jueves, 7 de diciembre de 2017

Hamás da por liquidado el acuerdo de Oslo y llama a una nueva Intifada


El líder de Hamás llama a una nueva intifada tras la decisión de Trump sobre Jerusalén


Estas medidas se adoptan en respuesta a la decisión del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer a la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.

Líder del movimiento Hamás, Ismaíl Haniyé.


"Instamos a todas las personas libres de Palestina este viernes a participar en el "día de la ira" y declarar este día como el comienzo de una nueva intifada", ha declarado líder del movimiento Hamás, Ismaíl Haniyé.

"Mañana comenzará la rebelión de nuestro pueblo contra la ocupación y estamos seguros de que ganaremos y devolveremos y liberaremos nuestra tierra santa", ha expresado el líder de Hamás.

Haniyé ha aseverado que no reconoce a Jerusalén como capital de Israel. La ciudad sigue siendo la capital de toda Palestina, ha añadido. "Jerusalén es indivisible y seguirá siendo árabe e islámica y la capital de toda Palestina", aseguró.

"Ya se ha dado la orden a todas las unidades estructurales de Hamás para que estén listas para repeler cualquier amenaza", ha subrayado Haniyé.

"En vista de una decisión injusta, Palestina debe reconsiderar sus prioridades", ha recalcado Haniyé al añadir que "no se reconoce la legitimidad de la ocupación de la tierra de Palestina".


EE.UU. "ha enterrado el proceso de paz"

Asimismo, el líder del movimiento palestino ha anunciado el final de las negociaciones en el marco del proceso de paz en Oriente Medio debido a la reciente decisión de Trump de reconocer la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.

"A la luz de las nuevas prioridades, el proceso de paz entre los palestinos y los israelíes fue sacrificado, no habrá un acuerdo del siglo", ha aseverado. "EE.UU. ha puesto fin a los acuerdos de Oslo y ha enterrado para siempre el proceso de paz en Oriente Medio." El líder del movimiento Hamás, Ismaíl Haniyé

"Esta decisión significa el comienzo de una nueva etapa política", agregó.

El político palestino ha llamado a los países árabes a cortar la cooperación con EE.UU. y ha insistido que el presidente norteamericano va a lamentar su decisión de cambiar el estatus de Jerusalén.
Este miércoles, el presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció que su país reconoce la ciudad de Jerusalén como capital de Israel.
Protestas contra EE.UU. estallaron en todo el mundo musulmán, unido en su apoyo a la causa palestina, casi inmediatamente después de las iniciatvas de presidente de EE.UU.
En 1980, Israel declaró Jerusalén como su capital "única e indivisible", incluida la parte oriental de la ciudad, ocupada en 1967 tras el final de la Guerra de los Seis Días.
Los palestinos, a su vez, consideran Jerusalén oriental como la capital de su país.
El mundo nunca reconoció la anexión y el estatus de la ciudad empezó a ser considerado uno de los problemas centrales del conflicto palestino-israelí, que debería resolverse sobre la base de un acuerdo con los palestinos.
Por ello, todas las embajadas extranjeras en Israel se encuentran en Tel Aviv.
Hasta el momento ha habido dos intifadas (rebeliones) de los palestinos de Cisjordania y la franja de Gaza contra Israel.
La Primera Intifada empezó en 1987 y duró hasta 1993.
La segunda empezó en septiembre del 2000 y acabó oficialmente en el 2005.

No hay comentarios:

Publicar un comentario