Oficina del Censo de Estados Unidos, basada en el famoso aumento de nacimientos posteriores a la Segunda Guerra Mundial en 1946 y una disminución significativa en las tasas de natalidad después de 1964″, detalló.


Cualquier persona nacida entre 1981 y 1996 (en el año 2018, entre las edades de 22 y 37 años) será considerada un millennial. Dimock aclaró que, a diferencia de los Baby Boomers, no existe una precisión definitiva para los límites generacionales posteriores.

Pero para fines analíticos, desde el PRC creen que 1996 es un punto de corte significativo entre los millennials y los post-millennials por varias razones, incluidos factores políticos, económicos y sociales claves que definen los años formativos de la generación del milenio.También los avances tecnológicos se imponen como un factor clave: “La tecnología, en particular la rápida evolución de cómo las personas se comunican e interactúan, es otra consideración que influye en la generación. Los Baby Boomers crecieron cuando la televisión se expandió dramáticamente, cambiando sus estilos de vida y su conexión con el mundo de maneras fundamentales.


La Generación X creció cuando la revolución de la computación se estaba afianzando, y los millennials alcanzaron la mayoría de edad durante la explosión de Internet”.Lo cierto es que las diferencias dentro de las generaciones pueden ser tan grandes como las diferencias entre generaciones.

Pero el PRC no es el primero en trazar una línea analítica entre los millennials y la generación que los sigue, “y muchos han ofrecido argumentos bien razonados para dibujar esa línea unos años antes o después de lo que tenemos”, afirmó Dimock. “Quizás, a medida que se recopilen más datos a lo largo de los años, surja una delineación clara y singular. Seguimos abiertos a recalibrar si eso ocurre”.



Lo cierto es que las diferencias dentro de las generaciones pueden ser tan grandes como las diferencias entre generaciones, y los más jóvenes y los más viejos dentro de un grupo puedan sentir que tienen más cosas en común con miembros de sus generaciones adyacentes. Por eso quizás resuene frecuentemente entre los mayores de los millennials, -aquellos de casi 38 años- la frase negadora de “yo no soy millennial”. Según la línea temporal del PRC, sí lo serían, pero no sería ilógico que no se sientan parte, ya que las fechas de corte no son precisas. “Esto es un recordatorio de que las generaciones son grupos intrínsecamente diversos y complejos, no simples caricaturas”.

Hay que destacar cuatro características que los componen: la crianza, la tecnología, la impaciencia y el ambiente.
Los millennials crecieron sujetos de estrategias fallidas de crianza. Por ejemplo, les dijeron que eran especiales, todo el tiempo. Les dijeron también que tendrían todo lo que quisieran en la vida, solo por quererlo. Cuando estas personas caen en el mundo real, en un instante se dan cuenta que no son especiales y que no tendrán todo lo que desean solo por quererlo. Cuando esto ocurre la imagen y autoestima de estas personas se va al suelo, cayendo incluso en depresión.

Este hecho es crítico porque estamos ante la presencia de una generación entera que está creciendo con menor autoestima que las anteriores, intentando llenar un vacío que nunca consiguen llenar.

Sobre las redes y el teléfono celular, apartando sus claras habilidades para poner filtros en las fotografías, el problema es mucho más profundo e incluso alarmante, ya que puede estar vinculado a adicciones que son autodestructivas, similares a la del tabaco, el alcohol y la ludopatía.

Para estos jóvenes tildados de 'amargados', el smarthphone o iPhone se convierte en una necesidad de “vida o muerte”, evidenciando productos de una clara adicción y al estar siempre online, sin embargo, esto último es consecuencia, a su vez, de una respuesta fisiológica del organismo.

El otro problema que lo complejiza es que crecemos en un mundo de Facebook o Instagram. En otras palabras, somos buenos poniéndole filtro a las cosas y aún mejores mostrándole a la gente que la vida es asombrosa, así estemos deprimidos. Se muestran rudos como si lo supieran todo y la realidad es que hay muy poca fortaleza y muy, pero muy, pocos lo saben todo.

¿Pero de quién es la responsabilidad de esto? La ciencia desmostró que existe una vinculación entre la interacción entre las redes sociales y nuestros celulares y la libera un químico en el cerebro llamado dopamina. Razón que detalla por qué cuando se recibe un mensaje nos sentimos tan bién.
La dopamina es exactamente el mismo químico que nos hace sentir bien cuando fumamos, cuando bebemos o cuando apostamos. En pocas palabras: Es altamente adictiva.

Es bien sabido, que existen restricciones de edad para fumar, aportar y para el alcohol, sin embargo para redes sociales y teléfonos inteligentes no hay limitantes. Lo que equivale a abrir una licorera y decirle a los adolescentes ‘mira aquí, si estás triste’.

Hay una generación entera que tiene acceso a un adictivo y adormecedor químico llamado dopamina, a través de las redes sociales y celulares, durante el alto estrés de la adolescencia.

Cuando somos pequeños la única aprobación que el ser humano necesita es la de sus padres, no obstante, cuando se pasa a la adolescencia, existe una transición, en la que se busca la aprobación de los semejantes, hecho que es muy frustrante para los padres, pero que es necesario para la culturización y adaptación externa, es decir fuera del núcleo familiar. Este período es altamente estresante en los adolescentes y se supone que deberían aprender a apoyar a sus amigos, como parte de la adaptación a la civilización externa.

Por tratarse de una etapa estresante, los adolescentes de hoy quedan enganchados en los efectos adictivos que tiene la dopamina, como salida para sobrellevar el estrés y la ansiedad a través de la interacción redes sociales – teléfono celular. Hecho que queda programado en sus cerebros y por el resto de sus vidas, tal como la adicción al alcohol.

En limpio, cuando los millennials sufren un estrés importante, financiero, afectivo o laboral, no acudien a una persona sino al teléfono celular, así como un alcohólico lo hace con la bebida. Como especie de un refugio, que da “alivio” temporal.

Todo esto conlleva que cuando los adolescentes crecen, en este caso los millennials, no saben cómo formar relaciones profundas o significativas. Las relaciones profundas no existen porque nunca practicaron las habilidades necesarias para hacerlo y peor aún, no tienen ni siquiera los mecanismos para lidiar con el estrés.

En estos casos es necesario tomar un poco de conciencia y limitar el acceso a los aparatos electrónicos, para evitar adicciones y descargas de dopamina constantemente. En este punto es importante poner reglas como sacar el celular o diversos aparatos electrónicos del dormitorio, no utilizar el smartphone como despertador y en otros casos apagarlo cuando se esté en reuniones de trabajo o con amistades.


Algunos rasgos interesantes

Decisiones libres: Aman la libertad y la autonomía. No les gusta que les impongan formas de ser y pensar, quieren tomar sus propias decisiones pero sin apartarce mucho de su zona de confort por sus inseguridades.
Alto perfil: Están preparados, tienen mayor acceso a la educación e información. Son exigentes consigo mismos y están convencidos de sus capacidades. Quieren hacer muchas cosas a la vez, pero nada es suficiente.
Relaciones de pareja: Son cada vez más independientes, no quieren ceñirse a tener alguien estable, casarse a cierta edad o tener hijos. Aplazan la formalización de relaciones cada vez más, porque no saben manejar el estres de una relación profunda, por lo que se plantean otras metas como ahorrar y viajar.
Las causas que valen: Los millennials tienen un mayor nivel de conciencia que los lleva a emprender luchas en nombre de lo que consideran justo y responsable. Quieren hacer una diferencia y contribuir a que este mundo sea mejor y causar impacto.
Visión del trabajo: A muchos no les afana terminar una profesión o tener cierto cargo. Cumplen ciclos en tiempos cortos y valoran más lo inmediato que proyectos a largo plazo. Esto no siempre coincide con políticas o estructuras en las que están inmersos.
Con la autoridad: Con las figuras como padres, profesores o jefes exigen un trato de igual a igual, con una comunicación fluida basada en el respeto a su estilo de vida, sin tener que retribuir en la misma medida. Son abiertos y confrontadores, pero sensibles a cualquier observación.
Relación con tecnología: Las redes sociales son una manera de mostrar su individualidad. El hecho de estar inmersos en la tecnología les da más autonomía en sus decisiones, en la manera como asumen el compromiso y manejan el tiempo o el dinero.
Las emociones: Quieren experimentar muchas emociones y sensaciones al mismo tiempo. Conocen y están familiarizados con el lenguaje emocional. En algunos casos evidencian vulnerabilidad que se expresa en jóvenes hipersensibles, con baja resistencia a la frustración, poco resilientes, que tienden a sentirse abatidos con facilidad. Muchos expresan insatisfacción con sus proyectos de vida porque, entre otros, quieren resultados rápidos.


Siempre es útil recordar que para comunicarse con un millennial, la conversación casual, simple y cotidiana es fundamental. Además, el lenguaje no verbal transmite mucho más que cualquier palabra.
Se debe evitar criticar y rotular la forma de vida de estos jóvenes, ya que dichos comentarios no ayudan a la comprensión y menos a la acción. En general, las etiquetas no promueven los cambios. Además es necesario comprender que los seres humanos de esta década estamos asistiendo probablemente a la mayor metamorfosis vivida desde tiempos inmemoriales.

Dadas las particulares características presentadas por esta generación, el afecto sigue constituyéndose en la estrategia más segura para lograr el objetivo. No debemos olvidar que muchos de ellos, a pesar de su edad, siguen funcionando como adolescentes y, por tanto, necesitan hoy más que nunca de una guía segura que los oriente en el competitivo mundo en que se encuentran.

Finalmente, la negociación se transforma en la mejor forma de resolver conflictos generacionales, donde los adultos comprendan que sus propias vivencias históricas poco o nada pueden servir a sus hijos. Hecho distinto ocurre con la madurez que otorga la experiencia. Si los hijos han terminado sus estudios, ingresan al mundo laboral-económico, pero se niegan a abandonar el hogar, pareciera por ahora que lo más lógico es generar una nueva negociación, donde ambas partes logren visibilizar y asumir obligaciones. Así, los hijos dejan de ser una carga para los padres, asumiendo un rol colaborativo, tanto en lo económico como doméstico frente a este nuevo clan familiar que comienza a configurarse dentro de nuestra sociedad.

Con una encuesta de MARCA POLITICA del último mes, se confirma que la etiqueta de "nativos digitales" es más que acertada en la generación millennial: Más del 80% de los encuestados se declara muy activo en redes sociales. Tanto es así, que 5 de cada 10 encuestados confiesa pasa más de cuatro horas navegando en Instagram, Facebook o Twitter. Muy de cerca, con un 48% de las respuestas, pasan entre 2 y 3 horas en redes sociales.

EL EFECTO PLACEBO DE LAS REDES SOCIALES

En una generación tan digital, las redes sociales ya forman parte del día a día. No es de extrañar que consigan influir en nuestro estilo de vida (de ahí que haya surgido el papel de los influencers), nuestros hábitos de consumo e incluso nuestro estado de ánimo.Más del 75% de los encuestados reconoce cuidar el contenido que muestra en su Instagram, desde una fotografía hasta un instastories. Pese a que 6 de cada 10 millennials afirman que el número de seguidores en sus redes sociales no es una preocupación, cabe destacar que al 38,7% restante le preocupa bastante no tener una comunidad de seguidores alta.Uno de los datos más destacados de la encuesta es lo que podríamos denominar como la "felicidad 2.0", y es que más del 70% de los encuestados se siente mejor cuando recibe muchoslikes en sus fotografías de Instagram. Un efecto placebo que interviene directamente en el estado anímico de los usuarios.


MÁS ALLÁ DE LAS REDES SOCIALES

No todo son hashtags, Trending Topics y filtros de Instagram. ¿Cómo de felices se sienten los millennials? El 30% se da un notable alto, y el 20% pone a su nivel de felicidad un 7 de nota. Tan sólo el 4% se da un aprobado justo con un 5 en cómo de feliz se siente.Más allá de las redes sociales, en el top 5 de cosas que hacen más felices a la Generación Y, viajar se coloca en primera posición; en segundo lugar, estar con los amigos es una fuente de felicidad; pasar tiempo en familia se lleva la medalla de bronce; detrás, conseguir el trabajo soñado y por último, tener tiempo de ocio para ir al cine, disfrutar de la música o dedicarse a la lectura.


Rubén Weinsteiner



Consenso en encuestadoras: Crece la imagen negativa de Macri


Una encuesta realizada por Synopsis Consultores coincide con la mayoría de las encuestas recientes: la imagen de Mauricio Macri va en descenso. El Presidente tiene una imagen negativa que llegó al 52,1%, mientras que la positiva bajó a 30,3%. En la comparación diferencial positiva-negativa, Cristina Fernández de Kichner mide mejor. La ex presidenta y actual senadora cuenta con una imagen negativa del 53,7% pero tiene una positiva del 33,3%. Además, esta encuesta revela que, por primera vez, el 'kirchnerismo y aliados' registra más intención de voto que Cambiemos.

La imagen negativa de Macri sigue subiendo, mientras baja la positiva. Malas noticias en un año electoral...



Una encuesta de Synopsis Consultores, realizada entre el 8 y 9 de febrero de 2019 en el ámbito del AMBA y principales ciudades del país, coincide con la mayoría de las encuestas recientes: la imagen de Mauricio Macri va en descenso. El Presidente tiene una imagen negativa que llegó al 52,1%, mientras que la positiva bajó a 30,3%.

Otro dato relevante de esta encuesta indica que si las elecciones fueran hoy, el 53,8% votaría a otra fuerza política que no sea Cambiemos. Pero, además, a un oficialismo que registra un 30,8% de intención de voto, le surge como principal opción opositora el Kirchnerismo y aliados que, por primera vez en la serie, registra más intención de voto que Cambiemos (31,4%).

En febrero, la valoración negativa del desempeño del Gobierno de Macri registró un fuerte incremento (+6,5%) y una leve caída de la valoración positiva (-1,1%), provocando una ampliación del diferencial negativo de imagen que se amplía a -32,4%.

 


En tanto, la preocupación por la Inflación, que había cedido en los últimos 3 meses, vuelve a ascender en febrero a 34,9%, luego de un rebote de 4,3 puntos porcentuales. De esta manera, las preocupaciones económicas vuelven a aumentar y llegan al 54,0%. Al mismo tiempo, se registra un rebote de la preocupación por la Corrupción (+2,3%), que es señalada como el principal problema por el 19,7%



Las expectativas sobre el futuro del país ratifican la tendencia bajista de enero. En febrero se registra una caída del optimismo sobre el futuro del país (-2,2%), y un incremento del pesimismo (+3,9%), profundizando el diferencial negativo (predomino del pesimismo). Mientras que respecto del futuro personal, febrero no muestran grandes variaciones, registrándose una leve caída del optimismo (-0,5%), pero una también caída del pesimismo (-0,9%).




En materia electoral, la tendencia en el voto oficialismo/oposición no muestra variación en la tendencia de voto al oficialismo, que permanece en 30,8%, mientras que sí se registra un incremento de 2,9% en la tendencia de voto a Otra Fuerza Política que llega a 53,8%, el máximo de los últimos 8 meses.









En cuanto a la tendencia electoral por espacio político, no hubo grandes modificaciones respecto del registro de diciembre. A un oficialismo que registra un 30,8%, le surge como principal opción opositora el Kirchnerismo y aliados que por primera vez en la serie registra más intención de voto que Cambiemos (31,4%). El Peronismo Federal (Alternativa Federal) también registra un incremento en su intención de voto (+1,9%), pero aún permanece lejos de los niveles de apoyo de Cambiemos y el Kirchnerismo, ratificando un escenario de polarización del voto.




En términos de Imagen, María Eugenia Vidal sigue siendo la dirigente con mayor imagen positiva, pero en febrero registra por primera vez un diferencial negativo (la imagen negativa supera a la positiva por 0,5%). El único dirigente que registra un diferencial positivo de imagen es Roberto Lavagna, cuya diferencia entre imagen positiva y negativa es de +8,8. Al efectuar la apertura del punto medio, Vidal vuelve a mostrar un diferencial positivo.




Macri registra en febrero, y por primera vez para Synopsis, una imagen negativa superior al 50% (52,1), mientras que su imagen positiva registra un leve descenso y se ubica en 30,3%. Se trata de una composición de imagen ya bastante parecida a la de Cristina Fernández de Kirchner que registra mayor imagen negativa (53,7%) pero mejor imagen positiva (33,3%).








El resto de los dirigentes (donde se incluyen varios candidatos a Presidente), muestran diferenciales de imagen negativos. De hecho, de todos los candidatos a Presidentes evaluados, solo dos (Juan Manuel Urtubey y Felipe Solá) tiene una imagen negativa inferior al 45%. Con muchos candidatos con más del 50% de imagen negativa.