jueves, 23 de marzo de 2017

#BigData: el dedo en el pulso en tiempo real en el #votojoven





Rubén Weinsteiner



En 2009 estalló una nueva gripe que combinaba las cepas de la gripe aviar y la gripe porcina. La Ciencia la llamó H1N1 y se expandió rápidamente.

Los ministerios de salud de todos los países del mundo, preveían una epidemia complicada, que se iba a propagar velozmente.

Algunos la comparaban la gripe de 1918, la gripe españolaque afectó a 500 millones de personas y que causó decenas de millones de muertes.



La paranoia cundía en todos lados, la gente no iba al cine, muchos comenzaron a usar barbijos, los padres estaban aterrorizados por sus hijos. No había ninguna vacuna disponible.



La estrategia de los ministerios de salud de los diferentes países era lentificar la propagación. A eso aspiraban de máxima. Pero para ralentizarla necesitaban saber donde estaban los focos.



En EE.UU. los Centros de Control y Prevención de enfermedades, pedían que los médicos alertaran ante cada caso nuevo de la nueva gripe.

Entre que la persona se sentía mal, pasaban unos días, recién ahí iba a una guardia médica, y el mecanismo burocrático de detectar los síntomas, confirmar la gripe, preparar los informes y procesar la información, (la CDC clasificaba una vez por semana) hacía que entre la aparición de cada caso y la confirmación pasaran 2 semanas.

Con una epidemia así dos semanas es muchísimo.



Los gobiernos estaban desbordados, se desató una histeria mundial.



La solución apareció desde Google. Desde la compañía le explicaron al gobierno de EE.UU. que Google podía identificar rápido y en tiempo real, los focos de la gripe, no sólo en EE.UU. sino en todo el mundo.

Google recibe casi 4000 millones de búsquedas diarias, las archiva todas, y puede identificar desde donde viene cada búsqueda y clasificarlas por tema.



Google puso como parámetros los síntomas de la enfermedad y podía establecer desde donde y cuantas personas buscaban en Google, cosas que estuvieran relacionadas con los síntomas de la gripe H1N1.



Google tomó como parámetro las búsquedas durante otras epidemias gripales parecidas. Había muchas búsquedas que eran hipocondría pura. Pero al cruzar búsquedas dentro de los grandes números de la Big Data, empezaron a identificar los focos de propagación. Para eso utilizaron 450 millones de modelos matemáticos para identificar los focos más consistentes, y de esa manera identificaron 45 palabras de búsqueda que tenía una correlación directa con los focos que iba confirmando la CDC.

Google no sólo que detectaba los focos, sino que lo hacía en tiempo real.



Big data es dedo en el pulso en tiempo real, es tener todos los datos, no una muestra, es poder operar con todos esos datos, y es poder plantar, pescar y buscar respuestas.



La Big Data representa un cambio disruptivo en lo que hace a cuantificar y comprender comportamientos. Una inmensa cantidad de cosas que hasta acá no podían medirse, almacenarse, analizarse, compartirse y utilizarse.



Hasta acá nos manejábamos con el muestreo, ahora tenemos todos los datos y los podemos manejar.

Con la Big Data podemos predecir con precisión a través de la correlación de una enorme cantidad de datos.

Las redes sociales nos dicen que hacen, que les gusta, adonde van, a quien quieren y a quien no, millones de jóvenes. No hace falta encuestarlos, la Big Data está ahí. Es oro para los que estudiamos los sistemas de preferencias de los jóvenes.



Todo esto en tiempo real, midiendo humores, tendencias, demandas, insatisfacciones, rechazos, con el dedo el pulso segundo a segundo.

Que decir, donde, como, cuando, a través de que medios.

Con la Big Data obtenida en la Web social se puede microsegmentar y afinar el discurso, microsegmentar las piezas publicitarias, explorar deseos, miedos, demandas, ya no desde la extrapolación de una muestra, sino de la totalidad de los datos.

Rubén Weinsteiner

El plan económico de la dictadura








El verdadero motor del golpe de estado del 24 de marzo de 1976 fe la implementación de un plan economico que eliminó las exportaciones, abrió en forma total las importaciones, liberó el dólar para que todos pudieran comprar esa divisa en forma libre, se saliera al mundo a tomar deuda pagando comisiones de millones de dólares a los que gestinaban los créditos, se bajaran los salarios y se eliminaran las paritarias, se eliminarán impuestos a los bienes entre otras medidas

El plan económico anunciado el 2 de abril de 1976 fue creado por José Alfredo Martínez de Hoz. Sus primera medidas fueron congelar los sueldos de los trabajadores, que quedaron bajo el control de la Nación. El salario real ha llegado a niveles excesivamente altos con en relación con la productividad de la economía afirmó el ministro en 1976. Esa política provocó que el ingreso de los trabajadores cayera un 40 % entre 1976 y 1980Se sacaron los controles de precios y se redujeron las retenciones a las exportaciones y se inauguró el pedido de créditos a organismos internacionales: la Argentina recibió del FMI 400 millones de dólares. El slogan para los primeros meses de la dictadura fue: “achicar el Estado es agrandar la Nación”.

En 1975, la inflación había subido más del 300 por ciento al año, el PBI descendió un 1,4 por ciento y el PBI per cápita cayó un 3 por ciento. Mientras, los precios al consumidor habían subido entre marzo del ‘75 y enero del ‘76 un 566,3 por ciento. La respuesta que Martínez de Hoz encuentra para parar la inflación fue la famosa “tablita". Un sistema de devaluaciones preanunciadas para se supiera cómo y cuándo se iba a devaluar. La tablita dio comienzo á la era de “la plata dulce” y “al deme dos”.

El Plan Económico anunciado en abril del 76 tenía como prioridad favorecer el crecimiento industrial y agropecuario sin las trabas que representaban los reclamos sindicales. Debía contener la inflación, estimular la venida de capitales extranjeros, atacar el déficit fiscal y terminar con un aparato burocrático estatal sobredimensionado. Para este fin se colocó a todos los empleados público? en disponibilidad y se expulsó sin más a los de antecedentes sospechosos.

LA PLATA DULCE: La etapa de la circulación de dinero que producía más dinero fue denominada “la época de la plata dulce” y, junto con endeudamiento externo, trajo grandes beneficios a los grandes grupos económicos. Estos contraían una deuda en el exterior a una tasa baja y luego invertían en Argentina, donde había una muy alta: con la ganancia obtenida localmente abonaban la deuda externa y obtenían una gran diferencia a su favor.


Los grandes grupos obtenían créditos pero no los invertían en la producción sino en la especulación. A su vez, la clase media se dedicó a invertir sus “pequeños” ahorros en las financieras, con tasas de interés altísimas, y a aprovechar el dólar barato para viajar al exterior y adquirir allí variedad de productos. Esa creciente influencia del capital financiero significó la instalación de numerosos bancos en el país, así como un importante proceso de concentración de, estos. Sin embargo, el sector bancario en desarrollo sufrió crisis que repercutieron directamente en el proyecto económico diseñado por la dictadura.

El año 1980 fue el comienzo de un final anunciado: las exportaciones cayeron un 20% respecto del año anterior, las importaciones subieron un 30%, acompañadas por una nueva crisis mundial que, para un proyecto basado en el mercado externo, era determinante. En ese contexto se produjo el “crack bancario” de 1980, que puso fin a la etapa de la denominada “plata dulce”. La quiebra del Banco de Intercambio Regional (BIR) fue el primer indicador. Siguió el cierre de otras 37 entidades financieras, que a su vez repercutió en sectores industriales. El frente de la burguesía que hasta ese momento había apoyado acríticamente al proyecto —sobre todo en su aspecto represivo— reclamó una política de salvataje por parte del Estado frente al crack industrial y financiero. A partir de allí, el plan pasó a retiro. Fuente: Historia La Argentina Contemporánea Editorial A-Z

Una de las medidas iniciales adoptadas por el gobierno militar en 1976 fue la apertura de la economía, es decir, la apertura del mercado interno a la competencia exterior. En primer lugar, se redujeron los, aranceles de importación; esta medida sé ejecutó en un marco de atraso cambiarlo, cuyo efecto fue el abaratamiento de las mercaderías extranjeras, el cual generó el ingreso a la Argentina de una avalancha de productos importados.

En segundo lugar, el gobierno militar implemento una reforma financiera que liberalizó el sistema bancario (autorizando el funcionamiento de nuevos bancos e instituciones financieras) y el flujo de capitales. Esta medida se dio en un contexto mundial de gran abundancia de capitales líquidos en manos de los principales bancos estadounidenses y europeos. Una parte sustancial de esos capitales comenzó a ser prestada a los países periféricos, entre los que tuvieron un papel de gran importancia los dé-América latina, y, en particular, la Argentina. Comenzaba, de este modo, una etapa de alto endeudamiento externo para la Argentina.

En realidad esta primera etapa del plan económico constituía una puesta a punto de lo que vendría meses más tarde. El 1 de junio de 1977 la “ley de entidades financieras” libera el mercado de dinero y le da garantía estatal a todos los depósitos a plazo fijo. Con esta norma, si un banco quebraba, el Estado devolvía el dinero. Comenzó así la especular y tristemente celebre "bicicleta financiera".

En octubre del ‘77, las tasas de interés alcanzaron un nivel del 135 por ciento anual. La distorsión de este mecanismo hizo que las empresas tuvieran que endeudarse en el extranjero, la que debieron pagar altas tasas para lograr financiación en el mercado local. Así, mientras los plazos fijos y las financieras se reprodujeron ferozmente, los que tomaron créditos hipotecarios durante esa época terminaron pagando tasas usurarias: el ejemplo fue la de la recordada circular 1050 del Banco Central, que determinó que miles de ahorristas terminaran pagando tasas siderales o que debieran entregarle sus viviendas al banco, ya que los intereses, fijados por un mercado de tasas que llegaron a mas del 100 por ciento al año, tornaba impagables los préstamos.


En 1978, el plan de Martínez de Hoz dio indicios de ser un fracaso total: la inflación anual llegó al 160 por ciento, y el PBI descendió durante ese año cerca de un 3,2%. Al crecimiento nulo del país se le sumaron los fuertes gastos del Estado: el 25 de junio del 1978 la Argentina ganó el Campeonato Mundial de Fútbol. Ese mundial, organizado en el país, costó cerca de US$ 500 millones, gasto que fue completamente cubierto por el Estado.

La perversión del sistema financiero se tomó difícil de dominar para el Gobierno: en 1979, los precios minoristas crecieron en un 139,7 por ciento, y a capacidad de consumo se redujo vertiginosamente. Al final, la distorsión la la banca terminó por perforar a muchas entidades financieras, que no pudieron hacer frente a sus obligaciones: el 28 de marzo de 1880 el Banco Central ordenó la Intercambio Regional (BIR).

A fines de ese año, cerca de 23 entidades financieras habían quebrado, casi todos bancos cooperativos o provinciales. El fracaso de la gestión de Martínez de Hoz terminó por hacerse evidente cuando tuvo que tomar una resolución drástica: el 3 de febrero de 1981 el peso fue devaluado un 10 por ciento con relación al dólar. Con la economía en contracción, la gestión de Martínez de Hoz finalizó en 1981, con el reemplazo del teniente general Jorge Rafael Videla por el teniente general Roberto Eduardo Viola en la presidencia de la Nación.

El 29 de marzo de 1981 asume un nuevo ministro, Lorenzo Sigaut quien pasó a la historia por la frase “esta vez, el que apuesta al dólar pierde”. Tan sólo un mes después el flamante ministro dispone una nueva devaluación que provocó que el peso perdiera un 35 por ciento de su valor con, respecto al dólar. Para colmo los créditos hipotecarios se indexaron un 11 por ciento, la desocupación llegaba al 5 por ciento y el PBI caía un 6 por ciento. En la segunda mitad de 1981 la recesión comenzó a hacerse más intensa. La gestión de Sigaut sostuvo que las líneas básicas de acción continuarían siendo las mismas.

Sigaut duró 9 meses los mismos que Roberto Viola que fue reemplazado por Leopoldo Fortunato Galtieri. A fines de año el Ministro de Economía fue reemplazado por uno de los hombres cercanos a Martínez de Hoz y ex-Ministro de Economía durante el gobierno de Frondizi: Roberto Aleman. Esta recomposición significaba el triunfo de una finta política.

Los objetivos globales de Alemann eran bajar la tasa de inflación, desregular y privatizar, en ese orden. Sus primeras medidas incluyeron la reunificación del mercado cambiario, el restablecimiento de una tasa de cambio flotante, nuevos impuestos sobre las exportaciones una reducción de la dispersión de derechos de importación y el congelamiento de los salarios del sed público.

Muchas obras públicas fueron ejecutadas por contratistas privados, y algunas empresas del Estado privatizaron partes de sus actividades -lo que se llamo privatización periférica-. Esta incluyó la subcontratación de tareas de búsqueda y explotación petrolera, de reparación de materiales y de las vías de los ferrocarriles, la provisión de equipos telefónicos, la recolección de residuos y el mantenimiento del alumbrado público en la Ciudad de Buenos Aires. Alrededor de estas actividades se fue configurando un poderoso grupo de empresas contratistas del Estado. Estos grupos económicos, integrantes del segmento de proveedores del Estado argentino, conformaron la llamada "patria contratista". Se trataba, en realidad, de empresarios muy cercanos al poder político que realizaban importantes negocios con el Estado cobrando cuantiosos sobreprecios.

Como consecuencia, la inflación declinó durante el primer cual de 1982 y empezó a notarse el fin período recesito. De todos modos, la guerra Malvinas desatada el 2 de abril 1982 marcó un punto de inflexión para el gobierno militar. La derrota de las Fuerzas Armadas argentinas aceleró el proceso de deterioro d régimen y lo empujó a buscar una trasmisión política que le permitiera transferir el poder.

Las decision económicas, entonces, estuvieron sujetas a los vaivenes de la liberalización política: En julio de ese año general Reynaldo Bignone reemplazó a Galtieri e inmediatamente inició diálogo con los Sectores políticos. Su primer Ministro de Economía fue José María Dagnino Pastore (ex ministro de la misma cartera durante gobierno de Onganía), a quien acompañó, como presidente del Banco Central, Domingo Cavallo.

Los principales hechos económicos estuvieron marcados por la reforma financiera lanzada por Cavallo que provocó una escalada inflacionaria. Dagnino Pastore y Cavallo dejaron sus puestos a media los de agosto. El último Ministro de Economía del Proceso fue Jorge Wehbe, quien implemente “administró” la crisis. Durante esos meses se restablecieron negociaciones con el Fondo Monetario Internacional y se volvió a implementar el control de precios y de las tasas de interés, la inflación volvió dispararse en 1983 y el traspaso del poder al nuevo gobierno constitucional se hizo en el marco de una acentuada crisis económica.


Prácticamente todos los analistas coinciden en señalar que este ultimo periodo de la dictadura, después de la guerra de Malvinas, dejó una herencia nefasta que todos las argentinos siguen pagando.

Finalmente la dictadura militar y las política liberales aplicadas por sus ministros de economía terminaron provocando la destrucción del aparato productivo, el cierre de miles de empresas que dejaron en la calle a otros tantos trabajadores. La deuda externa trepó hasta cifras inconcebibles y el gobierno democrático de Raúl Alfonsín que asumió en diciembre de 1983 debió cargar con una pesada herencia que luego provoco su propia caída.

Dictadura, fútbol y periodismo cómplice

Pablo Llonto

Vivíamos en un país hambriento de mentiras. Y nosotros allí. Éramos el pueblo que se divertía. Llevábamos tres años y dos meses de una dictadura. Sin embargo nadie decía “vivimos en una dictadura”. Estaba prohibido Marx; estaba prohibido Perón, Lenin, Evita, El Che, Cooke, Fidel, Serrat, los discos de Zitarroza y un país completo llamado Cuba. Ni las estatuas se salvaban de la purga. Estaba cerrado el Congreso, prohibidas las huelgas, aporreados los partidos políticos; los niños no sabían que era un concejal, un referendum, una urna. Pero en las escuelas se enseñaba la Constitución. Tres palabras con R eran mudas: rebelión, revolución, reclamos. Eso sí, no estaba prohibido respirar.

La primera historia ocurrió poco después del mediodía del 22 de mayo de 1979. Millones de argentinos esperábamos sentados frente a televisores en blanco y negro. Allí terminarían los detalles de un partido difícil de ignorar que se jugaba en Suiza. En Berna, como parte de los festejos por los 75 años de la FIFA, los seleccionados de la Argentina y Holanda, frente a frente, por “La Gran revancha” del Mundial 78.

En el inventario de nuestro equipo celeste y blanco aparecía un nombre aún no santificado: Diego Armando. Relator y comentarista, en vivo, se dedicaban a enseñarnos un poco de fútbol. De pronto, todos vimos aquello que hoy… recordamos mal.

En las tribunas del estadio, unas personas desplegaban unos carteles en los que se leía “Videla asesino”. Como si fueran los árboles del paisaje, dejamos de ver el paisaje.

En aquellas gradas estaba Ángel Cappa. Era uno de los miles de exiliados argentinos. También estaba Sergio Ferrari, un joven. El mismo Sergio Ferrari, maduro, que ahora es parte de esta evocación. “Llegaron muchos compañeros exiliados de Francia y de Holanda -recuerda-. Nuestro primer problema fue de seguridad, ¿cómo entrar el cartel? En verdad, no era un solo cartel. Eran muchos. Con letras separadas y pintadas sobre una tela se formaron las palabras ‘Videla asesino’ y el rostro de Videla. De pronto nos dimos cuenta que entrar eso a la cancha era más fácil que en la Argentina. Nos pusimos atrás de los arcos. Allí aparecieron algunas banderas argentinas con otras consignas; eran, especialmente, los exiliados de Francia. La seguridad del estadio se había preocupado en que no entraran palos grandes. Recuerdo que incluso habíamos discutido si llevábamos o no cadenas”.

En Buenos Aires, el sacrilegio puso de nervios a la conducción de los “con gorra” que manejaban el canal. Por los pasillos correteaba gente implorando una idea. Hasta que alguien gritó: ¨hay que tapar eso¨.

En Suiza, los funcionarios de la embajada argentina no disimularon nada. En minutos, solicitaron a los organizadores que hicieran retirar los carteles más visibles, de lo contrario el partido no continuaría.


Sergio acelera el relato: “la gente de la seguridad vino a decirnos que sacáramos todo eso. Eran de una empresa privada. Te aclaro que eso en Suiza es normal, la seguridad no lleva armas a la cancha. El primer choque fue con un grupo, en formación militar, que se acercó a la primera fila para arrebatarnos los carteles. Ahí nos dimos cuenta de cómo venía la mano. Fue un momento de gran tensión, primero se acercaron un par de civiles de seguridad. Creo que ellos no advirtieron que la movida era muy masiva, y que había muchos compañeros suizos que estaban muy ligados a la solidaridad con los argentinos. Previamente habíamos impreso un montón de volantes que denunciaban a la dictadura y que se entregaron, momentos antes del partido en todas las tribunas. Eran volantes en español, en alemán y en francés. Todo ello había generado un clima de mucha simpatía con los presentes porque el tema de la dictadura estaba muy al día en los medios suizos. La agresión vino de parte de la seguridad privada y entonces hubo una respuesta muy fuerte, de los argentinos. Yo vi como le volaban los dientes de un piñazo a un guardia. Los de Seguridad subestimaron la bronca de quienes estábamos allí. Faltaba poco para finalizar el primer tiempo y lograron romper algunas de las letras de Videla, pero nos quedaba el retrato de Videla que seguimos exhibiendo y sacando cada vez que la pelota iba para ese lado”.

Aquí, en la Argentina, las escenas eran de exorcismo. Para “tapar” la zona del televisor donde se veía el cartel, los técnicos de la dictadura desplegaron un telón censor que tuvo distintas formas en los pliegues de nuestra memoria.

Para muchos de aquellos televidentes de treinta años atrás, fueron varias tiras negras (me incluyo). Para otros una sola. Para la contundencia de una prueba que terminamos de ver (treinta años después, observamos el video gracias al sensacional archivo de Gonzalo Bonadeo) se trató de una propaganda de Les Luthiers que desde Canal 7 se movía desde la pantalla tratando de colocarlo encima de la bandera “Videla asesino”.

Cappa comenta: “yo había ido a ver a Maradona, pero me puse a colaborar con los otros muchachos con las pancartas. El periodismo cómplice argentino no dijo una palabra de lo que ocurrió”.

En Suiza no sabían qué estaba ocurriendo con la transmisión. Los celulares eran sólo una fantasía que asomaban en la serie Viaje a las Estrellas. Sergio se enorgullece de la hazaña: “Todos los carteles estaban visibles, pero el que más jorobaba era el de ‘Videla asesino’. Después de la batalla, el partido siguió. La pregunta era cómo íbamos a salir del estadio. Temíamos una represalia. Decidimos salir muy juntos, organizadamente, y no tuvimos problemas. En la prensa suiza y en la prensa europea se habló mucho de esto. Recién unos días después, por teléfono, nos enteramos de lo que había pasado en la Argentina y que no habían podido taparlo, al menos por un rato se vio. Y quiero aclarar algo sobre Menotti: como grupo de refugiados nunca pudimos tener acceso a jugadores y al cuerpo técnico”.

La segunda historia ocurrió en la semana siguiente. Con enojo nacionalista y oficialista, la mayoría de los conductores de programas de radio y TV estaban indignados con el “ataque antiargentino” de los exiliados. Negar las denuncias de quienes nos advertían de las torturas, los campos de concentración, los desaparecidos, era otro deporte nacional. Era como darle la espalda al refrán (“cuando el monte se quema, algo suyo se quema”).

La ingenua tropa comunicacional de Videla incluía a Mónica Cahen D’anvers (sí, la de Mónica Presenta, la de Telenoche) y a uno de los locutores de radio más famosos, Julio Lagos. Desde programas con alto rating se convocaba a un desagravio. La Selección argentina seguía su gira por Europa y le tocaba una parada en Roma, para enfrentar a Italia. La consigna desde los medios invitaba: “vamos a Roma, a demostrarles quiénes somos de verdad los argentinos”.

Un vuelo salió de Ezeiza. Costó 150.000 dólares. Colmado. Iban Mónica y Lagos. Y un pasaje de clase media que prometía evangelizar a los italianos y a la prensa europea sobre “la Argentina en paz en la que vivimos”. El almirante Lacoste los esperaba en Italia con las entradas en la mano. En Roma, dos tribunas daban cuenta de nuestra historia moderna. En una, los del avión. En otra, los exiliados, contando la verdad.

Nuestros enviados especiales nada dijeron. Algo era peor: la revista Siete Días tituló “un triunfo argentino” al viaje de quienes habían partido para responderles a los “marxistas”. Años más tarde, generoso con mi culpa ciudadana, y esperanzado en contar aquello que nadie quería recordar, titulé una nota: “El charter de la vergüen“Me diste sin asco –me dice Julio Lagos en una confitería de Barrio Norte, años después -. Nosotros no alquilamos ningún charter, la gente iba sola. Y te la agarraste conmigo y con Mónica, pero nada decís de Juan Alberto Badía que también invitaba. Es muy injusto. En ese vuelo llevábamos banderas argentinas, no banderas a favor de Videla ni a favor de la dictadura”.

La tercera historia fue una repetición, agravada, de los patéticos momentos del Mundial 78. En septiembre de 1979, mientras se jugaba el Mundial Juvenil en Japón, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos llegó al país extenuada por la infinitud de las denuncias argentinas.

Miles de expedientes decían lo mismo: “lo secuestraron, lo torturaron, lo mataron¨. Venían a comprobar el horror. Eran largos días de fiesta futbolera. En las santas madrugadas otoñales las correctas familias argentinas seguíamos las diabluras de Maradona, Ramón Díaz, Barbas Calderón y Escudero.

Para nuestra prensa los Derechos Humanos parecían japonés básico. El triunfo en la final ante la Unión Soviética sepultó las ilusiones de los viajeros extranjeros. La Comisión, ya ignorada, fue doblemente ignorada.

Con el trofeo en las manos de Diego, Videla y sus canallas se agrandaron. Qué mejor para un censor que una Copa del Mundo. Maná para los generales. Videla dialogó con Menotti por Radio Rivadavia. Lo felicitó. Menotti le dijo desde Tokio “en nombre del fútbol argentino, mucho éxito en su gestión”.

Al cortar, la cuadratura verde oliva pensó un operativo. Que los pibes llegasen lo más pronto de Japón para que una Plaza de Mayo colmada los esperase en horarios populares. Los futbolistas encarnaban el triunfo “de la Argentina en paz ante el enemigo de la patria”.

Todo ese bochorno, ignorado por la mayoría de periodistas, fue retratado por el único cronista que se animó a exigir un espacio en la redacción para cumplir con los viejos principios de nuestro oficio. Recuerdo aquella noche, cuando volvimos de las calles a Clarín y Oscar Raúl Cardoso no podía creer tanto servilismo. Era tal su enojo, que le concedieron media página: “Mirtha Legrand, en tanto, sonreía y hacía sonar una campanita. Las emisiones continuaban desde exteriores y Lagos y Muñoz instaron al público que recorría incesantemente las calles céntricas a desplazarse a la Avenida de Mayo”.


En un reportaje del periodista Roberto Koira a Jorge Piaggio, el defensor de Atlanta que integraba el Juvenil admitió: “La movida del regreso de Japón fue muy rara. Nosotros festejamos en Tokio y se ve que vino un tubazo: ´Hay que volver´. No teníamos idea de quiénes eran los de la Comisión Interamericana. Nosotros teníamos toda la inocencia del mundo. Llegamos a Río y para el trasbordo nos esperaba un avión militar esperándonos, no uno de línea. Ni siquiera pudimos recoger las valijas. Llegamos a Aeroparque a las 6 de la tarde. Atando cabos, uno se da cuenta de que querían llegar a la hora en que la gente salía de sus trabajos para armar la fiesta. Si hubiéramos llegado a las 3 de la mañana, no habría sido lo mismo. Dos helicópteros del Ejército nos llevaron a la cancha de Atlanta, y los familiares en micro también se dirigieron hacia allí. Bajamos, un beso a los parientes y al micro para la Casa Rosada, a saludar a Videla y después a la AFA. Tiempo después me doy cuenta de que todo había sido manipulado, pero en ese momento… Nosotros teníamos toda la inocencia del mundo. Está bien, te hace bien al ego, fue muy lindo e inolvidable, pero… Pensar que tengo la foto en la cual aparezco dándole la mano a Videla…”

Un primo de Piaggio, conscripto en Santo Tomé, estaba secuestrado. Al llegar a su pueblo (Conesa) para los festejos, Piaggio se enteró que su tía había sufrido la represión en Buenos Aires junto a las Madres de Plaza de Mayo. Los amanuenses de todas las provincias ya habían iniciado el llamado al desprecio Fue cuando José María Muñoz nos gritó desde el 630 de la radio que teníamos que ir a la Plaza de Mayo. “A demostrarles a esos señores de la Comisión que los argentinos somos derechos y humanos”.

Graciela Lois, de Familiares de Detenidos y Desaparecidos, no olvida esos días. “Cuando fuimos a la sede de la OEA para hacer las denuncias había demasiada policía, y por otro lado demasiado medios acreditados que llevaban nombres raros, como la agencia americana de noticias. Era evidente que eran servicios. Nos hostigaban después del triunfo del Juvenil; fue vergonzoso, pero no se nos movió un pelo, aparecían con un auto y te frenaban encima. Tuvimos una compañera liberada que había regresado al país, y decidió hacer la cola para denunciar su caso. Se ve que la reconocieron, la siguieron y la secuestraron. Apareció muerta en San Fernando”.


Por entonces, un pañuelo blanco, una hoz y un martillo, bastaban para que un verdugo, o un alcahuete, entrase en escena. 1979. ¿Qué nos había pasado? ¿O es que para explicar semejantes desatinos debemos estudiar si el síndrome de Estocolmo también explica a ciertas sociedades? 1979. Qué bello sería corregir la historia.

Advierten que la fuga de capitales es la mayor en los últimos 15 años



Un informe de la Universidad de Avellaneda reveló que en los primeros dos meses de 2017 se fugaron casi u$s 4.000 millones, la suma más grande desde 2003. Por su parte, el Observatorio de Políticas Públicas de la casa de estudios indicó que en 2016 la salida de dólares del sistema financiero superó en un 16,8% a la de 2015 y que se trata de un 37,2% al promedio de los últimos cinco años.

El relevamiento asegura que la perspectiva para el 2017 "parece mantenerse" ya que las erogaciones de dólares del BCRA para atesoramiento privado, pago de intereses y remisión de utilidades "fue la mayor de los últimos quince años".

En ese marco, se calculó que la salida de casi u$s 4.000 millones en el primer bimestre del año representan la suma de dólares fugados del sistema más grande desde el año 2003, superando en un 83,9% al promedio de los últimos quince años.

Ante este contexto desde la Universidad de Avellaneda señalaron que las metas de inflación del Banco Central "están en riesgo". Los especialistas analizaron que "si los ahorristas no encuentran un refugio de poder adquisitivo en pesos, la dolarización de carteras puede tomar un ritmo peligroso para la sustentabilidad macroeconómica".

Por otra parte, el informe destaca que la dolarización de carteras está en niveles "como no se habían visto en décadas". Según relevaron desde la Universidad de Avellaneda, desde enero a noviembre de 2016 se fugaron algo más de 11.000 millones de dólares, lo que representó un aumento del 84% en términos interanuales. En tanto, en los dos primeros meses de 2017 ya se fugaron 9.000 millones de dólares, la mitad de la deuda

En tanto, el informe del Observatorio de Políticas Públicas de la universidad señaló que en el primer bimestre del año 2017, las erogaciones totales del sector privado no financiero crecieron un 120% y que si se toman el subconjunto de dólares destinados al atesoramiento privado y la fuga, se registra un crecimiento del 10,6% en el acumulado enero-febrero del corriente año, respecto a igual período de 2016.

Empresarios y gremio del comercio acordaron 20% de aumento anual



En la firma de la paritaria de comercio estuvieron Osvaldo Cornide (CAME), Armando Cavalieri (Faesyc), Jorge Triaca (ministro de Trabajo) y Silvia Squire (subsecretaria de Relaciones Laborales).


Los empresarios del comercio acordaron un aumento salarial anual de 20% con el sindicato de empleados mercantiles que lidera Armando Cavalieri.

Según pudo confirmar ámbito.com, este jueves representantes de la CAME y la CAC firmaron el acta en el Ministerio de Trabajo de Jorge Triaca. El convenio establece el pago del incremento en dos cuotas: 10% en abril y 10% en julio. El primer tramo se incorporará en carácter remunerativo al salario a partir del 1 de julio próximo y el segundo mantendrá el carácter de no remunerativo hasta el 31 de octubre. Pero además, incluye una cláusula gatillo para reabrir la discusión salarial en otubre y enero de 2018 si se dispara la inflación, que el Gobierno prevé para 2017 entre 17% y 18%.

"El ministro estaba muy satisfecho", dijo el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), Osvaldo Cornide, al término de la reunión, según informó el canal de noticias C5N. También suscribió el titular de la Cámara Argentina de Comercio (CAC), Jorge Di Fiori, y el secretario de la entidad, Mario Grinman. También estuvo presente Silvia Squire, subsecretaria de Relaciones Laborales.

Si bien el incremento está apenas por 2% encima de la pauta oficial que el Gobierno nacional pretende imponer en todas las negociaciones colectivas, en la Casa Rosada celebran este acuerdo como un triunfo ante la creciente conflictividad gremial, principalmente en el ámbito escolar. La foto lo demuestra.

Se recuerda que la última oferta que se les acercó a los docentes bonaerenses en lucha fue de 19%, incluido una pequeña compensación por el alza de precios del período anterior, que cerró por arriba de 40%, según cálculos privados y académicos.

Vale aclarar que Cavalieri consiguió en 2016 una suba salarial anualizada de 39% y empató la inflación. El año pasado la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) firmó una paritaria de 20% en dos cuotas de abril a septiembre y reabrió la discusión en octubre para acordar otro 19% para el segundo semestre. En ese mismo plazo, los maestros y estatales de la provincia obtuvieron 34,6%.

Para Ferreres, la actividad económica cayó 2,3% en febrero



Un informe de la consultora Orlando Ferreres y Asociados reveló que el nivel general de actividad se contrajo en febrero un 2,3% interanual. Según el revelamiento, en el primer bimestre del año acumuló una baja de 1,4% respecto al mismo período de 2016 influenciado por la "anormal dinámica de la industria manufacturera".

En el análisis de las perspectivas económicas, la consultora consideró: "La actividad comenzará a emitir señales más alentadoras en el segundo trimestre, una vez que las negociaciones paritarias se encuentren encaminadas y se pueda recomponer el poder adquisitivo de los hogares".

Dentro de los rasgos positivos que presenta el trabajo se destaca el crecimiento del sector agropecuario, que refleja las buenas perspectivas para la campaña actual, y se alza como el único sector en donde la recuperación no deja lugar a dudas.

Asimismo, se advierte que "algunos sectores han dejado atrás las bruscas bajas evidenciadas a lo largo del 2016", siendo la construcción el ejemplo más cierto.

Pero respecto a lo que va del año, el nivel general de actividad se contrajo 2,3% interanual, acumulando al finalizar el primer bimestre de 2017 un descenso de 1,4% anual, mientras que la medición desestacionalizada tuvo una merma de 0,7% mensual.

El informe aclaró que el número agregado se encuentra "influenciado por la anormal dinámica de la industria manufacturera", que se contrajo a un ritmo superior al 8% anual en febrero a raíz del comportamiento del segmento de Alimentos y Bebidas y el Automotriz.

A la actividad sostenida en el sector del agro y ganadería, segmento que "continuó con datos alcistas" que reflejaron en febrero un alza de 7,2% interanual y un acumulado del 8,6%, se observa que la actividad del comercio bajó 3,9% en el segundo mes del año respecto a igual período de 2016.

De esta manera, la rama minorista continuó mostrando resultados negativos, aunque el comercio mayorista atenuó esta baja con descenso de 1,8% interanual, y acumula una caída bimestral de 3,1% en relación a igual período de 2016.

¿Qué dice el presupuesto de Trump acerca de su estrategia militar?

Un artículo con ese título fue publicado por la revista estadounidense 'The National Interest' y plantea que la retórica de Trump no se relaciona con sus prioridades respecto a los gastos en defensa.



La cruzada de Donald Trump contra un grupo de "proyectos de mascotas y vacas sagradas", combinada con una propuesta igual de enorme de incrementar otros gastos del Pentágono, avanza a buen ritmo.

Pero "como dice el refrán: la Casa Blanca propone y el Congreso dispone", sostiene un reciente artículo de 'The National Interest' escrito por Christopher Preble, vicepresidente de Estudios de Defensa y Política Exterior del Instituto Cato, quien sugiere que el presupuesto militar propuesto por Trump no se convertirá en ley.

Sin embargo, la propuesta presupuestaria de Trump revela algunas ideas acerca de la política exterior que piensa llevar a cabo el nuevo inquilino de la Casa Blanca.

Y ese presupuesto, aunque no está aprobado por el Congreso, sugiere que Trump desea utilizar a los militares más a menudo y recurrir con menos frecuencia que sus predecesores a la diplomacia para resolver los problemas, según el autor.

"Trump es un intervencionista comprometido"

En opinión de Preble, el presidente de EE.UU. y su director de presupuesto, Mick Mulvaney, han ofrecido un presupuesto algo 'simétrico'. La propuesta consta de un presupuesto de 54.000 millones de dólares más para gastos de defensa que lo que permite la ley actual, y 54.000 millones de dólares menos para gastos discrecionales [egresos por la adquisición de bienes o servicios que no son indispensables para el funcionamiento de una organización] no militares.

"La Administración Trump también está aprovechando al máximo los fondos de operaciones de contingencia de ultramar, que están excluidos de los límites fiscales: la Administración pretende 70.000 millones de dólares para el resto de 2017 (un aumento en 5.000 millones), más otros 65.000 millones para 2018", señala Preble.

"Este presupuesto confirma en general lo que algunos han sospechado desde el inicio: pese a todas las especulaciones sobre el 'drenaje del pantano' y la reorientación drástica de la política de EE.UU., Trump es un intervencionista comprometido", concluye el autor.

Para conseguir los votos para terminar con el ObamaCare, Trump necesita endurecer su política hacia Cuba

Representante de Miami cambia voto si Trump se endurece con Isla

Presiones para que Donald Trump endurezca la mirada hacia Cuba, en medio del debate por el ObamaCare.



Donald Trump necesita, más que nunca, del apoyo republicano para reformar la Ley de Cuidado de Salud, y uno de los votos cruciales es el de Miami, cuyo representante Mario Díaz-Balart reclamó al presidente cumplir con su promesa de campaña de adoptar una línea más dura hacia Cuba.
Indirectamente, la batalla que se está librando en el Congreso por la reforma de la Ley de Cuidado de Salud, derivó en Cuba y en la relación con el gobierno de Raúl Castro.
Con varios republicanos indecisos y con la necesidad de la Casa Blanca por obtener los votos necesarios para que la nueva ley de salud (American Health Care Act, AHCA) sea votada, la figura del representante de Miami, Mario Díaz-Balart, fue creciendo cada vez más.

Díaz-Balart, quien siempre manifestó su deseo de revertir la apertura hacia Cuba que llevó adelante el gobierno de Barack Obama, espera obtener ahora algún rédito por su voto.
Según el New York Times, el representante por Miami pidió directamente a funcionarios de la Casa Blanca garantías de que Trump cumpla con su promesa de endurecer su política hacia el vecino país.
El matutino no aclaró si en la discusión se logró llegar a un acuerdo, algo que se apreciará más adelante.
Díaz-Balart negó la información del periódico neoyorquino.
Mientras tanto, el ex presidente demócrata afirmó que con el ObamaCare se estableció que "la salud no es un privilegio para pocos, sino un derecho para todos".
"Estados Unidos es más fuerte gracias al Affordable Care Act", aseguró Obama, que defendió la reforma sanitaria que lleva su nombre, en ocasión del séptimo aniversario del programa.
La defensa del ObacaCare se produce en el día en que los republicanos podrían votar en la Cámara de Representantes una medida para abolirla y reemplazarla.
Cualquiera sea el cambio, "debe hacer el sistema sanitario mejor, no peor", agregó Obama. "Esta es la prioridad", añadió.

"Siempre dije que esta ley es una base" que puede ser mejorada, subrayó el ex mandatario. "Si los republicanos son serios en querer reducir los costos y ampliar la cobertura sanitaria y si están dispuestos a trabajar con los demócratas, entonces sus medidas son bienvenidas", afirmó.
Según Obama, hay que "partir de la idea de que cada cambio debe mejorar el sistema sanitario y no empeorarlo para los estadounidenses".
El miércoles el presidente Donald Trump afirmó que llegaba el gran día para el nuevo plan de salud que reemplazará al ObamaCare, al tiempo que les advirtió a los líderes republicanos en la Cámara de Representantes que una derrota en este tema "no es aceptable".

Uno de cada tres argentinos trabaja en negro

Un tercio de la población ocupada se encuentra trabajando en la informalidad laboral, sin aportes al sistema previsional, de acuerdo con los datos relevados por el INDEC.

Un tercio de la población ocupada se encuentra trabajando en la informalidad laboral, sin aportes al sistema previsional, de acuerdo con los datos relevados por el INDEC, al cierre del año anterior.

El INDEC realizó la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y reveló que en promedio para todo el país, el porcentaje de empleados informales es del 33,6%.

En la región noroeste del país (NOA), la informalidad en el trabajo alcanza al 40,6%. En Cuyo, el trabajo en negro llega al 36,9%. En Gran Buenos Aires es del 33,1%.

El instituto sostuvo, además, que el desempleo afecta más a los jóvenes, ya que alcanza al 19,7% de las mujeres y el 14,8% en varones.

Cierra la emblemática Moño Azul, la de las manzanas de Sofovich, y deja a 30 familias en la calle

La compañía no quiere pagar la totalidad de las indemnizaciones y negocia con los empleados. Expofrut ya había despedido a 130 trabajadores por la crisis.



La emblemática empresa de manzanas Moño Azul comenzó con el cierre de su planta en General Roca, Río Negro, y despidió a 30 trabajadores.

El sector frutícola atraviesa una dura crisis. En primer lugar, la apertura de importaciones llevó a que lleguen manzanas desde Chile. En segundo lugar hay un problema en la cadena de valor: en la góndola, la fruta cuesta 11 veces más que aquello que se le paga al productor, según informó la CAME.

La diputada María Emilia Soria presentó un escrito al secretario de Trabajo de Río Negro, Lucas Pica, y al ministro de Trabajo de la Nación, Jorge Triaca. Lo hizo luego de haber mantenido una reunión con el Delegado de la Planta de Empaque y un grupo de trabajadores.

“Como es de público conocimiento, la empresa Moño Azul ha despedido a 30 empleados en la ciudad de General Roca. Con el antecedente de los 130 despidos de Expofrut, estas 30 familias se suman a las victimas directas de la crisis en que se encuentra la actividad frutícola, que no solo afecta a pequeños productores sino también a empresas exportadoras, fundamentalmente a sus trabajadores” dijo la diputada del Frente para Victoria.

Denunció que “los trabajadores alegan que Moño Azul, solo quiere pagarles el 30 o el 40% de la indemnización que por ley les corresponde”.

Las manzanas Moño Azul se hicieron conocidas, entre otras cosas, porque el conductor Gerardo Sofovich hacía un programa en que jugaban a cortar la fruta en dos partes iguales.

Estaciones de servicio analizan cobrar un plus por cada litro de combustible


Desde Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines aseguraron que la situación del sector atraviesa una “grave crisis de rentabilidad”. A mediados de abril estudiarán si finalmente lo aplican.



Gold manifestó que “en nuestro sector han cerrado más de 2.500 estaciones en los últimos 15 años. El grueso de este número se dio en la primera década del 2000", y añadió que “si las condiciones no cambian, esto podría volver a suceder”.


Carlos Gold, titular de Confederación de Entidades del Comercio de Hidrocarburos y Afines, se mostró preocupado por el panorama complejo por el que transitan y resaltó analizan restituir el servicio de playa debido a la baja rentabilidad en la venta de combustibles.

“Tenemos el estigma que somos los que nos llenamos de dinero por expender combustible y somos el último eslabón de la cadena con un margen de comercialización exiguo”, expresó por FM CIELO.

Entonces explicó que “si un litro de nafta vale 18,50, la rentabilidad bruta del estacionero no excede $1,70. Con eso hay que pagar todo”.

Ante esto, podrían cobrar 50 centavos de más por casa litro de combustible que vendan. En ese aspecto, expresó que “el servicio de playa fue una medida que se institucionalizó en una época de grave crisis en el 2017. Se hizo en algunas ciudades por un año en el mayor de los casos”.

“Hoy podría ser que por cada litro a 18,50, se podría cobrar 50 centavos más de servicio de playa”, añadió.

Más adelante, indicó que “hay muchas estaciones de servicio pasando una grave crisis rentabilidad".

“Nuestra única manera de recuperar rentabilidad es el aumento de precios”, aseguró.

Asimismo manifestó que “en nuestro sector han cerrado más de 2.500 estaciones en los últimos 15 años. El grueso de este número se dio en la primera década del 2000", y añadió que “si las condiciones no cambian, esto podría volver a suceder”.

Consultado sobre la fecha de la posible aplicación del plus, respondió que “no hay fecha, a mediados de abril tendríamos una reunión y seguramente será punto del temario”.

Para concluir, indicó que "Hay un apetito fiscal que encuentra en el combustible la mejor manera de recaudar"

Audiencias de audiencias disparan significados sobre nuestras marcas en el #votojoven





Rubén Weinsteiner

No se trata de lo que vos decís, se trata de lo que ellos dicen. Esta regla es la base de construcción en la Web social.


Nosotros podemos construir nuestra narrativa, que debe ser una propuesta de valor. Pero esa construcción pasa a formar parte de una nueva modulación horizontal y colectiva inserta en la macro coversación 3.0 donde juega lo que la gente dice de nosotros, de nuestra marca, corporativa, personal o política


Dada la simetría entre las marcas y los públicos, que también producen contenidos, la construcción de la narrativa de la marca, su posicionamiento, el diseño de su identidad, su personalidad, su simbología, en definitiva la carga de significados de la marca para ser disparados por esta, se da por una conversación entre audiencias de audiencias. Esa conversación es constante y en tiempo real, se da todo el tiempo, y queda vía Google abierta y disponible para todo aquel que busque información sobre la marca.

Ya no se da el formato one to many-one on one: uno hacia muchos, y luego cada uno de esos unos, a otros. En la Web social se da el formato de one-one to many. Conversaciones de uno a uno que son escuchadas por millones y son amplificadas por cada uno de los componentes de esas audiencias multitudinarias.

Un problema que se presenta en este nuevo formato constructivo es la labilidad y el caos en la conformación de liderazgos y referentes en esas audiencias, donde la visibilidad parcial de los emisores genera una ponderación relativa. Como no sabemos mucho sobre los que emiten las opiniones, más que la identidad digital que podamos googlear, podemos atribuirle una ponderación positiva a alguien no muy inteligente, por ejemplo.


El hecho de tener acceso a las herramientas, no significa que siepre tengamos algo interesante para decir. Estudiando los trending topics de Twitter del último año, y el desarrollo de los mismos, llegamos a la conclusión que: nunca hay que subestimar el poder de los tontos en los grandes grupos.

Mi punto de distribución de la narrativa, no tiene preeminencia en términos de poder de fuego por sobre los prosumidores, (consumidores y productores de información) que son las audiencias. Es por eso que tengo que generar una historia lo suficientemente eficaz, y conseguir la atención y la confianza de las audiencias, para que sea redistribuido y viralizado. Y una vez lanzado el mensaje, saber que será disparador de una conversación en la cual la pérdida de control es una constante. Solo mi capacidad para estar atento, auditar, contener y liderar, construyendo legitimidad y poder en tiempo real, me va a permitir sostener, direccionar y blindar mi marca personal, corporativa o política, en esa conversación entre millones, donde todo lo dicho queda en Google para siempre.

Cerebro y política; el secreto de la rivalidad

Lo visual es clave en la toma de decisiones, pero lo emocional ejerce una influencia decisiva



Ignacio Brusco*







"Si quieres ganar un adepto para tu causa, convéncelo primero de que eres su amigo sincero"
Abraham Lincoln

Se encuentra hoy en boga el estudio del cerebro en las instancias políticas. Recientemente fueron inauguradas dos subespecialidades de la neurociencia y de la psicología llamadas neuropolítica y psicología política, respectivamente. Ambas modalidades temáticas forman parte de un área muy importante que estudia la conducta humana, que es la de la toma de decisiones.

Si bien actualmente existen estudios que priorizan la función emocional en la política, dejando para un segundo término la razón y los procesos ideológicos, ellos cuentan con algunas falencias metodológicas, tales como parangonar diferentes culturas y diferentes sistemas electorales. Los estudios que observan caras de políticos muestran que ellas indudablemente producen efectos emocionales. Así es que estos trabajos se aventuran a decir que en menos de un segundo ya hemos sentido una predisposición sobre a quién votar, fundada en quien nos genere mayor empatía.


Nuestra emoción se “entera” antes de lo
que vemos que nuestra conciencia racional

Sin embargo, estas investigaciones dejan a un lado ciertas cuestiones y olvidan que de lo correlativo no se deriva con necesidad la causa de un efecto, prejuzgando de esta forma a la población. Una sensación visual puede generar un sentimiento instintivo que genere una toma de decisión inmediata, pero ella puede ser modificada posteriormente (decisión a largo plazo). Además, el voto no es obligatorio en muchos países del estudio, de lo que se deduce que algunos de los evaluados podrían no votar. Esto último sesga el trabajo.

Los humanos somos seres visuales (macrópticos), diferentes de los mamíferos superiores que son olfatorios (macrosmáticos), por lo cual es lógico que el ingreso visual impacte de lleno en nuestro sistema emocional.

Lo visual es clave en la comunicación humana; por eso la mirada de un candidato apunta a nuestro sistema cerebral instintivo. Los trabajos del neurocientífico Joseph LeDoux, de Nueva York, muestran que nuestra emoción se "entera" antes de lo que vemos que nuestra conciencia racional, por lo cual no resulta extraño que las influencias de las caras sean un componente importante de la decisión electoral. Otros estudios que apoyan la idea emocional muestran que el electorado de EE.UU. es en su mayoría demócrata pero que, sin embargo, han ganado más elecciones los republicanos ya que los demócratas no suelen apelar a lo emocional y los republicanos, sí.

Conservadores y progresistas
De cualquier forma, sabemos que existen personas que al recordar activan sólo el hipocampo, mientras que otras personas recuerdan con el hipocampo y la amígdala (sistema emocional), las cuales son más influenciables por la presión social. Teniendo esto en cuenta se ha planteado que las personas con pensamiento conservador tienen mayor desarrollo amigdalino (mayor respuesta al miedo y a la invasión del espacio corporal) y los progresistas mayor desarrollo de la corteza prefrontal (cingulado), que regula la motivación y la resolución de conflictos.

En esa misma línea, un estudio publicado en Current Biology por Read Montague muestra en resonancias magnéticas funcionales que al mirar imágenes repulsivas hay una clara diferencia entre los votantes de izquierda o de derecha.





Nuestro cerebro percibe como una coalición rival a los afines a otros partidos; esto no sucede cuando se habla de grupos musicales o películas. En este punto nuestro cerebro elige y categoriza a los otros para realizar alianzas o coaliciones. Es importante también tener en cuenta las neuronas en espejo, localizadas en el lóbulo prefrontal, que se "encienden" ante la presencia de cierta empatía con el candidato o con un elector similar. Esto puede no obstante cambiar a partir de la acción o mensajes posteriores, siendo la toma de decisión electoral un acontecimiento emocional pero que se ve modificado por la razón.

* Doctor en Medicina
Presidente Fundación Humanas
Investigador del Conicet

La soja pierde poder de compra y reduce la capacidad de invertir en la próxima campaña

Se deberá producir más para no tener un déficit de u$s30 por hectárea



Merino Soto


En lo que va de marzo el precio de la soja en el mercado local acumula una caída de 8 por ciento. El motivo de la baja está generado por una oferta global holgada lo suficiente como para cubrir la demanda. Si a esto se suma un tipo de cambio atrasado y una inflación que no frena, la rentabilidad del productor se empieza a limitar, lo que habla de que el poder de compra esperado para el segundo semestre se empieza nuevamente a demorar. Hoy, con costos en alza, deberá pensar en producir más si no quiere perder hasta u$s30 por hectárea.

Hoy el precio promedio que se paga por la tonelada de oleaginosa ronda los $3.700, este valor es un 12% inferior a los $4.200 de 2016 y apenas un 7% por arriba de lo negociado hace dos años. Todo lo contrario se observa en los últimos diez años donde el precio promedio fue de 5.200 pesos.

"Tener una soja con bajo poder de compra es un problema para los productores pero también para las finanzas y para todos los que están vinculados de forma directa e indirecta. Hablando en términos de bienes, esa soja compra menos maquinarias y hay menos gastos en los pueblos", afirmó el economista del Ieral de la Fundación Mediterránea, Juan Manuel Garzón.

Por ende, si el precio de la soja sigue bajando no contribuiría a generar un clima inversor dado que el negocio es menos rentable. El productor buscará retener y vender lo necesario para hacer frente a los gastos o quizás tomará créditos en dólares con tasas de un dígito.

Para el director de la consultora Agripac, Pablo Adreani, "en los últimos cinco años se ha ido consolidando lo que yo llamo inflación en dólares de los bienes y servicios, que influyen en el negocio agrícola".

El experto pone como ejemplo la situación del maíz. En los últimos siete años, incluyendo 2016, donde el Gobierno eliminó las retenciones, los gastos de comercialización aumentaron 33% en dólares, equivalente a un incremento de u$s122 por hectárea. En el caso de los fletes, el mismo se elevó 44%, pasando de u$s20 a u$s30 por tonelada.

Al analizar el valor de la soja y su relación con el fisco, Garzón destacó que la gestión del actual ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, es la más baja desde 2002, cuando estaba Roberto Lavagna. El precio FOB pagado por la soja hoy es de $5.762 la tonelada, valor que luego servirá para hacer frente a los gastos del Estado.

En materia fiscal, las cosas no están bien. Al respecto, desde el estudio SSV y Asociados, su titular Santiago Sáenz Valiente resaltó que "hace falta hacer una corrección por inflación del resultado impositivo dado que genera la obligación de pagar un impuesto sobre una renta ficticia". El problema data desde los ‘90.

En pocas palabras, el campo deberá aumentar su producción, de lo contrario perderá entre u$s20 a u$s30 por hectárea ante el crecimiento de los costos previsto para todo 2017. No hay en el corto plazo nada que indique una mejora de la rentabilidad para el campo. Los valores externos dependen sólo de un efecto clima para que suban. En el plano interno, las consultoras privadas estiman una inflación de 25% y el tipo de cambio se mantendrá fijo, al menos hasta que pasen las elecciones. Las retenciones recién se reducirán 6 puntos en 2019. El productor tiene la última palabra.

Arrastrada por la caída del consumo, la producción industrial mantiene su declive

La inflación fue superior al aumento de la facturación de supermercados



Ariel Maciel



La caída del consumo interno -estimada entre 3,5% y 4%- es la principal razón que analistas, economistas y empresarios acudieron para explicar el deterioro de la producción nacional, que encontró por segunda vez en el año un derrumbe en la actividad industrial, con índices promedio por encima del 8,5%, y con un freno a los sectores que mostraron brotes verdes en enero. Las cifras del Indec señalaron que la facturación en supermercados y shoppings creció en variaciones en torno al 22% pero la inflación interanual fue por encima del 31%, lo que demostró una baja en el consumo real.

Además, la consultora Kantar TNS Gallup mostró una retracción del 10% en febrero en el Índice General de Expectativas Económicas, “perjudicado principalmente por la capacidad de compra”. “Esto es una contracción interanual de 19 puntos versus febrero 2016, en medio de la planificación de protestas y conflicto docente”, destacó el informe.

De acuerdo al organismo de medición oficial, la facturación por ventas en los supermercados aumentó en enero 21,2% y en los grandes centros de compra 22,8%, en forma interanual. Estas variaciones estuvieron por debajo de la suba en el índice de precios registrado por la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, que en enero mostró una suba de 38% en doce meses, al igual que el de San Luis, que marcó un avance de 31%.

En total, los supermercados facturaron en enero $26.295,2 millones, mientras que los “Grandes centros de compra”, en tanto, la facturación por las ventas de enero alcanzó a $3.925 millones. Según la consultora Scentia, el consumo retrocedió entre 3,5 y 4%, si se compara con la misma cantidad de días que tuvo febrero del año anterior.

Los productos que tuvieron mayor caída de consumo fueron las bebidas sin alcohol y el segmento de limpieza; los alimentos quedaron en el mismo nivel de consumo; y las bebidas con alcohol tuvieron una leve recuperación, si se compara la misma cantidad de días de febrero en ambos años.


Cayeron 10% las expectativas,
“perjudicadas por la capacidad de compra”



“La gente no tiene capacidad de consumo y ya no puede llenar changos de supermercados que salen $ 4.000. Las alimenticias lo notamos con la baja de las ventas. Si no existe una recuperación del mercado interno, la baja de la producción dejará desempleo”, advirtió un integrante de una empresa asociada a la UIA, ante el escenario negativo.

La central fabril más representativa del país difundirá hoy su informe de actividad industrial con los datos de enero, que estará en línea con el 1,1% de caída de producción que mostró en ese mes el INDEC. De ese modo se diferenciará de los informes de enero que las consultoras privadas Orlando Ferreres y FIEL, quienes se distanciaron en la medición ya que la primera señaló un derrumbe del 6,4% mientras que para la segunda creció 3,9%.


Para FIEL, la industria cayó 9,5%, mientras que
Ferreres mostró una contracción del 8,1%

Ayer, ambas consultoras coincidieron en mostrar achicamiento en la producción durante febrero pero se diferenciaron en el número final. Según FIEL, la industria retrocedió 9,5% y destacó que “los indicadores que permiten anticipar una consolidación de la recuperación de la actividad industrial han mostrado un deterioro”, al tiempo que la difusión sectorial de la recuperación “evidenció un retroceso”.



La Fundación subrayó que el “atípico comportamiento” de la actividad en el primer bimestre de 2016 sugiere “cautela en la extrapolación de las mediciones hacia el resto del año”. Y precisó que a nivel de ramas de actividad en el acumulado para los dos primeros meses del año y en la comparación interanual, los sectores de Papel y Celulosa (1%) y Minerales no Metálicos (1.2%) registran una caída inferior al promedio de la industria.

Por su parte, para el Centro de Estudios Económicos Orlando Ferreres, la producción industrial de febrero bajó 8,1 por ciento respecto de igual mes del año pasado. “En febrero la producción industrial se contrajo 8,1 por ciento en comparación con el mismo mes del 2016, acumulando un descenso de 6 por ciento anual al cierre del primer bimestre. La medición desestacionalizada anotó una baja de 1,8 por ciento mensual”, señaló el informe privado.

Este escenario fue completado por el mencionado informe de Kantar sobre expectativas económicas, que señaló además que “la situación económica actual y las perspectivas a corto plazo marcaron una tendencia negativa”, y destacó que “la implementación del programa Precios Transparentes, consignando un monto con intereses para el pago en cuotas podría ser una explicación sobre la caída” de las compras de Bienes Durables.

Formalizan la "des-melconización" en el Nación




Carlos Melconian.

El pasado 7 de marzo, el Gobierno formalizó las salidas del vicepresidente del Banco Nación y de dos directores, tras el alejamiento involuntario del economista Carlos Melconian como titular de la entidad.

El proceso de "des-melconización" del mayor banco argentino se concretó a través de la publicación en el Boletín Oficial de las renuncias de Enrique Szewach a la vicepresidencia, y de los directores Martínez Maino y Claudio Alberto Mauro.

Ahora, quien se sumará al BNA como segundo de Javier González Fraga es el mendocino Enrique Vaquié, también radical.

En tanto, las permanencias de Maino y Mauro en el Nación hasta el pasado 13 de febrero -fecha desde la cual se hacen efectivas las renuncias- estaban acordadas tras la salida en enero de Melconian. González Fraga había pedido que se quedaran "por un tiempo".

Todavía queda reemplaza las presidencias de las empresas del Grupo Nación (Nación Fideicomisos, Seguros, Factoring, Bursátil, Leasing, Servicios).

Las multinacionales evaden más de 21 mil millones de dólares por año en Argentina

Grandes empresas evitan pagar más de 21 mil millones de dólares al año en impuestos
Multis en Argentina, líderes en evasión
Una investigación internacional reveló que Argentina es uno de los países que más sufren la evasión impositiva de las multinacionales.


Zambia, Guyana y Pakistán son de los pocos países que superan la media de evasión en Argentina.

Por Tomás Lukin


Ni la corrupción ni el narcotráfico, los flujos financieros ilícitos que erosionan los ingresos tributarios de los países tienen como protagonistas excluyentes a multinacionales y grandes empresas locales. A través de los abusos en los precios de transferencia utilizados para las operaciones intrafirma y la falsificación en la facturación del comercio, las principales compañías del mundo evaden 500 mil millones de dólares en impuestos cada año. Mientras que las pérdidas más abultadas se registran en países como Estados Unidos y Japón, las estimaciones realizadas por el instituto Wider, dependiente de Naciones Unidas, revelan que el impacto es más significativo entre los países en desarrollo. En Argentina la pérdida de ingresos fiscales como consecuencia de las técnicas de evasión utilizadas por las grandes corporaciones asciende hasta el 4,42 por ciento del PIB. Zambia, Guyana, Chad, Malta, Pakistán, Islas Comoras y Guinea son los únicos países del mundo donde el fenómeno alcanza o supera a la medida argentina.



Los autores de la investigación publicada ayer, Alex Cobham y Petr Janský, estimaron que el país pierde una suma en pesos equivalente a 21.400 millones de dólares al año. Con ello, la Argentina ocupa el quinto lugar en el ranking de evasión en términos absolutos, solo superado por Estados Unidos, China, India y Japón. Los ingresos tributarios que dejan de ingresar todos los años a las arcas públicas por los abusos corporativos son equivalentes a la magnitud del déficit fiscal. Ningún rubro está exento, pero las multinacionales agroexportadoras encabezan los abusos.

“Algunos países como Argentina perdieron una porción significativa de su PIB a manos del desvío de utilidades. En Chad, las pérdidas estimadas por esos abusos corporativos superaron en 2013 a la recaudación impositiva total. En Pakistán las pérdidas alcanzaron al 40 por ciento de los recursos tributarios. Si bien cualquier estimación de este fenómeno deliberadamente ocultado son imprecisas, el orden de magnitud indica que el desarrollo económico de los países puede, en algunos casos, verse afectado por las actividades de las empresas multinacionales”, advierten los expertos Cobham y Janský. El primero es el director de investigaciones en la organización británica Tax Justice Network y el segundo es un profesor de economía en la Universidad Charles de Praga.

El desvío de beneficios es el mecanismo al que recurren las compañías multinacionales para desplazar sus ganancias gravables generadas por las subsidiarias en los países donde se realizan las actividades a otras subsidiarias en guaridas fiscales con nula o escasas alícuotas impositivas. Esas maniobras se realizan a través de transacciones simuladas al interior de las distintas filiales que tienen las compañías alrededor del mundo. Los principales descubrimientos del documento “Distribución global de la pérdida de ingresos por la evasión impositiva” publicado ayer fueron cuatro: 1) las pérdidas globales suman 500.000 millones de dólares al año, un monto similar a la producción anual del país; 2) la pérdida individual más grande en 2013 fue para Estados Unidos y ascendió a 188.830 millones de dólares; 3) las pérdidas representan una proporción más relevante del PIB en los países de menores ingresos; y 4) en algunos países como Zambia y Argentina esa relación excede el 4 por ciento del PIB. La investigación de UNU-WIDER precisa y desagrega a nivel países los datos publicados el año pasado por el FMI. El organismo multilateral había estimado que una pérdida global de 650 mil millones de dólares al año aunque no ofrecían datos a nivel de cada país. Los resultados de Cobham y Janský pueden consultarse un mapa interactivo disponible en la web ().

Los flujos financieros ilícitos tienen un impacto significativo sobre el desarrollo al socavar la capacidad de recaudación de los estados y la posibilidad de que esos fondos sean invertidos en infraestructura. Los fondos provienen de la corrupción y el crimen organizado, pero las investigaciones del FMI, ONU y TJN revelan que son las corporaciones las que tienen el rol más importante en la movilización de esos recursos donde los controles estatales son escasos y, muchas veces, condicionados por las firmas multinacionales. “El status quo, donde las reglas impositivas internacionales están fijadas por la OCDE, los países en desarrollo no tienen voz, es insostenible”, advirtió ayer Cobham al reclamar que “los gobiernos alrededor del mundo aprueben legislaciones que obliguen a las multinacionales a publicar reportes de sus actividades país por país que revelen cómo desvían sus beneficios y le otorguen a las autoridades fiscales la capacidad para limitarlo”.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Microsegmentación por estilos de vida en el #votojoven

 

Rubén Weinsteiner

Hasta hace algunos años, la segmentación se pensaba estrictamente definida por variables duras, como; edad, genero, generación, ingresos, diferenciación social, lugar de residencia, años de estudio cursados, etc. En definitiva “lo que la gente es”.


El escenario actual de atomización y microsegmentación de los diferentes colectivos sociales, muy especialmente en los segmentos jóvenes que constituyen el #votojoven, nos impone un análisis, que no debe descartar las variables más duras, pero que debe enfocarse fundamentalmente en las variables blandas; “lo que la gente hace” “lo que a los jóvenes les interesa” ‘lo que a los jóvenes es gusta”, más que “lo que la gente es”.


¿Cuantos años tenés?


La primera clasificación que hacemos al estudiar, el voto joven, es a través de la más dura de las variables; la edad. Hablamos de 16-34, un 38% del electorado, y de 16-40, un 50% de los sujetos de elección.


La edad , variable dura de la categoría tributaria del cuerpo, no alcanza para definir el concepto de juventud y menos aun para predecir comportamientos e intervenir en su sistema de preferencias.


En cualquier caso, hay distintas y variadas maneras de ser joven, y esa complejidad debe analizarse a la luz de las variables más blandas que organizan esa complejidad y heterogeneidad de comportamientos, valores, microculturas grupales, pertenencias tribales, inserción en familias, instituciones, estamentos, lenguajes, referencias, agendas, y proyectos de manera eficaz.



En el voto joven las conexiones entre personas jóvenes , ya sea de forma más o horizontal y simétrica, o más vertical y asimétrica, se dan no tanto, por los vínculos definidos por su calidad y especificidad , sino por las ideas y emociones.

Nos conectamos por las cosas que nos preocupan, que nos impactan, que nos duelen, que nos emocionan, que nos apasionan.



Los segmentos constituidos por variables blandas se ordenan como el resultado de una articulación de demandas. Las personas demandan cosas y los que demandan las mismas cosas se agrupan funcionalmente en microsegmentos aunque sean muy diferentes entre sí, determinando cruces a veces disruptivos, que plantean escenarios novedosos y lleno de oportunidades.


Los sistemas relacionales entre los jóvenes se articulan por variables blandas. La organicidad de esas conexiones- comunicaciones, se da más por lo que sienten los sujetos jóvenes, lo que piensan, que creencias y valores tienen, que por quienes son, donde están, qué edad tienen y como viven y cuantos años estudiaron.

La necesidad de poder construir microsegmentos a los efectos de poder agrupar a los jóvenes dependiendo de su estilo de vida, actitudes, deseos y preferencias, es fundamental para poder perfeccionar y cruzar las investigaciones cualitativas-conductuales en los segmentos jóvenes.



El concepto estilo de vida fue un término usado por primera vez en Austria por el psicólogo Alfred Adler en 1929. En 1961 se amplió para analizar actitudes, intereses, valores y sentimientos de las personas y la afinidad que generan con otras personas, para formar grupos con formas de vida similares, generando patrones de comportamiento, identificando aspiraciones del ciudadano y factores de decisión. Estos patrones incluyen factores como las creencias, los valores e intereses característicos de los modos de vida de las personas. Los patrones reflejan factores demográficos, sociológicos, pero sobre todo pictográficos, entre los que destacan las actitudes.


El sistema VALS, (Values and Lifestyles), valores y estilo de vida, creado por el Stanford Research Institute, surge por la necesidad de explicar los cambios que sufrió la sociedad de los Estados Unidos, en los estilos de vida de los años 60.

La innovación que presentó el sistema VALS, en términos de la microsegmentación por variables blandas, fue plantear el concepto de “estilos de vida” y en el, al entorno, las vivencias particulares, el clima de época entre otros como condicionantes de actitudes, conductas y miedos, frustraciones, aspiraciones, deseos y necesidades psicológicas.

Estos condicionantes y sus progresiones determinan el comportamiento de los individuos frente a diversos escenarios, en especial aquel relacionado con el voto, el consumo cultural-mediático, los valores, utilización del tiempo, las preferencias y las compras.


Desde #marcapolítica y en términos del Sistema VALS de microsegmentación por variables blandas de estilo de vida en los segmentos jóvenes, establecemos algunas clasificaciones de microsegmentación para el análisis:

Micro-Segmentación por estilo de vida, en el #votojoven, algunos ejemplos

Estos segmentos deberán cruzarse entre dos o más segmentos para lograr mayor precisión en el análisis y en el diseño estratégico.

“Cumbia”: valores, estética, estilo de vida

“Profundos” sencillos, lectores, valores, cultura, aspiración al conocimiento.


Espirituales; valores, ética, tendencias, espíritu,

“Tecnológicos” , Celular, apps, conectividad, Smart tv


“Hedonistas” Zapatillas, ropa, gimnasio, celulares, vacaciones, viajes al exterior, compras por intenrnet, autos, cerveza/whisky, “findes”, sexo. Dentro de este segmentos establecemos altos medios y bajos, de acuerdo al nivel de gasto cruzado por el nivel aspiracional


“Status” quieren mostrar, ser es parecerse, aspiracionales desde lo aparente


“Cómodos” viven con los padres, algunos no trabajan, y si trabajan lo hacen para obtener para los gastos, tienen su cuarto, se sienten cómodos con los padres



Ideologizados: más o menos, responden, se ven interpelados por ofertas políticas, voto blando, militantes, organizaciones políticas, sindicales.


Futboleros: varones y mujeres, domingo cancha, viajan a ver al equipo, pendientes, equipo=religión


“Insatisfechos” Falta dinero, falta trabajo, falta amor, falta sexo falta seguridad, faltan cosas. Me quiero ir del del país, de la ciudad, de la provincia, esta todo mal, no hay futuro



“Aspiracionales” Quiero tener un auto, quiero cambiar el auto, quiero mudarme, quiero… ser como


“Tradicionalistas”: Valores tradicionales, religión, familia, trabajo, colegio, estudio, deporte, amigos.



ONGistas: comprometidos, pero más desideologizados, multiculturalismo, “liberales”.



Antipolíticos: la culpa la tienen los políticos, el peronismo es el problema, los “negros” son vagos y no quieren trabajar, hace falta sentido común, que las cosas funcionen, gente de la actividad privada no contaminada con la política



“Jóvenes viejos”: repiten formatos, slogans y frases de los padres, no quieren disruptividad, consideran que los jóvenes están mal, que hay que buscarse un trabajo, casarse joven, tener hijos joven, viven cerca o con los padres.



“Materialistas netos”: negocio-empleo-carrera full life, para ganar dinero, acumulación, inversiones, medidos, ahorran, invierten.



“Tribus Urbanas”: pertenencia, lealtad a la tribu, intereses, disrutividad



“Atléticos”: se entrenan, cuidan el cuerpo, alimentación, running, ropa especial vida sana



“Pesca”: van de pesca con los amigos, grupos de pertenencia importantes, desenchufe, viajes, solos, amigos o pareja



“Rock”: Cultura, valores, recitales, bandas, viajes, comunidades



“Folklore”: cultura, eventos, apego a lo autóctono, más o menos renovado



“Cultura cannabica”: cultura, cultivos, innovaci´øn, lucha social y política, disruptividad.



Los segmentos grandes demandan cosas de una marca política determinada, y esa marca política no puede absorber todas las demandas de los segmentos grandes, y los segmentos grandes requieren que se satisfagan todas sus demandas, por lo tanto esas marca políticas no puede constituirse en una contrapartida coherente de esos macrosegmentos. La demanda requiere la totalización y como no la encuentra en una sola marca se parte en microsegmentos , pidiéndole las mismas cosas a diferentes oferentes.



Los microsegmentos constituidos por variables blandas se ordenan como el resultado de una articulación de demandas específicas y no tradicionales. Las personas demandan cosas y los que demandan las mismas cosas se agrupan en un determinado segmento, pero se sienten parte, de diferentes grupos, con diferentes demandas, por eso el abordaje microsegmentado es tan poderoso, porque nos permite interpelar personas a las cuales no llegaríamos con un abordaje tradicional. Por ejemplo si una persona de ninguna manera votaría al candidato F, y esta persona tiene un hermano esperando un transplante, y el candidato F propone un plan de transplantes que le plantea una luz de esperanza, quizás F puede llegar de otra manera a esa persona. Ahí queda expuesta la multidimensionalidad del sujeto político que se siente parte, por demandas específicas, de diferentes microsegmentos.



Rubén Weinsteiner

La conflictividad que más preocupa a Macri es la interna: hay señales de rebelión contra la dupla Quintana-Lopetegui

Con un nerviosismo creciente por la lentitud de resultados en la economía y por la caída de la imagen gubernamental en las encuestas, empiezan a aflorar las críticas dentro del equipo. Lejos de la "buena onda" transmitida en discursos y retiros espirituales, comenzaron los pases de factura.

Por Claudio Zlotnik



Es lo que tienen las "lunas de miel" en la política: pasan rápido y lo que viene luego puede ser una realidad difícil de aceptar. Lo tiene claro en estos días Mauricio Macri, a quien las encuestas no lo vienen favoreciendo.

Por caso, un sondeo de Poliarquía a nivel nacional registró un descenso de 48% a 41% en su imagen positiva, a raíz de los problemas ocurridos en febrero, incluyendo la controversia del Correo.


Otro más reciente, de Ricardo Rouvier -que ya incluye el impacto del conflicto docente-, registra otro fuerte revés para el Presidente en la provincia de Buenos Aires, donde por primera vez la (imagen) negativa supera a la positiva: 56,8% contra 41,1%.

Pero acaso más preocupante que este fin de luna de miel con la opinión pública sea el fin de la buena onda interna. Lo es para todo gobierno, pero mucho más para uno que basa su estilo de gestión en la armonía del equipo, y que ha castigado a quienes mostraron un perfil de diferenciación personal.

En estos días, como síntoma del nerviosismo puertas adentro -generado por la demora en la llegada de resultados económicos favorables-, empezó a ocurrir lo que hasta hace poco era impensable: en el seno del equipo macrista se empieza a hablar mal de Mario Quintana y de Gustavo Lopetegui.

Primeros ruidos
Para el Presidente, el dúo Quintana-Lopetegui es intocable. "Son mis ojos, mis oídos y mi inteligencia", aseguró, sumando a ese círculo exclusivo a Marcos Peña. Su confianza hacia estos colaboradores resulta indiscutible.

Esa ponderación, sin embargo, no se contagia hacia el Gabinete.

Para empezar, porque a los titulares de cada una de las carteras -y también a sus segundos- ya les quedó bien en claro que pueden quedarse afuera del Gobierno si tienen algún cortocircuito con ellos.

Por ahora, los ministros mantienen en voz baja el malestar que les genera trabajar bajo este condicionamiento. Apenas unos pocos comparten sus recelos en la intimidad de un despacho, o cuando han coincidido en un viaje.

Las sorpresivas salidas de Isella Costantini, Alfonso Prat Gay, Carlos Melconian y el más reciente despido, el de Carlos Regazzoni del PAMI, tuvieron como sello común el resquebrajamiento en el vínculo de los afectados con el tándem Quintana-Lopetegui.

De hecho, la justificación oficial en todos los casos fue la búsqueda del funcionamiento homogéneo "del equipo".

Entre las primeras y segundas líneas de varios ministerios empieza a generalizarse el diagnóstico de que Quintana y Lopetegui pudieron ser eficientes como empresarios líderes, pero que se hace evidente la falta de formación en la administración pública, para la que se necesita una gestión permanente y el pleno conocimiento de los pasillos del poder.

Un ministro aceptó dialogar con iProfesional, bajo el compromiso de mantener bajo reserva su identidad, por obvios motivos. Gentilmente explica: "Al contrario de lo que promocionan, lo que varios sentimos es que ellos conocen poco de lo que pasa en los Ministerios".

"No tienen idea de lo que es el día a día, por más que nosotros podamos contarles. Están más familiarizados con las planillas que con el trabajo diario en una dependencia pública", completa.

En las últimas semanas, Lopetegui y Quintana tomaron decisiones orientadas a disponer de mayor información sobre el funcionamiento de la administración, incluyendo la convocatoria a varios economistas.

Quien ocupa el cargo más importante es Vladimir Werning, flamante subsecretario de Coordinación Económica de la jefatura de Gabinete.

Por lo pronto, su designación generó amplio resquemor entre algunos de sus colegas, economistas y funcionarios.

Es lógico que ello ocurra con Nicolás Dujovne, titular de Hacienda, que de ahora en más deberá reportarle al enviado de Lopetegui y Quintana.

No por nada, cuando se conoció la medida del alejamiento de Prat Gay y la división del ministerio en dos entidades separadas (Hacienda y Finanzas), la interpretación que se hizo fue que Macri estaba enviando la señal de que el verdadero ministro de Economía era la "mesa chica", de la que ambos funcionarios "estrella" forman parte.

Diagnóstico: falta de gestión
La labor de la dupla es cuestionada desde áreas del Gobierno ligadas a la marcha de la economía. También desde el ala política.

Como Rogelio Frigerio, que suele responsabilizar (siempre en voz baja) a los ex empresarios por algunas de las equivocaciones incurridas en el día a día.

"A Mauricio le falta gestión, en este punto todos coinciden. Hay que aceptar que en materia de política económica puedan existir dudas sobre el camino a seguir", reconoce otro funcionario de alto rango en el equipo gobernante.

"Le hace falta un Rodríguez Larreta. Fue su mano derecha durante su gestión en la Capital. Él sabía todo lo que pasaba en la Ciudad y no sólo eso: formaba equipos y tenía un manejo exitoso de los temas. Además, mantenía buenos vínculos políticos, tanto hacia adentro del PRO como así también con la oposición", grafica la fuente.

"Macri extraña esa polifuncionalidad, entre hombre político y de gestión, que ahora no puede encontrar ni en Quintana ni en Lopetegui", añade quien viene a ser una de las personas que lo acompaña desde hace años.

"Yo me pregunto - agrega el funcionario, con un tono indisimuladamente de enojo-, ¿no hay nadie que le diga a (Emilio) Monzó que las críticas al Gobierno hay que hacerlas puertas adentro?

En tono visiblemente ofuscado cuestiona: "¿No le avisaron que para las críticas ácidas ya tenemos al kirchnerismo? ¿Cómo va a decir que Macri debe escuchar a la calle (después de la marcha de la CGT y de los docentes), como si no lo hiciera?

El recelo de los ministros, vices y secretarios se da en medio de la agitación política de las últimas semanas. Y en un contexto en el que Gobierno sigue proclamando la salida de la recesión, la creación neta de empleo, la disminución de la pobreza y la desaceleración de la inflación que, en muchos casos, los propios datos oficiales se animan a relativizar.

Hay otro aspecto que también genera malestar en el Gabinete: a los funcionarios no les pasa desapercibido el hecho de que ni Quintana ni Lopetegui firmen decretos ni resoluciones en el Boletín Oficial.

"Por qué no lo hacen? ¿Acaso buscan despegarse de la gestión?", pregunta un viceministro, planteando este tipo de inquietudes sin aguardar ninguna respuesta a cambio.

Con el retiro espiritual a Chapadmalal, de principios de diciembre, Macri dio la señal de que el Gobierno se relanzaba para encarar el segundo año.

Las fuentes del Gabinete consultadas por iProfesional coinciden en que la repentina salida de Prat Gay quebró el clima de confianza que se había generado en ese encuentro.

Macri, al tanto de este "run-run", fue categórico en una de las últimas reuniones de Gabinete: "Señores, acá falta convicción, hay que salir a apoyar. Y si alguno no está muy convencido, es sencillo, ahí está el papelito", advirtió, sin que nadie confundiera que "papelito" era sinónimo de renuncia.

Desde el ala empresarial, también existen dudas sobre la gestión de la dupla Quintana-Lopetegui.

Un grupo de ejecutivos de la Unión Industrial Argentina no oculta su desilusión en este sentido: "Ya pasó varias veces que advertimos por problemas que terminarían ‘explotando'".

"Nos dicen que nos quedemos tranquilos pero no los resuelven. Es verdad que ahora nos atienden y que el Gobierno anterior no lo hacía. Pero eso no significa que acerquen soluciones", se sincera un directivo de la Unión Industrial Argentina, en diálogo con iProfesional.

El Ejecutivo atraviesa fuertes turbulencias en estos días, mientras busca retomar el dominio de la agenda pública en medio de la escalada del conflicto docente y a las puertas del primer paro general de la CGT contra Macri.

Para lograr tal objetivo (y luego sostenerlo) necesita de la mística y de la cohesión interna que el propio jefe de Estado reclamara en su discurso del 1° de marzo en el Congreso.

Por ahora, ese escenario luce lejano. Más aun, con ministros que lucen incómodos con Lopetegui y Quintana, "ojos, oídos e inteligencia" de Macri, tal como el propio Presidente les hizo saber.

En el grupo Fénix ya agitan la candidatura de Magario por si Cristina no juega

Nardini y Menéndez sugirieron que la ex Presidenta no compita. Se habla de una fórmula de la matancera y Katopodis.





Los intendentes del Fénix, cercanos a la figura de Cristina Kirchner, comenzaron a medir a Verónica Magario para que encabece la lista al Senado, en caso de que la ex Presidenta

"Magario sería una buena síntesis ante todas las discusiones internas", dijeron desde el entorno de un intendente. Es que, incluso en ese grupo, hay algunos que insisten con que Cristina sea candidata pero otros ven prescindible la participación de la ex Presidenta en la próxima batalla electoral.

En el Fénix ya sugieren que Magario podría ir en una fórmula con Katopodis, para llegar a un acuerdo político con sus pares del Grupo Esmeralda

El intendente de Merlo, Gustavo Menéndez, y su par de Malvinas, Leonardo Nardini, salieron en los últimos días a insinuar que Cristina no debería competir. "Obligarla a jugar no es justo", dijo Nardini, una frase que pronunció entre elogios a la figura de la ex Presidenta. Menéndez fue más contundente: habló de dar el "trasvasamiento generacional" y lanzó: "Si no, es como ir a buscar a tu mamá cada vez que tenés un problema en la escuela".

La matancera atrae a sus pares porque no sólo gobierna el distrito más populoso de la provincia, sino que además fue electa como titular de la Federación Argentina de Municipios (FAM) y es de las dirigentes más opositoras a la gestión de María Eugenia Vidal.

Incluso, algunos intendentes van más allá de las elecciones de medio término y hablan de que hacerla jugar en 2017 es un paso previo para instalar su candidatura a gobernadora en 2019, con el aval de los sectores más duros del kirchnerismo.

"La midieron y mide muy bien, pero ella no quiere ser candidata y no está haciendo nada al respecto. De hecho, las mediciones son de terceros, nunca de ella", reconocieron desde el entorno de Magario.

En la interna del peronismo provincial, Magario se mueve en tándem con el presidente del PJ, Fernando Espinoza, quien ya realizó un enigmático anticipo de su candidatura. El último fin de semana, se lanzó en las redes sociales con una promesa: "Desde el Congreso vamos a detener esta crisis y llevar soluciones a las clase media y a los trabajadores".

Magario se mueve en tándem con el titular del PJ, Fernando Espinoza

Desde el Fénix -que hace equilibrio entre los intendentes ultra K y los más moderados- otro jefe comunal admitió que Magario sería "una excelente candidata", aunque lanzarla ahora resulta "prematuro", porque todo dependerá de la decisión de Cristina Kirchner.


En ese grupo no avalan la eventual postulación de Florencio Randazzo, que alientan sus pares del Esmeralda. Por eso, en el Fénix ya piensan cómo conciliar con ellos y sugieren que pongan al segundo de la boleta. "Magario mide mejor que cualquiera de ellos, no hay más candidatos", admiten.

En ese sentido, consideran que sería una "buena síntesis" que a la matancera la secunde el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, ya que el jefe comunal de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde, ya anticipó que no busca competir.

"Los Esmeralda están subidos a un caballo pero en calesita, siempre llegan al mismo lugar", definió a este sitio otro miembro del Fénix, más duro con la postura de sus pares, que se manifestó "harto de las idas y vueltas".

La venta de electrodomésticos cayó por debajo de la inflación

Las operaciones subieron sólo 14,4% en 2016, lo que significó una variación 26 puntos por debajo del alza de precios.




Las ventas de electrodomésticos durante el año pasado se desplomaron por la elevada inflación. Crecieron 14,4% en forma interanual, por lo que cayeron 26,6 puntos por debajo del alza de precios.

Con la suba del 14,4%, las operaciones totalizaron $ 67.747,9 millones, de acuerdo al INDEC.



En el cuarto trimestre del año anterior, las ventas llegaron a $ 21.508,7 millones. Se elevaron 8,1% respecto de igual período del 2015, según las cifras difundidas por el organismo oficial.


La inflación, de acuerdo a la Dirección de Estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires, fue de 41% el año pasado.